headerphoto

Los herraderos de ayer y de hoy. Por José Luis Gutiérrez Vidal.

He estado en los herraderos de los hermanos González Espina, en el carrascal de la finca de los Domecq. He sacado algunas fotos. Ahora  los tentaderos han cambiado algo, los hierros se calientan a gas, antiguamente se hacia en  una candela de palos recogido en la finca y el ganado lo tiraban los mismo trabajadores o amigos que se juntaban ese día. Uno le echaba el lazo en las piernas traseras al animal y con una cuerda larga se agarraban varios de los mozos, otro la cogía por los cuernos y al girar la cabeza el animal cedía y acababa cayendo al suelo donde aprovechaban para poner el hierro de la casa y la numeración, que es una señal para toda la vida del animal, como su matricula. Normalmente cuando se herraban a mano solía ser siempre en el cortijo de la Dehesilla. Después se hace siempre un almuerzo en el campo acompañado de vinos, cervezas, etc. Al terminar la comida se apartaban varia becerras y siempre salía algún espontáneo para torearlas en la pequeña plaza de la finca. El de hoy ha sido diferente, a campo abierto con caballos, mas espectacular y el calentador de hierro a gas algo mas moderno debido a los tiempos que andamos, con algún sobresalto que otro. Los jinetes llevan todos su garrocha que sirven para atizar al animal para que corra y tirarlos al suelo varias veces hasta llevarlos al sitio donde están los mozos con los hierros preparados  para colocar la numeración y el distintivo de la ganadería.
He puesto dos fotografías una del autor y otra de Mintz. En ellas podemos observar como uno de los cambios la presencia reglamentaria de la Guardia Civil en estos herraderos. En la presentación que he hecho (ángulo superior derecho hay muchas fotos más de ambos herraderos, pero con cuarenta años de diferencia)

0 comentarios: