headerphoto

TRISTEZA. Por Javier Barberán Bancalero

Sólo leer la noticia de la posible tala de la Palmera de Utrera me produce tristeza e indignación.
Recuerdo los años de mi niñez cuando vivia en la C/ Revuelta cuando acompañaba a mi padre José Barberan Utrera al huerto que tenia junto a la citada palmera. Me viene a la memoria con que cariño y amor cultivaba sus ajos(confeccionaba unas ristras que eran puro arte), patatas, lechugas,.... y el respeto que le tenia a esa palmera cuando al abrir el portillo nos la encontrabamos delante.Ya en los años sesenta tenia una altura impresionante y siempre me hacia las mismas preguntas ¿cuanto creceria más? ¿cuanto sería capaz de aguantar los vientos de levante? y sobre todo ¿cuanto seria capaz de aguantar a la mano del hombre?
No se si desde este foro se puede hacer algo para evitar tal barbaridad, pero si se que pueden contar conmigo para ello.
Saludos de un casaviejeño.

1 comentarios:

sonia dijo...

Hola!!!! Yo no soy benalupense, pero me gusta pensar que soy hija adoptiva de Benalup. Mi padre nació y se crió en Benalup y yo he pasado todos los veranos de mi infancia en mi querido pueblo. Una de las cosas con las que yo identificaba o identifico Benalup es con esa majestuosa palmera. Cuando la veo me hace sentirme en casa. Espero que podais hacer algo para que se pueda conservar.
un beso