La Guerra Civil en Benalup de Sidonia. La victoria. Vae Victis. 2

Caso especial fue para los que habían participado en los Sucesos de Casas Viejas, sobre todo, si habían huido y no habían sido juzgado en el 34, como en el caso de Sopas y Curroestaca. Del sumario de Juan Sopas: “El 15 de junio próximo pasado, se informó por conducto de la alcaldía de Medina Sidonia sobre la conducta y antecedentes del individuo natural de esta localidad, Juan Rodríguez Guillén (a) Juan Sopas) que se hallaba en el campo de concentración de Daya Vieja (Albacete) cuyo informe lo fue muy desfavorable por ser este el principal responsable de los célebres sucesos ocurridos en esta aldea en enero del año 1933… Y teniendo noticias vehementes el que suscribe de que dicho sujeto pasea tranquilamente por las calles de Jerez de la Frontera…tengo el honor de  denunciarlo a la respetada autoridad de V.S para los efectos en que en su vista estime procedente” Firmado el encargado del destacamento de Casas Viejas Felix López Sánchez.  El 7 de Octubre, a los tres meses de la denuncia es detenido en la finca del Olivar del Cuartillo, en Jerez de la Frontera, por Felix López,  ex viejo amigo de Sopas y dos guardias civiles de Jerez. A Francisco Gutiérrez Rodríguez, Curroestaca, le tenían un especial interés en  Casas Viejas, lo localizan en el campo de concentración de Albatera, Alicante y de ahí a la cárcel. En el sumario la familia Alcántara Serrano en pleno (hermanos e hijos) declaran con mucho interés en su contra. Proceso que será objeto de otra entrada.
El segundo grupo está compuesto por aquellos que les pilló el fin de la guerra luchando en el bando republicano y son recluidos en campos de concentración provisionales. Ese fue el caso de Francisco Rocha Acebedo del campo de concentración de Huelva (que se mandó a construir al final de la guerra y ante el agotamiento de los existentes. Tenía una capacidad de 2000 prisioneros), Juan García Jiménez y Francisco Jiménez Candón estuvieron en el campo de concentración de San Martin de Pusa Toledo o Miguel Estudillo que estuvo en el de Orduña o Luis González Cejudo en el de Benalua de Guadix o José Barberán Lara en el de Aguilar de Córdoba. Nos vamos a detener en el caso de José Suárez Orellana pues sus memorias nos posibilitan un grado de conocimiento no posible en otros casos. Pepe Suárez no había participado en operaciones militares, pero era consciente de que por su relevancia en la segunda república podría ser objetos de grandes represalias. Así que se dirige a Alicante para huir a Francia. En la  Wikipedia podemos leer que: “Tras el final de la Guerra Civil en el puerto de Alicante, y después de haber pasado por el denominado "Campo de los almendros" en la ciudad de Alicante, comenzaron a llegar al campo de concentración de Albatera miles de prisioneros, que habían acudido a Alicante con la esperanza de embarcar y huir de la represión franquista. Llegaban en convoyes ferroviarios y en camiones tras un largo y penoso viaje. La cifra de prisioneros se sitúa entre veinte y treinta mil”. En el muelle alicantino la República vivió sus última horas, cuando miles de refugiados, como José Suárez o Paco Estudillo, su sobrino,  esperaban inútilmente la llegada de los barcos que los condujeran al exilio y así huir de las huestes de Franco. Los barcos salvadores no llegaron y los que sí lo hicieron fueron las tropas italianas de la División Littorio. Era un 30 de Marzo de 1939. Suárez Orellana lo cuenta así: “Después vino el sálvese quien pueda. Y ahí fue Troya. La desbandada que se formó. Ante este desconcierto empiezan a correr los rumores  de que llegarían al muelle de Alicante barcos franceses para transportarnos. Estuvimos en el muelle varios días con sus correspondientes noches sin saber cual sería el destino que la providencia nos tenía preparado… Lo que si llegó fue una columna italiana y nos cortó la salida y  empezaron a emplazar los cañones y las ametralladoras, apuntando hacia el muelle; vista esta maniobra, el terror se apoderó de toda aquella masa humana porque llegamos a creer que nos barrerían con las ametralladoras y los cañones ahí emplazados… Empiezan unos a suicidarse y otros se tiraban a la mar…Ahora empieza la evacuación del muelle y empieza a salir aquella multitud humana reflejando en sus rostros la desesperación que les embargaba” 
En la foto José Suárez Orellana en 1914

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV