El hombre prehistórico en el sur de España. Por Verner. Traducido por Vincent Jenkins. Y 3

Estos dibujos apenas son visibles, ya que, debido a la caída del techo de la caverna, están expuestos a la intemperie. Pero sí son  de gran antigüedad, como puede verse fácilmente por medio de un estudio de la superficie de la roca y su estado de denudación. En otras cavernas en la misma sierra encontré dibujos de naturaleza similar, pero por lejos el mejor y el más importante en esta localidad se encuentran en la caverna pequeña en la cara de la propia Segura, bien conocido por los campesinos de la zona como " La Cueva de las Figuras ", y que ahora no tengo la menor duda fue el que me describió el viejo Eduardo Villalba hace trece años. Para llegar a esta cueva con comodidad es necesaria o una cuerda desde arriba o una escalera desde abajo. En nuestro caso hemos hecho la tarea fácil al apoyar un antiguo poste del canto en el pie del acantilado. Hacia 15 pies de la tierra uno gana una repisa debajo de la entrada a la caverna, que es cerca de 5 pies de alto y 8 pies a 10 pies de ancho (1 pie igual a 30 cm). El suelo inclina abruptamente hacia arriba 24 pies hasta el final, y esta desgastada, pulida y muy resbaladiza. Trepando por esta pendiente resbaladiza se llega al fondo a una especie de cámara redondeada, de unos 12 pies de diámetro, pero con un suelo muy inclinado, por lo que la caverna es totalmente inútil como un lugar de residencia. Las paredes, de color gris opaco y amarillo, y también el techo de esta cámara, son absolutamente cubiertos de dibujos en rojo oscuro. Los más conspicuos son los de los ciervos, el más grande mide más de 2 pies de altura, con muchas más pequeñas. Hay literalmente docenas de ciervos cuidadosamente elaborados y ciervas sobre 1 pulgada más o menos de longitud, uno tras otro. También las representaciones de muchos otros animales, entre los cuales se reconocen cabras montesas, lobos o perros. De interés particular son las aves, de las cuales se muestran una gran variedad, algunos con los pies palmeados. Hay varias figuras inconfundibles de hombres, algunos de ellos 8 pulgadas de altura (1 pulgada igual a 2,5 cm). Algunos de los hombres llevan arcos, y es fácil ver que la idea que regla toda la colección de dibujos en esta caverna es una ilustración de los instintos de caza del hombre prehistórico y de las bestias y los pájaros que persiguió.
Es imposible dar aquí más que una idea general de esta pequeña cueva extraordinaria. El abate Breuil, que desde entonces la ha visitado conmigo, así como muchas otras en los alrededores, es de la opinión de que los dibujos, que él considera que debería incluir cerca de cuatrocientos, pertenecen al Neolítico, y que esta pequeña cueva, difícil de alcanzar y resbaladiza de entrar, era con toda probabilidad, un santuario o lugar de culto, de la gente de la Edad de Piedra que, durante sus repetidas visitas a la misma llevó la roca a su pulido estado actual, una condición que él me asegura que ha comprobado en diferentes ocasiones en sus exploraciones de las cuevas similares en otras partes de España. Pero me señaló cómo en algunos lugares hubo dos o tres juegos de dibujos, uno encima del otro, los anteriores son en algún pigmento blanco y los posteriores en amarillo y rojo. Otro interesante elemento que me indicó el abate fue que una misteriosa arma llevada por una de las figuras masculinas era una hacha - una prueba concluyente que estos dibujos son de la época neolítica. Omití decir que encontramos restos de piedras talladas, así como fragmentos de cerámica en las laderas adyacentes estas cavernas. Es interesante señalar que todos estos dibujos del neolítico son infinitamente menos artísticos y elaborados que los del hombre paleolítico. No hay ningún intento de la línea clara con la que los peces y los animales más grandes de La Pileta se representan. Fue notable, sin embargo, que esta pequeña caverna interesante por arrojar alguna luz sobre los usos y costumbres de los hombres que cazaban en las sierras circundantes y en medio de los pantanos ahora representada por la cercana Laguna de La Janda, fue superada por los dibujos de una clase diferente que encontré en cuevas sólo cuatro millas de mi casa, a las que tuve el placer de llevar al abate posteriormente. (La cueva de la mujeres, que está en la sierra de Zanona, término de Medina. Publicó otro artículo sobre ella en Country Life, lo publicaré próximamente)

Comentarios

salaman.es ha dicho que…
Muy interesante. Gracias por la aportación.
Ah! Hay una errata en el título, Vernet en lugar de Verner :-)

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Cuando el teatro se convirtió en una corsertería

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5