headerphoto

La Guerra Civil en Benalup de Sidonia. La victoria. Los huidos a Francia. 1

Ya hemos visto que muchos benalupenses tenían el objetivo de llegar a Francia para no caer en manos del ejército nacionalista y evitar las posibles represalias. Un grupo lo consigue y así José Durán Fernández, Antonio Lino Reyes, José Jordán Casas, Juan Rodríguez Mendoza o Antonio Cruz García pasan al país vecino, donde los franceses no los reciben con los brazos abiertos hospedándolos en improvisados campos de concentración. Meses después empieza la Segunda Guerra Mundial y a estos se les presenta una diyuntiva o se enrolan en el ejército francés para luchar contra los alemanes o vuelven a España donde Franco ha mandado varios mensajes en el sentido de que no serán muy duros con los que vuelvan. Juan Rodríguez Mendoza se vuelve para España, pasa por Roncesvalles hasta Pamplona, donde le entregan un salvoconducto que le permite llegar a Benalup. En la declaración en su sumario declara que después de la caída de Málaga, desde Almería viajó por el levante español hasta llegar al pueblo de Abiar en Barcelona, “donde estuvo trabajando de peón de albañil y en las faenas agrícolas por espacio de dos años y el día diecinueve de diciembre de mil novecientos treinta y ocho le obligaron a ingresar en el Ejército Rojo prestando sus servicios en la Brigada número 141, pasando a Lérida donde fueron derrotados por las tropas Nacionales pasando a Gerona y desde este punto a Francia desde donde solicitó pasar a la Zona Nacional, que le concedieron, dirigiéndose a Pamplona donde estuvo tres meses en espera de pasaporte para dirigirse a esta ciudad”. Antonio Cruz García, Tariero cuando cayó Málaga se dirigió a Almería y de ahí a Pozoblanco, donde estaba cuando murió su cuñado Gallinito. Al final de la guerra termina en el frente de Cataluña y en febrero del 39 se ve obligado a pasar la frontera a Francia. Las pésimas condiciones de los campos de concentración franceses, unidas al deseo de volver con su familia le hace aceptar la oferta del gobierno español de volver a España. Una vez de regreso se le juzga y le caen catorce años y un día de los cumple sólo seis. Después vuelve a Benalup de Sidonia.  El otro grupo integrado por José Durán Fernández, Antonio Lino Reyes y José Casas Jordán se integran en el ejército francés para seguir luchando contra el totalitarismo. Formaban parte del medio millón de republicanos que cruzaron la frontera en los últimos meses de la guerra civil, tras la caída de Cataluña. En Francia, fueron internados en campos de concentración distribuidos por el sur de país: el Campo de Argelès-sur-Mer, el Campo de Le Vernet d'Ariège, Barcarès y Septfonds. Con el avance de la Wehrmacht por Sedán en mayo de 1940, las defensas francesas se vieron desbordadas y muchos de estos españoles cayeron en manos nazis. Tras un paso por los campos de prisioneros de guerra (Stalags) fueron enviados a Mauthausen, donde integraron el grueso del contingente español. José Durán estuvo en el campo de concentración de Septfonds, en cuya localidad del mismo nombre los franceses montaron un campo de internamiento, en el departamento de Tarn y Garona (Mediodía-Pirineos). Antonio Lino Reyes llegó a Francia como miembro de la columna Durruti ingresando en el campo de internamiento de Vernet d'Ariège , donde estuvieron recluidos 15.000 refugiados y combatientes españoles. Se amplió y cobró importancia al pasar a ser considerado como campo de acogida por la Commission de recherche de camps de concentration et de rassemblement para confinar en un principio a los aproximadamente 10.000 combatientes españoles de la División Durruti que, después de la derrota de la Segunda República Española, habían traspasado la frontera con Francia.

2 comentarios:

Una mujer dijo...

Don Salus siga usted escribiendo...¿Qué vamos a hacer si no escribe?:::Gracias por los artículos tan buenos que hace y por la información que nos transmite..Un saludo..

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

Muchas gracias. Yo pienso seguir escribiendo hasta que siga disfrutando como lo hago. Gracias.