headerphoto

Pedro Moya Paredes


Hoy 16 de enero de 2011 a las cinco de la mañana ha muerto en el hospital de Puerto Real Pedro Moya Paredes. Este blog le debe mucho a este personaje tanto en la significación como en la creación. El 22 de octubre de 2007 murió en Torrent su esposa Mariana Lago Estudillo, pero a mí me llegó la noticia de que había muerto su marido. Quise escribir una entrada en un blog amigo sobre su trascendencia y no pudo ser, luego me enteré del malentendido pero la decisión de crear un blog para contar  historias de los triplemente derrotados estaba tomada y así intentar poner sobre el tapete de la historia su dignidad. Pedro Moya Paredes nació el 11 de diciembre de 1912. Su vida empieza en la Restauración, sigue en la Dictadura de Primo de Rivera, Segunda República, Guerra Civil, Franquismo y Democracia actual. Fue militante de las juventudes anarquistas junto a  Pepe Pilar o Gallinito, participó en los Sucesos y lo detuvieron por ello. En la Guerra Civil anduvo en Pozoblanco y en los frentes de Levante en la Guerra Civil, siempre luchando en el bando republicano, del que llegó a ser capitán.Actúo también de comisario político como se puede ver en este escrito. En una carta que Pedro escribió a Franco y que tiene registro de entrada la fecha de 25 de noviembre de 1953 le decía: “…Para poder calificar con justa equidad he de poner en antecedentes de que fui con anterioridad al alzamiento nacional, obrero, encuadrado en el movimiento sindical de la CNT, que la guerra civil la pasé como oficial en el Ejército Republicano y que a su terminación tras ser depurado fui puesto en libertad acogiéndome a los beneficios expedidos por V.E”. Terminada la contienda fue encarcelado, actuó de maquis, huyó a Tanger y entró en prisión nuevamente, en la que estuvo 11 años ininterrumpidos. Consiguió la libertad el 22 de diciembre de 1963, día de la lotería nacional y, como tantos otros muchos benalupenses de las tres derrotas, emigró a Torrent. En la transición luchó para que se le reconocieran sus derechos como preso político, participando en la comisión que pactó con Rodrigo Rato las ayudas a los excombatientes republicanos.Como otros tantos casasviejeños rehizo su vida en Torrent. Allí trabajó y volvió a la escena pública,  en esta fotografía aparece en el encuentro mundial de asociaciones andaluzas en Jabalquinto Sevilla, junto a, entre otros,  Salvador Pini o Manuel Gerena ( Pedro Moya es el de la derecha con jersey de rombos y carpeta en el
brazo). Fue un gran hombre público pero tuvo que irse a Torrent para poder desarrollarse en libertad.
Ha muerto pues uno de los personajes que mejor simbolizan la historia del siglo XX de Casas Viejas. Cuando falleció su padre, él estaba en la cárcel y acudió  esposado a la Alameda. La Guardia Civil montó uno de los dispositivos de seguridad más grandes que se recuerdan.  Su sobrino Jesús cuenta que: "Nunca se echó fotos para que no lo conocieran cuando lo perseguían. La guardia civil le pedía a la familia fotos pero nadie tenía para que no lo pillaran".  Hoy pongo en el blog estas  cinco fotos como símbolo de que los tiempos han cambiado. Hoy han circulado los emails con la noticia de la muerte de Pedro Moya Paredes entre los que nos entusiasma la historia de Casas Viejas. Somos conscientes que ha muerto uno de sus iconos. En uno leo:" se fue antes de que tuviera un reconomiento público". Se muere en paz, en democracia, a los 98 años y rodeado de sus seres queridos. A mí me duele que con él se vayan muchas anécdotas, muchos datos, muchas vivencias, muchas injusticias, mucha supervivencia... y no sé

si podremos hacer lo suficiente para que su conocimiento sirva a las generaciones que hemos sustituido a la suya. Una de las diferencias entre los hombres y los animales es que estos segundos aprenden por imitación, mientras que los hombres aprendemos sobre los que nuestros predecesores han desarrollado, han padecido o han descubierto. Me da mucha pena que ya no pueda hablarnos del ambiente previo a los Sucesos, o de sus vicisitudes en la Guerra Civil o la postguerra, que no pueda ayudarnos a hacer una ruta de los maquis en el pueblo, por ejemplo. Esto que no vamos a saber nunca en boca de Pedro, se suma a tantas y tantas cosas que los que se mueren se llevan consigo. Y cada vez que suenan las campanas, como decía Hemingway, también lo hacen por nosotros porque perdemos posibilidad de aprender y ser mejores y más libres.

2 comentarios:

Fco. José Nieto Reyes dijo...

Pedro Moya nació el mismo año que mi abuelo Antonio Lino Reyes. Mi madre me cuenta que cada vez que se encontraba con él en Torrent le decía: "Carí que me acuerdo de tu padre cuando te veo, pero tu padre no se llamaba así...", pero eso es otra historia. Que no quede en el olvido la vida ejemplar de este buen hombre.

Carmen Vargas dijo...

He tenido que dar rienda suelta a las lágrimas que pedían a gritos salir de mis ojos. Pedro Moya es uno de los primeros hombres que conocí en boca de mi padre, dentro de este viaje que hace años emprendí por los años de la guerra civil en Casas Viejas. Él a su vez lo conoció en boca de su padre, mi abuelo, Francisco Vargas Casas "El Tuerto Manguita" el que también fue compañero de Pedro en aquellos años de lucha.
Siempre tuve ganas de conocerlo y nunca me atreví. Mirar a los ojos de Pedro Moya hubiese significado para mí, mirar a los ojos de mi abuelo, al cual conocí muy poco. La modestía y el respeto a estos hombres y sobre todo el no quererlos molestar en sus últimos años, te pasan factura. Aunque para mí es un honor el simple hecho de haberlo conocido a través del legado narrado de mi abuelo.
Y por supuesto sigamos resistiendonos al olvido para que la vida y la lucha de estos hombres tengan un gran sentido en la historia...