headerphoto

20 Fiesta de la Independencia

Me gusta bastante el cartel de la fiesta de la independencia de este año. Por dos cosas. Una porque me parece de mejor calidad que los anteriores que ha presentado el Ayuntamiento. Dos porque las críticas sobre el del carnaval parece que han surgido efecto. Como escribir no cuesta dinero, a mí me parece que se debería volver a la tradición de los concursos para los carteles, la Hermandad para la Romería ha convocado un premio y han habido varios participantes.Si se trata de fomentar la participación ciudadana esta puede ser una vía adecuada. He leído el escrito del alcalde en el programa del 20 Fiesta de la Independencia.  Dice D. Francisco González Cabaña en su escrito: "Decía el tango de Carlos Gardel que veinte años no es nada... en este caso, fecha que ahora, conmemoramos, para Benalup-Casas Viejas, han sido los más importantes de su historia. Cuando el municipio se ha consolidado y progresado para el bienestar de sus vecinos". Leído así me parece parcial, han sido veinte años muy importantes pero lo mismo que tienen luces, también hay sombras. Es cierto que ha habido un gran desarrollo urbanístico (sobre todo en lo relativo a los equipamientos), económico, tecnológico y cultural. También que tenemos un término escaso y anacrónico, que la aceleración en los cambios han producido baches y depresiones dificiles de solventar y que la crisis de los últimos año ha dejado al descubierto que el gigante que se quería montar tenía los pies de barro. Al mismo tiempo que una buena parte de los eternos perdedores han vuelto al lado de la balanza que antes ocupaban. Por otra parte, creo firmemente que el grupo de gobierno que lleva 28 años en el poder no es el culpable de la crisis por la que pasa Benalup-Casas Viejas, si acaso en algunos detalles menores. La crisis es mundial, global y estructural. En lugares como el nuestro donde el monocultivo de la construcción era tan fuerte, esta se ha dejado notar de la manera que por aquí lo ha hecho. Pero, por el mismo razonamiento creo que tampoco hay que anotarle en exclusiva a ese equipo de gobierno "el milagro" de los últimos veinte años. Este desarrollo de la última decada hay que entenderlo como fruto de un proceso que unos años antes había afectado a todos los pueblos de España y que por distintas cuestiones en el nuestro llegó con una o dos décadas de retraso.
Otra cosa mariposa. Toca programa. Para ser una fecha redonda y con peso, no hay ningún acto relativo a la segregación. Los que la vamos a vivir sabemos que no es la fiesta de la Independencia lo que se celebra, lo que queda en la práctica es la fiesta de la Vaquilla. A mí me parece bien lo de la orquesta en la Alameda, porque pienso que contribuirá a que las peleas callejeras sean menos abundantes. También creo que ya somos mayorcitos para que se pueda debatir, analizar y no tener que tirarnos los trastos a la cabeza.Somos uno de los pueblos de España que tiene una cultura, una tradición y una historia que más interesa a los medios de comunicación. Tenemos muchísimas pruebas de ello y recientes. Aunque hay algunas exposiciones que me gustan, no hay actos sobre nuestra historia, sobre nuestra realidad, sobre lo que somos fruto de lo que fuimos. Los verdaderos traumas y las enfermedades mentales aparecen por querer esconder lo que somos, de dónde venimos y a donde vamos. Las heridas para que cicatricen, necesitan ser limpiadas y cerradas. Me parece bien el acto institucional, pero no debería servir para esconder nada. Por ello, quiero esta semana publicar todos los días un artículo relativo a la segregación, aunque sea cortito e independientemente de los que ya tenía preparado en las respectivas series. No sé como saldrá, pero si alguien se le ocurré acepto ayuda y sugerencias.

1 comentarios:

Matías Romero dijo...

No había leído esta entrada :)
El cartel, bueno, a mi no me gusta, pero este se puede llamar decente, a diferencia del de Carnaval.
Quizás sea un poco exigente yo.