headerphoto

La Guerra Civil en Benalup de Sidonia. La victoria. Los testigos locales en los sumarios. Y 2

En tres grupos podríamos dividir las declaraciones de estos patronos de los sumarios del 37. En primer lugar las del encargado o el hijo del dueño de la Cañada del Valle. Recordemos que en aquel verano había más de sesenta campesinos descorchando en la finca. Los dos tienen que ir a declarar cinco veces y siempre son declaraciones positivas para los trabajadores, sobre todo en el caso del encargado Juan Gómez Gómez, constituyendo el posicionamiento más favorable a los trabajadores de todos los sumarios. José Espina Calatriu; también declara varias veces, la mitad de ellas dice que tenía conducta buena y la otra mitad que no conoce al trabajador porque era el aperador quien se encargaba de las cuestiones laborales. El tercer grupo viene constituido por la familia Vela. Para las tierras de Antonio Vela Pérez Blanco declaraba su encargado Manuel Órtiz Aguilar, conservando una postura neutra y diciendo que deberían ser de la UGT o CNT porque los tuvo en régimen de alojamiento forzoso (“al inculpado Francisco Vargas Casas como alojado impuesto por la Bolsa del Trabajo desde el diez y nueve de Febrero hasta el veinte o veintiuno de Julio de mil novecientos treinta y seis, no habiendo observado en él conducta ni manifestaciones que le señalen como militante extremista aunque desde luego debía ser socialista pues los alojamientos forzosos de obreros eran regulados por dirigentes de dicha organización”), en un caso su declaración fue positiva hacia el campesino. El que más veces declaró fue Juan Vela Morales, en cuatro ocasiones declaró que no lo conocía pues era el encargado el que llevaba el personal y en otras tres lo hizo en forma positiva hacia el jornalero. Dos veces tuvo que ir José Vela Morales y manifestó que no recordaba al trabajador, por llevar esas cuestiones el encargado. También hay declaraciones de otros encargados y propietarios pero no se repiten como las anteriores.
Los sumarios del 39 son ya distintos porque es el inculpado el que elije sus dos testigos para que lo avalen. Entonces los campesinos juzgados acuden a miembros del poder establecido del pueblo (falangistas, propietarios, industriales…) con los que tienen algún tipo de relación, buscando que de alguna forma les ayuden a salir bien parados de la situación tan complicada en la que se encuentran. Hay que conocer el contexto de ese momento concreto para entender que en ningún caso el aval fue completo, pero en quince ocasiones se optó por  “lo avalo con respecto a su actuación en Casas Viejas y no en la zona Roja por desconocer su actuación”. En cinco casos el no aval fue absoluto, coincidiendo con aquellos que más se habían significado en los Sucesos. Juan Sopas eligió como testigos a José Vela Morales y Juan Bascuñana Estudillo, los dos hicieron la misma declaración consistente en que no lo avalaban y manifestar que perteneció al partido radical. Me llama la atención la postura del cura Manuel Muriel Guerra, por su escasa significación en los sumarios, mientras que en otros pueblos de España y del entorno el papel del cura fue clave en las acciones represivas contra los republicanos. Como testigo participa por primera y última vez en estos sumarios el cura en el complicado y difícil sumario de Curroestaca, a instancias del imputado. El Padre Muriel declara entre otras cosas: “Que con dicho individuo solo ha tenido una ocasión de hablar, y fue cuando habiéndosele muerto una tía, vino para que se le hiciese un entierro católico”. Pero insisto solo una vez de cuarenta y cinco posibles. Esta no intervención ni en los sumarios, ni en las acciones represivas durante la Guerra Civil le van a posibilitar el liderazgo social en el primer franquismo. Las personas más demandadas por los imputados como testigos fueron José Guillén Delgado en once ocasiones, Juan Pérez Blanco en cinco. Eugenio Cozar en cuatro, Manuel Pérez Barrios con tres y en dos ocasiones Manuel Sánchez Sánchez, José Espina Calatriu, Juan Bascuñana Estudillo y José Cantero Esquivel.

0 comentarios: