headerphoto

Para sonrojarse

De entrada me gustan las cosas políticamente incorrectas, pero me he encontrado esta pagína en Internet que se llama El Manifiesto, periódico políticamente incorrecto y de salida no me gusta. Dice el autor en esta página:" El motín de Casas Viejas fue producto de la agitación anarquista sobre unas masas campesinas descontentas por la marcha de la reforma agraria. El Gobierno trató de descargar toda la culpa sobre los guardias. Éstos testificaron que actuaban por orden directa de Azaña. La matanza terminaría llevando a Azaña a la dimisión. Después, ya en la guerra, los guardias que testificaron contra Azaña serían asesinados por milicianos del Frente Popular". Luego aparece un enlace que dice: "Propaganda soviética sobre Casas Viejas: para sonrojarse". En enlace te lleva a este vídeo.

El vídeo forma parte de "El Grito del Sur" una de las mejores películas de Basilio Martín Patino que desarrolla los Sucesos de Casas Viejas. La película se basó en los testimonios de historiadores de diversa procedencia ideológica, en las manifestaciones de vecinos de la época comentando fotos y en fragmentos de películas "supuestamente recuperadas". Uno de ello es un falso cortometraje documental ruso cuyas imagenes son utilizadas falsamente como archivo en El Grito del Sur - Casas Viejas. Este documental ruso no fue realizado por los rusos, sino que fue hecho por el mismo Patino, forma parte de la película, de la trama, de la manera tan sutil y tan evidente de reflexionar sobre la falsificación. Y si Patino quería hablar sobre la falsificación, sobre la mitificación, sobre la conversión en leyenda, sobre la mentira... no pudo elegir un mejor tema que los Sucesos de Casas Viejas. Por mucho que la exposición de fotografías de Pando y Serrano quisiera no hay, no podía haber, ninguna huella visual de los acontecimientos del 11 de enero. Patino entonces, como se dió cuenta de que no existían pues se los inventó y los fabricó. De su chistera saca un documentalista británico que "casualmente" estaba en Casas Viejas aquel día y que rueda con la cámara al hombro los intercambios de disparos entre las fuerzas del orden público y la familia de Seisdedos. Creó, con todas sus piezas un equipo de la Soyuz-Kino Soviética al que no se le escapó ningún detalle del combate, con un único operador dotado de un sorprendente don de ubicuidad, como Dios, presente en todas partes al mismo tiempo, con una sola cámara, tan pronto en el lado de los buenos como en el de los malos. En definitiva, salvo los hechos en sí, lo demas era falso. Y de paso homenajeaba a las dos escuelas de documentalistas más trascendentes del cine; la inglesa y la rusa.
Muchos, en su discurrir rápido y telegráfico por las cosas de la vida que nos ofrece internet cayeron en la trampa y se creyeron lo del documental ruso o lo del inglés . Posiblemente no lea este artículo el autor de la página que me refería al principio, pero me cabe una pregunta. Si leyera esta entrada ¿se sonrojaría?.

Si alguien quiere leer una crítica profunda y amplia de la película en este enlace lo puede hacer.

0 comentarios: