Mujeres

De esas presentaciones que se mandan por doquier a la lista de correos más o menos amigos ha salido la ilustración que sostiene el fotoblog de hoy. La viñeta de arriba es una reproducción más o menos fidedigna de las espigadoras de Millet. Tres mujeres en plena faena agachadas para recoger las espigas. En la de abajo, tres mujeres, las mismas, pero 150 años después, agachadas recogen las basuras que hay en un recinto urbano. Lo único que cambio es el fondo, de un mundo rural pasamos a un mundo urbano, pero la pobreza, la injusticia, la soledad y la amargura es la misma. En las crisis todas las personas lo pasan mal, pero si hay un sector que se ve afectado especialmente son las mujeres. A mi esta viñeta me ha recordado a las mujeres de los sopacas que iban detrás de ellos rebuscando las espigas, las de los anarquistas de Casas Viejas que se buscaban la vida en la década de los treinta mientras que sus hombres estaban en la cárcel o en la guerra del 36 al 39, o en la cárcel de nuevo. Y me recuerdan las madres y las mujeres de los albañiles que ahora lo están pasando tan mal, las cuales hacen tiempo se sentían tan orgullosos de que sus familiares trajeran tanto dinero a casa y ahora son las primeras que tienen que soportar con resignación y optimismo las consecuencias de una crisis cíclica que ni han provocado, ni entienden, pero que si sobrellevan lo mejor que pueden. Hoy día 8 de marzo quiero con este humilde fotoblog rendirle mi mas sincero homenaje a las mujeres.
Reproduzco el pasadoble de Luis Guillén a las mujeres en la comparsa de los superhéroes.
En mi pecho van fundidos
estos cálidos latidos
que me dan mis dos mujeres.
Una, en su vientre me hizo 
otra con sus  dulces  hechizos,
hizo mio su vientre
y juntitos van latiendo dos amores en un tiempo.
Una me ha dado la vida "Ay"
otra mí as de corazones
la que me da razones pa yo vivirla.
Una es la reina de mi cuna y mi tesoro
a pesar de sus arrugas
es la niña de mis ojos.
Otra es la dueña de mi cama, de mis sueños,
abrazado a su mirada
yo quiero hacerme viejo.
Si la primera me enseñó a mí el camino
yo le abró a mi amada
las puertas del destino.
Y en la batalla de la vida
cuando yo caigo herido,
soy el pañuelo donde seco yo mis llantos
y mis hombros y mis quejios
en los momentos más dichosos y más felices.
Me emborracho con su risa
porque son como el buen vino
vino del que yo bebo y yo brindo
por mi madre es la más grande
la que a mí me ha pario
y por la que me hizo grande
por ser la madre de mi hijo.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
UN PAR DE CORRECCIONES:ES, CON SUS DULCES HECHIZOS,HIZO MIO SU VIENTRE
Y MAS ABAJO,ES,MI AS DE CORAZONES.

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV