headerphoto

La Guerra Civil en Benalup de Sidonia. Vida cotidiana en la zona nacional. Las interinidades de maestros.

 Llegados al poder los nacionales se hicieron cargo de la administración, pero esta fue sometida a un proceso especial denominado depuración para erradicar a los funcionarios no adictos a su ideología. Esta tuvo un carácter especial en educación, debido a la importancia, lo mismo que desde otros presupuestos habían hecho antes los republicanos,  que se le otorgaba para el futuro de la nación. La depuración del magisterio fue un proceso y un filtro a través de los cuales se buscaba borrar y eliminar toda la obra educativa republicana, caracterizada por el laicismo, la coeducación y la introducción de nuevos métodos pedagógicos. En Benalup de Sidonia una vez pasados los primeros trámites por los que pasaron todos los maestros, afectó al maestro Manuel Sánchez Sánchez. Este fue acusado de colaboración con la República porque había actuado, por orden del gobierno de aquellos momentos, como auxiliar administrativo de la Comunidad de Campesinos de Torrecillas y Pedregosillo. Éste mientras duraba el proceso marchó al ejército nacional a Puerto Calatraveño como Brigada de complemento. El 16 de octubre de 1937 la comisión depuradora provincial envía al Ayuntamiento de Medina un escrito comunicando que queda repuesto en su cargo. El 15-12-1937 tomo de nuevo el cargo de propietario de la escuela de niños número 1 de Benalup de Sidonia. El tiempo que estuvo en la guerra fue sustituido por el cura Manuel Muriel y la maestra Mercedes Pérez Blanco. La otra escuela de niños también se vio privada de la presencia de su titular Francisco Martínez Ruiz, pero en este caso porque tuvo que incorporarse a filas por su reemplazo el 29 de mayo de 1937, el Ayuntamiento nombró como maestro interino de esa plaza a Francisco Grimaldi Sánchez, “que tiene cursado once años de estudios en el Seminario Conciliar”. Pero en enero del año siguiente es cesado por “orden telegráfica de la Comisión de Cultura y Enseñanza”, se desconocen las razones concretas, siendo necesario buscar un nuevo maestro. En estas circunstancias de escasez de profesionales por la depuración política y por el hecho de que muchos maestros se tenían que incorporar a filas por su reemplazo, la selección de candidatos debía flexibilizarse. Este es el escrito que envía el inspector al alcalde de Medina: “Habiendo cesado el maestro interino de la Escuela Unitaria nº 2 de Benalup de Sidonia… esta Inspección se dirige a VS para que urgentemente me comunique si ese Ayuntamiento de su digna Presidencia puede nombrar con cargo al Presupuesto Municipal un Maestro interino provisional con sueldo de mil quinientas pesetas anuales. La persona en quien ha de recaer el nombramiento ha de ser preferentemente varón con título de Maestro, Bachiller, Universitario, Sacerdotal, etc. O con la mayoría de los cursos de la carrera del Magisterio aprobados. A falta de varón puede ser nombrada una mujer. Cádiz, 20 de enero de 1938. II AÑO TRIUNFAL”.La preferencia al sexo varón vendría determinada porque la escuela era de niños y se prefería un maestro de su mismo sexo. Llama también la atención los 9 euros de sueldo anual que recibía el elegido. El 29 de mayo de 1939 se hizo cargo de la plaza de nuevo su propietario Francisco Martínez Ruiz, al ser licenciado del Ejército Nacional. En la actualidad tanto la selección de profesionales de la educación definitivos como interinos es gestionada por la Delegación Provincial de Educación, aunque hay algunos proyectos experimentales en el que para determinados casos se le da la potestad al Director del Centro.
En la fotografía Don Manuel Sánchez con su clase.

0 comentarios: