headerphoto

Las Lagunetas y su romería

Este fin de semana se celebra la Romería de las Lagunetas. Me alegra que el cartel elegido haya sido fruto de un concurso que fomenta la participación ciudadana. El programa de fiestas de la Romería de las Lagunetas es el siguiente, según aparece en la página web del Ayuntamiento de Benalup-Casas Viejas.
En el siglo XIX, según el documento de Juan Algarales García, eran tres las pasadas que había del río Celemín, por la zona; la de la Motilla, la de Enmedio y la de los Chinos. La primera se encuentra justo al norte de las actuales Lagunetas, la de Enmedio se localizaba en la que luego iba a hacer la venta Curra y en donde hoy están construyendo el puente. La de los chinos es la más meridional, esta a la derecha del área del Celemín, cerca de los dolmenes que excavo Mergerina, donde estaba el charco Lázaro.En torno a esas tres pasadas y sobre todo las dos primeras se han ido formando sobre la finca de Reyes las actuales Lagunetas.El nombre de las Lagunetas le vino por una serie de lagunas o posas que hacia el río donde las personas se bañaban. La más importante y famosa era el Charco Lázaro, le seguía en importancia el charco Curra. Durante los dos primeros tercios del siglo XX las Lagunetas y su entorno se convirtieron en una zona que compatibilizaba el poblamiento autóctono disperso con la visitas pendulares de gente de la ciudad o de Casas Viejas que venían a cazar, a bañarse o a pasar algunos días en plena naturaleza.


Son las visitas del doctor Segovia que tan bonitas fotografías nos ha dejado o las del grupo de amigos de Angelín, Nicolás Vela, Ricardo o Eugenio... por poner sólo dos ejemplos. Estamos ante el inicio de un tipo de turismo que tenía un bajísimo impacto medioambiental. Pero en el último tercio del siglo XX la situación cambia. Lo cuenta así Sandra Estudillo en su trabajo: "Las Lagunetas era una zona en la que sólo habitaban de 8 a 10 familias, entre las que se encontraba la familia Reyes. Esta familia era muy conocida en lugar ya que le pertenecía una gran parte de Las Lagunetas, cuya finca estaba situada en el centro de ella. Tras el fallecimiento del cabeza de familia, sus hijos y nietos junto a su esposa decidieron vender la finca completamente, dividida en parcelas". Esto facilitó que mucha gente comprara pequeñas parcelas para construirse una segunda vivienda, los compradores eran del Campo de Gibraltar o de la vecina Casas Viejas.
La primera vez que va la virgen en Romería a las Lagunetas fue el 15 de agosto de 1979, en un carrito de bebe, por iniciativa de Pepe Herrera, luego conocido como Pepe el Fraile, con el objetivo de recaudar fondos para comprarle un ojo de cristal a uno de los hijos de Mañez. Tenemos constatado que en las fiestas de julio de 1980 también se montó un chiringuito para el mismo fin.
A finales de los setenta empieza a funcionar la Asociación de Vecinos de las Lagunetas. El primer objetivo era la consecución de la instalación de las infraestructuras necesarias que permitieran los equipamiento de agua y electricidad Entre los primeros socios destacan Chano Ordóñez, Juanito "El Biergo", Diego Correro y Beatriz Toledo, José Estudillo y María Mateos, Chaquetas....

A partir de los noventa el crecimiento es vertiginoso. A principios del siglo XXI,en el año 2005 se construyó una urbanización de 25 casas adosadas con piscina incluida, de las cuales no hay habitadas en la actualidad ninguna. El estado actual de las Lagunetas, con muchas casas realizadas sin planificación previa, con una urbanización no necesaria y con mucho terreno dispuesto a edificarse es todo un ejemplo de lo que no le debería pasar a la sierra, que todavía sigue siendo el espacio mejor conservado del término. En este contexto cobra más fuerza si cabe la frase con la que encabezaba su trabajo Sandra Estudillo, que la había obtenido de una de sus fuentes de información y que tanto para ella, como para mí, resume la historia reciente de esta zona:

"EL PASADO LO ADORABA, EN ÉL PRESENTE MUCHA GENTE Y EL FUTURO ME AGOBIA"
 
La primera foto es del blog de Juan Alconchel, la segunda del trabajo de Sandra.

1 comentarios:

ANTONIO MORENO dijo...

Efectivamente,yo estuve en aquella "primera" romería de Las Lagunetas y el carrito de bebé no veas la lata que nos dio en el regreso con una rueda atascada, aunque el retorno lo hicimos parcialmente en vehículos hasta las cercanías del pueblo); también participé en el chiringito para recaudar fondos, situado en la esquina de la calle Nueva con la calle Vendaval, con anecdota personal incluida: "Oye, chaval, un destornillador" - me pidió uno. Y me llevé un rato buscando un destornillador para prestarselo, hasta que alguien me dijo: "Quillo, que el "destornillador" es un vodka con naranja".
¡Y yo no sabía ni lo que era el vodka!
¡Que tiempos aquellos! Tiempos de "juventud, divino tesoro", llenos de ilusión, sueños, fantasías y esperanzas. Y como ha cambiado todo desde aquellos dias hasta hoy en las Lagunetas, su entorno y su romería.