headerphoto

Damas de blanco


El carnaval ha sido siempre un mundo de hombres. En el de Benalup-Casas Viejas la comparsa de las mujeres entraron con fuerza el año pasado (con el precedente de Triunfo Andaluz), en este han dado un importante paso para la consolidación de su presencia. El meollo de las letras es la libertad de expresión, la misma que la tribu, es decir, el mismo mensaje de Sito y Antonio aunque desde diferentes presupuestos. Leyendo sus letras te das cuenta de que el esfuerzo que tienen que hacer las mujeres para participar en el carnaval es mayor que el que tiene que hacer el hombre (Que hemos pasado mucho para poder salir, sin saber y teniendo que aprender sobre la marcha.), lo mismo que ocurre en otros ámbitos como el laboral, por ejemplo. También que los temas que tocan responden a una sensibilidad distinta. Los pasodobles lo dicen todo, hablan del instinto maternal o del inmigrante o la carta que le escriben al alcalde quejándose de que tiene abandonados a sus hijos (el patrimonio histórico). Es hablar desde otro punto de vista distinto al del hombre, aunque como en este caso escriba un hombre; Sito, pero lo hace pensando como dama de blanco, poniéndose en el pape de mujer. Lo dijo el domingo Carla en su pregón:
Aunque la mejor novedad
es la incorporación real
de la mujer al carnaval:
¡Con dos ovarios… y a cantar!
Además del pasadoble sobre el patrimonio histórico, me ha gustado mucho el del abuelo.
Siempre escudao en su gorra
en la mano su ducado
siempre escudado en su gorra
echando un pulso al tiempo.
Mis recuerdos son un tesoro
como lineos en su huerto.
También me gustaría resaltar que aunque sólo lleven dos años cantando en carnavales, pertenecen a la amplia familia carnavalesca, por sus abuelos, padres, maridos, hermanos... Se ve en el libreto y en las relaciones con las otras agrupaciones. Con todos los carnavaleros que hablo sobre este grupo resaltan la conjunción y la fineza conseguida en sus melodías, lo bien que suenan y se escuchan. Sin duda ello está relacionado con la forma en que se toman los ensayos. La constancia, el esfuerzo, el trabajo... que desarrollan en su vida diaria lo trasladan a este mundo. Hace dos fines de semana quedaron varios grupos a cantar y comerse un guisote. Los hombres que allí estuvieron me contaron que las mujeres estuvieron de más de siete horas seguidas ensayando.
Como otras agrupaciones también son muy dadas al agradecimiento, al homenaje, como la entrega de placa que se hizo en la actuación del teatro. En el estribillo llevan unas cuartetas dedicadas al que suscribe este blog. La escuché por primera vez en el teatro, el sábado, no sabía "nada, nadita de nada", les devuelvo mi agradecimiento más sincero y mi emoción.
Me parece que estamos en un momento histórico del carnaval benalupense. La llegada de la mujer a este mundo de la ironía, la guasa, la gracia y los dobles sentidos es muy importante porque esta tiene una sensibilidad y un instinto que servirán para enriquecer enormemente este mundo de la farandula y el espectáculo. Están haciendo historia. Pero para que estas mujeres sean imprescindibles en este campo, como lo son en otros muchos, es necesario que su presencia se continue en el tiempo, empezando por lo más inmediato; el año que viene. Ojalá siga siendo una realidad esos versos de su popurri: Seguiremos en la brecha/con la ternura por bandera. Debemos ser conscientes, para valorarlas en su justa medida, que como dijimos antes, ellas necesitan redoblar sus esfuerzos para salir cada carnaval. El rol que todavía tienen en una sociedad que no termina de soltar el lastre paternalista así lo impone. Pese a eso, para muchos entendidos son las que mejor vocalizan y se entienden.
Un verso.- Que se coman las penas, con piriñacas
Dos versos.- Porque condenaron a mi hijo/por su libertad de expresión
Tres versos.- Derechos a trabajar/nos da la constitución/que en el olvido lo dejan
Cuatro versos.- Yo quisiera saber vivir/en la comodidad de la ignorancia/ en la lealtad del súbdito/a la sombra de la ley rancia
Mi voz no vale un voto/ni mis ideas una guerra/no me encasillo en cotos/ni me siento carne de presa
Al único Dios que rezo/no atiende a la religión/vive en el rincón de un beso/en las entrañas del corazón
Las fotos de Paco Cobi

0 comentarios: