headerphoto

La Guerra Civil en Benalup de Sidionia. Introducción. Una historia de perdedores.

Ya he contado otras veces que la entonces Diputada de Cultura de la Diputación de Cádiz Irene García Macías, en el 2007, en un acto para presentar una nueva edición de los anarquistas de Casas Viejas, hablando sobre la Guerra Civil en Benalup-Casas Viejas conferenciaba sobre las decenas de muertos de este pueblo víctimas de los típicos "paseillos" nacionalistas, como se llenaban "camiones y camiones" de gente de izquierda para luego ser fusilados. Los que sabíamos algo de aquello nos mirábamos estupefactos en el salón de actos de la Casa de la Cultura ante las falsedades históricas que se estaban diciendo, conscientes de que no era más que la aplicación de lo que había pasado en otros pueblos, la utilización de un tópico a este pueblo que en este caso resultó falso. En efecto, fueron muchos los muertos por esos métodos en Medina, Paterna, Alcalá o Vejer, pero casi ninguno en Benalup-Casas Viejas. Aquí la guerra civil fue diametralmente distinta a la de los pueblos de alrededor. Desde entonces sentí un gran deseo de estudiar ese periodo histórico en este pueblo, pero sólo me llegaban datos aislados, inconexos y escasos. Intuía que había características comunes a toda España, pero también rasgos diferenciales. En este estado de la cuestión me entero de que mi amigo José Luis Gutiérrez Molina prepara nuevo libro sobre la represión en la Guerra Civil en la provincia de Cádiz y con la generosidad que le caracteriza me facilita cerca de cincuenta sumarios de personas de Casas Viejas. Se trata de juicios que el estado franquista realiza a casasviejeños que en la Guerra Civil lucharon a favor de los republicanos (hay algunas excepciones). Se encontraban en el Archivo del Tribunal Militar Territorial Segundo, con sede en Sevilla. La mayoría son del 37 o del 39 pero algunos se extienden a la década de los cuarenta y de los cincuenta. Tras una primera lectura rápida de ellos me dispuse a trabajarlos en profundidad para publicar en este blog en el año 2011 las conclusiones, las características y las curiosidades que más me han llamado la atención, en el año que se cumple el 75 aniversario de la Guerra Civil. Evidentemente es la historia de los vencidos, pero también es la historia de los vencedores. No se trata de remover nada, ni de ningún tipo de revanchas, sino de profundizar en un periodo clave en nuestra historia. Para eso pretendo alejarme de maniqueísmos innecesarios, de versiones donde haya buenos y malos. Si aparecen nuevos datos, fotografías y documentos a consecuencias de estas entradas se incorporarán a ellas y ampliaran y confirmaran el objetivo fundamental que se propone esta serie. Una última apreciación, parto de la base de que estos casos han dejado de pertenecer a la casuística personal para pertenecer a la historia general de este pueblo. A veces aparecerán nombres concretos defendiendo posturas que hoy no se entenderían, pero tengo que recordar que no se trata de juzgar nada, ni a nadie, ni de valorar actitudes de hace 75 años con la mentalidad y  en las circunstancias actuales. Dice Almudena Grandes que "Es muy difícil acercarse a estas historias y permanecer neutral. Siempre se dice  que los vencedores escriben la Historia, y eso es verdad. Pero lo que no se tiene en cuenta es que ellos son además los únicos que pueden olvidar la Historia. Los derrotados no la podrán olvidar jamás. La única manera de que puedan equipararse con los vencedores en el derecho a olvidar es reconocer sus sufrimientos y su sacrificio", indica Grandes. Comienza aquí una serie de este blog que será amplia y profunda y que espero que sólo sirva para contribuir al mejor conocimiento y compresión de quienes somos, de donde venimos y a donde vamos.
He elegido la obra de Gaugin titulada D'ou venons-nous? Que sommes-nous? Oú allons-nous? De Gaugin para ilustrar esta entrada.

0 comentarios: