headerphoto

El trabajo en el campo y las máquinas. 1


Me han llegado unas informaciones muy interesantes sobre el trabajo en el campo donde se compara este antes y después de la mecanización. Dice Gil Biués:
“Cuando era un zagal los hombres y también las mujeres íbamos a la venta Nueva, que la llevaba Curro, y ahí venían los camiones de las Lomas a recoger la gente. No había carretera, era un llano de zahorra. En los camiones nos montaban de pie, montados, pegados, e íbamos al “Monajio” (cerca de Naveros), le llaman la Mostaza. Yo tenia 10 años. Mujeres iban muchas, jóvenes, muchachas y chavales, unos más mayores y otros mas chicos. Luego por la tarde dábamos de mano a las 6 de la tarde, antes había cigarrillo de media hora.... El almuerzo a la 1.
Me acuerdo que íbamos en el camión, y se partió una vez el tablero donde íbamos

montados. Fue yendo por Cantarrana. Y un hombre, al que le dicen “el Cobelo”, se cayó en el camión, y después pues le decían: “Manuel pipiiii” para ir a trabajar. Y el decía “No borrico”. Mientras esperaban las mujeres se ponían a bailar mientras llegaban los camiones. Ante no era como hoy, nos distraíamos con cualquier cosa, las mujeres bailaban, jugábamos al pañuelo... y así se pasaba el tiempo.
Y uno que le decían “El cigarron” pues ese hacia muy bien el rano con la boca y se ponían así agachados, rodeados y cantando y el lo hacía, se pasaba muy bien. Aunque el trabajo era muy duro, siempre había ganas de reírse. 
Yo he trabajado en las Lomas, y antes no habían tanto carriles como ahora, la gente corrían para entrar primeros a trabajar y llenar el camión. La gente dormían en una nave de mampostería. Una nave limpia y todos dormían rebujados en una misma habitación, hombres, niñas, niños, etc.  A Espartinas también fui a trabajar, también  a Beancos, pero yo me crié en Paternilla.
Por la tarde íbamos y veníamos andando siempre. Desde el tajo hasta el tajo de la morita estaba todo lleno de ranchos. Cuando chico íbamos a la Peñuela que era una cañada real. Nosotros íbamos a Peñuela a escardar el algodón en esos tiempos se hacia todo de eso, hoy no se hace nada de eso. Antes se castraba el algodón se escardaba el sorgo, la remolacha... Antes se dividía el trabajo. Castrar cuando había mucho trigo se golpeaba, se escogía los mejores y después se iban dejando 5 matas , 5 matas y luego se castraba con las manos y se dejaba una sola mano y después con el legón. El sorgo se golpeaba también y yo también lo he castrado, hasta el trigo se escardaba. Como el trigo es muy espeso no vale una zoleta cualquiera. Metían a gente para escardar. Las maquinas  lo que han echo ha sido quitar muchas peonas. Cuando se castraba la remolacha se cogía a mano, se acarreaba en camiones,  se pelaban las remolachas. Ibas cortando con un cuchillo y le quitábamos las hojas. Cada uno en un líneo y después el camión se ponían en medio de los dos líneos y lo cargaban a mano. Todo ese trabajo después lo fueron haciendo las máquinas y ahora hay tantas maquinas que sueltan una semilla aquí y otra aquí.... y no hay que tocarle ya es trabajo quitado, ya no hay que tocar las plantas para castrarlas . Después inventaron las maquinas para sembrar las remolachas y después las peladoras para pelarlas. Va la peladora delante cogiéndola y echándola al camión por eso ya todos esos trabajos se perdieron".
Las fotos de Mintz

0 comentarios: