headerphoto

Elecciones en la Segunda República en Casas Viejas 1

Se están celebrando las fiestas de Malcocinado y estamos inmersos en plena campaña electoral, por eso me ha parecido oportuno publicar algunos documentos relacionados con Malcocinado y con las elecciones en la Segunda República. En las de 19 de noviembre de1933 las secuelas de los Sucesos de Casas Viejas dieron la victoria electoral a las derechas. Dice Diego Caro: “Con un censo electoral formado por más de seis mil asidonenses, sólo acudieron a votar unos mil quinientos, es decir, apenas el 25 por ciento, lo que daba un porcentaje de abstención del 75 por ciento, trece puntos por encima del conjunto de la provincia de Cádiz, que fue la que tuvo el abstencionismo más elevado de toda España. Con esta participación la candidatura de las derechas monárquicas obtuvo 894 votos, la del Partido Radical- al que pertenecía el alcalde- sólo 137 y la coalición de los republicanos de izquierda y los socialista se quedaba con 496 votos” Después del escándalo del Estraperlo (Straus y Perl) Lerroux dimite y se convocan elecciones. El 9 de Octubre de 1935 el Heraldo de Madrid, periódico próximo a Izquierda Republicana publica el siguiente reportaje: “Cuando aún prosigue la campaña en torno a los desgraciados sucesos de Casas Viejas, un hombre ecuánime y veraz, el exdiputado por Cádiz e ilustre catedrático D. Antonio Roma Rubíes, que acaba de visitar aquel pueblo, nos dice que allí hay un gran ambiente a favor de D. Manuel Azaña y del partido socialista. Es natural. Allí no sucedieron solamente durante el bienio aquellos desgraciados sucesos, sino que se hizo por parte de los gobernantes de entonces una labor magnífica para redimir a aquellas pobres gentes de la miseria en que vivían.
Aplicándose la Reforma agraria a la finca Malcocinado se ha constituido en ella una explotación colectiva, modelo en su género, y en la cual más de cien familias han encontrado su bienestar. Y no solamente esto, sino que se han creado escuelas, y el Patronato de Misiones Pedagógicas envió una gran biblioteca.
Así que- nos dice el Sr. Roma Rubíes- en los días que yo he estado con aquellas buenas gentes todos me expresaron una gran admiración por la obra realizada por el Sr. Azaña y sus compañeros de Gobierno, y me encargaron que visitase a aquel ilustre hombre público en su nombre y le transmitiese un saludo afectuosísimo y su deseo de que los visite para tributarle personalmente el homenaje de su admiración y cariño. En efecto, yo he visitado al Sr. Azaña el mismo día que salía para el Extranjero. El ilustre ex presidente del Consejo agradeció mucho la atención e interesándose grandemente por los progresos de la Reforma agraria en Casas Viejas me indicó que más adelante, cuando sus ocupaciones se lo permitan, irá a aquel pueblo para conocer todo ello”

Del artículo, además de la evidencia de que Malcocinado y Casas Viejas pertenecían a la misma entidad, observamos como en este ambiente preelectoral anterior a las elecciones de febrero de 1936 la Comunidad de Campesinos de Malcocinado se utiliza como contraofensiva a la sempiterna campaña de Casas Viejas contra Azaña y los socialistas, llegándose a anunciar una visita de Azaña a Casas Viejas, hecho que no llegó a producirse. En las elecciones de febrero de 1936 se produjo una aplastante victoria en Casas Viejas de los republicanos de Azaña y los socialistas. Este resultado que en un principio podría extrañar lo explica perfectamente Diego Caro: “Se dio así la curiosa paradoja de que un movimiento ideológicamente antipolítico como el anarcosindicalista, había decidido con su actitud los resultados de las elecciones de 1933 y 1936, en Medina Sidonia y en todas las poblaciones donde era hegemónico en el movimiento obrero”. En efecto, los jornaleros mayoritarios en Casas Viejas se habían abstenido en el 33 y habían votado mayoritariamente al Frente Popular en el 36. La clave electoral de estos años de la II República estuvo en la abstención o no de las masas obreras de adscripción anarquista en aquellos tiempos. Ahora las cosas han cambiado mucho, pero parece que aunque el resultado en las elecciones municipales del próximo 22 de mayo previsiblemente será a favor del PSOE la diferencia entre éste y el PP (Josefina Cuesta,  en su libro de 2008 La odisea de la memoria escribía en relación a Casas Viejas que:“Hoy la arquitectura urbana ha borrado todo vestigio del pasado y de su misería, no así de la gran propiedad en la que se inserta, ni de la tradición política de un pueblo que, a principios de siglo XXI, no tenía ningún concejal de derechas”) va a venir dada por el grado de abstención de una gran parte de la clase trabajadora muy castigada por la crisis actual de la construcción. Teniendo en cuenta esto entiendo mejor algunas de las cosas que están pasando en esta campaña electoral.

0 comentarios: