headerphoto

Libro de la historia de Medina Sidonia

Hoy martes 26 de abril se presenta el libro sobre la historia de Medina redactado por profesores de la Facultad de Historia de la Universidad de Cádiz, en colaboración con Diputación. Dicho libro ha sido coordinado por el profesor de Historia Contemporánea de la misma Facultad, Diego Caro. Va a ser el eje de la Semana Cultural que se celebra del 26 al 30 de abril en Medina Sidonia. He coincidido alguna vez con Diego Caro en el archivo de Medina cuando investigaba para la parte contemporánea de él, muchísimas con historiadores locales y ello me merece algunas reflexiones.
Que haya una presentación de un libro de la historia de un pueblo y realizado por un equipo de profesores de la Universidad tiene que ser objeto de celebración y halagos. Inevitablemente no puedo dejar de comparar con el que se presentó el 11 de enero en la casa de la cultura de B/CV.Los sucesos de Casas Viejas en la historia, la literatura y la prensa (1933-2008),  fue coeditado por la Fundación 'Casas Viejas 1933', la Diputación de Cádiz y el Ayuntamiento de Benalup-Casas Viejas me da la impresión de que han tenido menos repercusión en el pueblo que lo va a tener el libro de la historia de Medina en el suyo, pero sin embargo el de los Sucesos de Casas Viejas ha tenido mucha más repercusión provincial, regional y nacional. De hecho, el mismo día que se presenta el libro de Medina, también lo hace el coordinado por Brey y Gutiérrez Molina en el Ateneo de Madrid, con la participación, nada más y nada menos, que de Julio Aróstegui. Por cierto, en Vejer, por estos días tamibén,  ha editado un fascimil llamado Vejer recupera su memoria, escrito por Francisco Javier Hernández y Santiago Moreno.
Comparaciones, a parte, que nunca son buenas y dejando sentado lo extraordinario y positivo que tiene la publicación de libros de esas características no me resisto a hacer otra puntualización. Constatar lo difícil que a la vista de los hechos consumados resulta involucrar a la población civil en la creación de su propia cultura. Conozco bien la política cultural que se realiza en B/CV y creo que adolece de ese problema, hay muchos actos que vienen de fuera, pero muy pocos actos y apoyo a lo que se hace dentro. Uno de los objetivos de aquel proyecto fallido o al menos parado de PGOU que realizó Fustegueras para Benalup-Casas Viejas decía textualmente: "En el ámbito cultural, transformar la ciudad en un lugar en el que se invierta la relación consumo-creación, a favor del momento creativo de la producción cultural."  Se trataría de darle la vuelta a aquella máxima del despotismo ilustrado "Todo para el pueblo, pero sin el pueblo".
Terminaré con lo que importa que es lo importante;  hoy se presenta el libro de la historia de Medina, en el teatro Miguel Mihura a las 8,30, allí estaré y compraré un ejemplar. Independientemente del enriquecimiento académico que supone, seguro que me va a permitir publicar algunos pots  y así poder seguir  dándole larga vida a este blog.
La foto de Mintz de finales de los setenta en Medina. Preciosa como todas. La cotidianidad atrapada en una fotografía.

2 comentarios:

Juan Fco. dijo...

Llevas mucha razón. El pueblo tiene que hacer suya la cultura, si no es así, mal andamos. Imagino que las repercusiones serán debidas a la importancia del acontecimiento, y los Sucesos lo tienen bastante.
Un saludo. Por cierto, me ha hecho sonreir la foto. Es el callejón de Estebana, conocido aquí en Medina como el callejón de Peguero.

Salustiano Gutiérrez Baena dijo...

La foto es preciosa, además recoje un momento muy típico de aquellas época, cuando los niños nos tardábamos un poco más de la cuenta y la madre nos metía en la casa con argumentos poderosos.