headerphoto

1.300 aniversario de la batalla de la Janda. Y 3

En cuanto a la batalla en sí, hay varias versiones y formas de contarla. Eslava Galán la cuenta a su manera: “El caso es que la batalla fue larga y peleada, como escribe un cronista, se podía pensar que era el fin del mundo: «Los huesos de los muertos permanecieron allí largo tiempo. El ejército de Rodrigo resultó aniquilado, y con Rodrigo pereció la flor y nata de la aristocracia goda, los que llevaban anillos de oro en los dedos, que los distinguían de las categorías inferiores, que sólo los llevaban de plata o cobre. Otra leyenda asegura que Abdelazis, el virrey del califa en España, se casó con Egilona, la viuda todavía suculenta del rey Rodrigo. «A rey muerto, rey puesto», pensaría la práctica viuda, o quizá la obligaron, vaya usted a saber”. Pero, como estamos celebrando el mil trescientos aniversario de dicha batalla creo yo que tendría que recurrir a una forma más seria ¿? de contar la historia.  En febrero 2010 la revista  Historia Militar  publicó un artículo de Fernando Soteras Escartín sobre la batalla de la Janda. Publico un extracto:” La cesión intencionada de terreno, por parte de los musulmanes, terminó cuando se posicionaron sus primeras filas sobre el afluente del río Barbate y su segunda fila en las colinas al otro lado del mismo, en definitiva, en terreno blando, con capacidad de un posible envolvimiento por ambos flancos y con facilidad para que se pudieran utilizar a los arqueros y los auxiliares con ventaja en el combate a distancia… Es entonces cuando, a partir del cuarto choque, ya sobre este segundo frente, el mismo 26 de julio, y en lo más enconado de la batalla, los visigodos deciden utilizar a la caballería pesada contra lo que parecía que era el centro conformado del despliegue musulmán, sobre el mismo afluente del río Barbate, con la intención de decidir de una vez por todas la batalla… En ese momento, las dos alas del ejército del rey Rodrigo, antes mencionadas, de forma sorpresiva, se retiran de sus posiciones de cobertura, dejando con ello desprotegidos los flancos del ejército… La traición es evidente y los jefes witizanos empiezan a sembrar la discordia entre las filas godas empezando a producirse deserciones. Efectivamente, ambas alas del ejército godo empezaron a desbandarse hasta el punto de ver con asombro como algunos nobles, juntos a sus clientelas de siervos y soldados, se iban pasando a las huestes de Tarik… la superioridad numérica en ese momento de los musulmanes y las acciones de la caballería de contacto árabe y siria sobre los flancos del despliegue visigodo, conformado al efecto, inclinaron finalmente la balanza y diezmaron al ejército Visigodo”. El ejército viejo, señorial y clásico de los visigodos fue derrotado por el ejército musulmán compuesto por tropas ligeras y flexibles. La derrota de unos y la victoria de otros significaba el fin del mundo visigodo y por ende el del mundo romano y su sustitución por otro que en España, dependiendo de la zonas, iba a durar toda la Edad Media. Al Ándalus fue ante todo mezcla, de civilizaciones, de razas, de lenguas, de religiones… también fue afán de conocer, convivencia y tolerancia. Al Ándalus se inició en España en la Laguna de la Janda, un tal día como hoy, o antesdeayer, hacer mil trescientos años. Es una pena que no hayamos sabido celebrarlo como la ocasión se merece… Nos ha faltado espíritu andalusí para festejarlo.

0 comentarios: