headerphoto

El Bicentenario de la batalla de Casas Viejas. Llegada y asedio. 2

El convento al que se refiere el soldado y en el que se va a desarrollar el grueso de la batalla debe ser la Morita, pues no hay otro edificio que responda  a las descripciones y que sea capaz de albergan los dos cañones a los que alude. Por otra parte se plantea la duda de que Blakeney habla siempre de un convento que se llama  "Santisima Casa Vieja" .  Siendo soldado debe saber la diferencia entre un edificio militar y un edificio religioso y la Morita no se encuentra en el camino entre la pasada del Barbate y Medina “ Ahora adelantamos, cruzamos  el río Barbate, cuando nos saludaron calurosamente de la "Santísima Casa Vieja", como la llamaban los españoles, que al mismo tiempo envió de veinte a treinta tiradores.  El regimiento  da un rodeo  para llegar en la parte posterior del convento, mientras que la compañía 
ligera empuja a los tiradores ganando la colina en la que se sitúa el edificio.  El coronel Browne pensó atacar el convento por asalto, aunque no tenía escaleras y las paredes eran muy altas, pero cayó en que a pesar de que lo lográsemos el hecho no tendría importancia para nosotros. Así decidió dejar el puesto en manos de los franceses, pero continuando acosándolo para que los franceses de Medina enviaran fuerzas en su ayuda” Una vez tomada la decisión de no asaltar el destacamento refugiado en la Morita, el coronel inglés marcha hacia Medina, pero en el camino se entera de que vienen en auxilio de los franceses asediados en la Morita un destacamento francés superior al suyo en hombres por lo que vuelve sobre sus pasos y se parapeta de nuevo en Casas Viejas. “ El cuerpo principal de la caballería, junto con los pocos caballos de equipaje y que llevaba las provisiones, fueron puesto juiciosamente en un terreno elevado suavemente inmediatamente detrás de nuestro centro, lo que dio una apariencia imponente.   
Al llegar el enemigo se detuvo, sin duda, a la espera de unos refuerzos más fuerte todavía, o quizás imaginando que teníamos más fuerzas de las que se veían. “ Por la noche las tropas anglo española se refugian en la sierra, en lo que es hoy el pantano del Celemín. Los datos que aporta confirman las noticias sobre la belleza y espectacularidad del lugar antes de ser inundado  ”se retiró en silencio en la oscuridad, volvió a cruzar el río Barbate, y entró en el desfiladero del paso de la montaña, que está densamente arbolado y  nos defendía contra un ataque de jinetes”.  

En el centro la Morita con la posicion de los aliados al fondo

0 comentarios: