headerphoto

El Bicentenario de la batalla de Casas Viejas. Llegada y asedio. 1

El 5 de marzo de 1811 tuvo lugar la famosa batalla de Chiclana que aunque significó la victoria de las tropas anglo-españolas no consiguió el objetivo de desbloquear el asedio francés hacia la ciudad de Cádiz. Para llegar a la Loma del Puerco, las tropas anglo-españolas se concentraron en Casas Viejas, con un total de 12.000 hombres. Sobre la llegada, la toma del fuerte de Casas Viejas, el ataque a Medina y el cambio de planes y el camino hacia Vejer y Chiclana voy a publicar cuatro entradas con motivo del doscientos aniversario de estos hechos.
El plan inicial era que las tropas  españolas de Beguines (que se encontraban en Alcalá de los Gazulez) se reunieran con las de Graham, el militar responsable de las tropas inglesas en Casas Viejas, desde ahí tomarían Medina Sidonia y desde allí dirigirse a Chiclana, para atacar a los franceses por detrás. Como veremos sí se reunieron en Casas Viejas, pero el general De Lapeña, el máximo responsable de la operación cambio de planes.
La llegada de esta expedición a Casas Viejas el 1 de marzo es narrada en la Gaceta de la Regencia del 5 de Marzo de 1811: “… Emprendí la marcha ayer al anochecer con dirección a Casas-viejas a fin de apoderarnos de este interesante punto. La corta distancia de tres leguas desde Facinas á Casas-viejas, y los informes de los guías, me hicieron consentir que llegaríamos algunas horas ántes de amanecer; pero hallando los caminos impracticables por los pantanosos y continuos arroyos que hay en ellos, no pude avistar la posición de Casas-viejas hasta el ser de dia…El enemigo al darse cuenta de que va a ser encerrado, intenta escapar hacia Medina, pero en el camino es atrapado y derrotado. Con pérdida de unos 30 hombres, entre muertos y heridos y 33 prisioneros, habiéndonos costado un carabinero muerto y otro herido”. Hay un libro muy interesante (“A Boy in the Peninsular War”  por Robert Blakeney, publicado por John Murray 1899)  que narra las peripecias de este soldado que nos da muchos detalles de estas batallas y que además aporta un punto diferente al español.  Blakeney es un soldado de la compañía que dirige el coronel Browne, el cual a su vez está bajo las ordenes de Graham, coordinados todos por De Lapeña.
La versión de Blakeney es distinta y parece que el triunfo no fue tan fácil y claro como se leía en la Gaceta de la Regencia. Así dice Blakeney que: “Sobre las doce de la noche avanzamos de nuevo y a las siete de la mañana llegamos a la vista de la Casa Vieja, un gran” convento” con algunas dependencias fortificado y guarnecido por tropas francesas, que asciende a más de un centenar de hombres y que tiene dos cañones de veinticuatro libras en la parte superior del edificio.  Este edificio está situado veinticinco millas de Tarifa, en la dirección de Chiclana de la Frontera y Medina Sidonia, con la que los lugares forman un triángulo”.

0 comentarios: