headerphoto

Discurso del portavoz de la asociación amigos de Mintz


Hola, buenos días, sed todos bienvenidos y gracias por acompañarnos en este día tan especial para nosotros.

En primer lugar, aunque llegó ayer y ya se ha dejado ver por el pueblo, queremos agradecer a Carla Mintz su presencia aquí. Carla, ya sabes que ésta es tu casa y ojalá sigas siendo por muchos años el cordón umbilical entre Benalup y la familia Mintz.

Por mucho que hagamos nosotros, nunca podremos agradecer como se merece todo lo que representa para los benalupenses la obra de tu padre. Así que, nuevamente, transmite a tu madre Betty y a tus hermanos, nuestra alegría y nuestro eterno agradecimiento por compartir generosamente y desinteresadamente los frutos del trabajo de tu padre.

En segundo lugar, la Asociación Amigos de Mintz (y en su nombre Brezo y Castañuela, la Asociación de Jóvenes Ben-Alud y El Hijo de la Luna) quiere dar las gracias a Comercial Román, por el local que nos ha prestado para la exposición, y a Florencio por su aportación a la causa.

Bien: ¿Qué pretendemos con la Asociación Amigos de Mintz?
Muy sencillo: honrar y poner en valor la imprescindible e inmensa obra de Jerome Mintz (libros, fotos, películas, grabaciones orales…) que hay sobre Benalup-Casas Viejas.

Trabajarla, sacarle brillo y ofrecerla desde aquí, como así lo ha expresado su familia, a todo el que esté interesada en ella.

En este sentido, a quienes formamos esta asociación nos unen la pasión por la historia de nuestro pueblo, muchas ganas de hacer cosas y el entusiasmo.


Nuestro objetivo y compromiso es, al menos una vez al año, hacer una exposición fotográfica y conceder el galardón “La Gorra de Mintz” a una persona o colectivo que haya aportado algo al pueblo a nivel cultural o social.

Por si algunos de ustedes no saben por qué hemos convertido una gorra en un galardón, les cuento:

Jerome, Jerónimo, cuando hacía vida en Benalup, llevaba calada la misma gorra que veía puesta en los lugareños con los que se relacionaba, a los que fotografiaba y admiraba, con los que hablaba de los sucesos… Con los que se sentía tan a gusto.

Cuando acabó aquí su trabajo de investigación y volvió a Estados Unidos, y a su vida de profesor en la Universidad de Indian, aparte de todas las vivencias y experiencias que se llevó de nuestro pueblo, mantuvo algunas de las costumbres del lugar; entre ellas, la de llevar puesta la gorra de jornalero como una manera de no haberse ido del todo de Benalup y tener esta tierra en todo momento presente.

Así que imaginen ustedes la estampa: todo un doctor de Universidad dando clases en Estados Unidos y paseando por todo el campus universitario con una gorra en su cabeza.

Esta anécdota preciosa que nos contó Carla, esta imagen tan simbólica de lo unido que se sentía Jerome a Benalup, sirvió para que a Manolo se le encendiera la bombilla de las grandes ideas y junto a Salus y Capita crearan este premio: “La Gorra de Mintz”.

Obviamente, la primera gorra tenía que ser para la propia familia Mintz. Su hija Carla la recogió el año pasado durante la actuación de la comparsa El Americano, dedicada a su padre.

Este año, para la entrega de La Gorra de Mintz, tenemos la suerte de contar entre nosotros con la presencia de Carla.
Este emotivo discurso fue leído por Fran Sánchez Mazo, portavoz de la asociación de amigos de Mintz para el acto del sábado en la segunda entrega de la gorra del jornalero.

0 comentarios: