Entradas

Mostrando entradas de mayo 23, 2010

Las fotografías de 1913

Imagen
Ya he hablado otras veces que el patrimonio fotográfico de Benalup-Casas Viejas es superior al de los pueblos del entorno. Ello se debe a que en tres periodos de nuestra historia se desplazaron historiadores y periodistas que dejaron constancia gráfica de su visita. La primera fue en la segunda década del siglo XX, la segunda en la cuarta con los Sucesos y la tercera en la séptima década a cargo de Jerome Mintz. La existencia de pinturas rupestres en la cueva del Tajo de las Figuras era conocida desde siempre por los cabreros de la zona. Se le achacaba "a los moros" dichas pinturas, así que no es nueva la costumbre de endosarle la culpa de algo a los islamitas. Pero será en 1913 cuando los médicos locales Don José Espina Calatriú y D. Rafael Bernal comunican la existencia de este yacimiento al cura gaditano Victor Molina. El 19 de Abril de 1913 visitan la cueva y realiza un informe (existe dicho informe y La primera fotografía es de esa visita que me la dejó Jose Mar…

Los agentes del carbón y 2

Imagen
En la explotación del carbón intervienen tres agentes; (Según aparece en el libro de Agustín Pérez Coca en su libro los Camperos): “1.- Los propietarios de las leñas son en su mayoría latifundistas absentistas que llevan directamente o a través de un encargado la gestión de sus explotaciones. Para los grandes y medianos propietarios, la actividad del carboneo aporta suculentos beneficios y apenas costes. Las podas para la arboleda, las limpias del sotobosque o las entresacas, están en manos de los carboneros. Y no olvidemos que esta actividad mejora el rendimiento de las dehesas, aumentando la producción de bellotas, aclarando el bosque para que pueda transitar el ganado, etc….2.- Los remitentes del carbón son los que por un lado acaparan la compra y la comercialización del carbón y por otro compran las mejores leñas a estos propietarios. Son los grandes empresarios del carbón y grandes beneficiados de estas prácticas…3.- Los carboneros son los agentes directos de la producción: los h…

Reir y pensar

Imagen
Esto es un blog en el que escribo de todo pero que intento que esté relacionado con la historia de Casas Viejas. A mi me gusta la educación, la historia y la política, por ese orden. Estoy convencido que la historia demuestra que la educación es el mejor y único camino para acercarse a la igualdad y la libertad. En la entrada que hablaba sobre la inauguración el 8 de junio (San Salustiano) del 1914 de la sede del sindicato anarquista en Casas Viejas uno de los oradores dijo:"que si querían ser hombres dignos y defensores de sus derechos tenían que cambiar el rumbo dejando la taberna para asistir al Centro instructivo obrero y la baraja por el periódico, el libro y el folleto".Por supuesto, que creo que no se trata de prohibir el alcohol y el juego, sino de que comprendamos que para los desfavorecidos y oprimidos la única forma que tienen de llegar a la dignidad es a través de la educación, los favorecidos y opresores ya se encargan ellos de que sus hijos la adquiera, a…

José Suárez Orellana. La reforma agraria. Por Eduardo A. Ruiz Butrón.8

Imagen
La Reforma Agraria
En 1933 se pone en marcha la legislación pertinente para poder hacer realidad lo que tanto había costado aprobar en el Parlamento. El ingeniero responsable del Instituto de Reforma Agraria en Jerez de la Frontera, Ángel Cruz, que no conocía a José Suárez, fue a verle para exponerle que quería organizar una Colectividad que sirviese de modelo a otras que iban a constituirse, y le pedía que se encargase de hacerla, "yél me daba carta blanca para hacer todo aquello que creyera conveniente".
Suárez quedó muy honrado, pero a la vez muy extrañado de que se lo hubiese pedido a él precisamente, ¿por qué?. "Porque el ingeniero había consultado con muchas personas de ambas (sic) capas sociales, y todos le contestaban que yo era el más indicado para poder llevar adelante lo que se proponía hacer". Y se puso a trabajar.
Comenzó en busca del modelo por Malcocinado, terreno estatal comprado al marqués de Negrón para instalar una Yeguada Militar, que después de al…

HOMENAJE A MI PUEBLO. De Pilar Reyes Monroy

Imagen
¡Ay Casas Viejas!

Como te voy a olvidar
por muchos años que pasen
si eres mi pueblo natal.

Una mañana de junio
del año que más da,
llegué al mundo
sin médicos ni hospital
de comadrona una “aficioná”
su nombre Carmen “la pintá”.

Con ocho kilos de peso
y me pusieron Pilar.
Yo nací en una choza
que “la Fargaya” a mis padres
quiso alquilar
y ése fue mi primer hogar.

Yo crecía tan traviesa
que me tenían que atar
al tronco de una higuera
que en el patio estaba “sembrá”.
Pues me subía como un gato
al muro que rodeaba la choza
y en las tunas iba a cavar.

Ya tenía cinco años
cuando dijeron mis padres
que nos teníamos que cambiar
a un sitio llamado El Tajo
cerca de la fuente de Baltasar.
Ése fue mi segundo hogar.

Ay Casas Viejas...
como te voy a olvidar
si eres mi pueblo natal.

Pilar Reyes Monroy

Los agentes del carbón 1

Imagen
La expresión “eso es como poner puertas al campo…”, es utilizada popularmente cuando se desea expresar que alguna circunstancia cotidiana o cualquier meta personal que nos marquemos, se nos presenta por su propia dificultad como prácticamente inalcanzable o irrealizable, algo así como lo que no puede ser pueder y además es imposible. Tradicionalmente la explotación del carbón había sido un recurso natural de libre explotación como los espárragos o las cabrillas o los conejos. Una ocupación extensiva del territorio permitía que la propiedad institucional fuera la dominante y sobre todo, si era era del tipo de bienes de propios o comunes como era el caso de nuestra zona. Con la desamortización las tierras institucionales pasaron a propiedad privada y los bienes propios y del común casi desaparecieron. Aparece entonces el renombrado problema agrario, que no solo abarca a los salarios y a las pésimas condiciones de vida de los jornaleros, sino también como se ve en el libro de Luís Bereng…

José Suárez Orellana. "Seisdedos". Por Eduardo A. Ruiz Butrón 7

Imagen
Curro Cruz conoció bien a los Suárez, al abuelo, al padre y al propio José. Alguna vez había trabajado para ellos y la familia auxilió cuando pudo a la de Seisdedos. La impresión no puede ser mejor: "Este buen hombre –porque así hay que llamarle- era uno de los mejores trabajadores que yo he conocido, y además el más honrado. Y esto no lo digo por adulación, pues tuve tiempo de ". Ni Suárez, tan conocedor de la vida en el campo, puede comprender cómo resistió la familia de Seisdedos tantos años sin prácticamente nada. "Este buen hombre viene a verme unos cuantos días antes del célebre movimiento y venía acompañado de un nieto que tendría unos 14 años, y éste lo traía de la mano. Cuando vi aquel cuadro digno de compasión, se me cayó el alma a los pies, y no podía creer que aquel Seisdedos que yo conocí lleno de vigor y salud fuese aquel que tenía delante. Porque él era alto y enjuto y de muy buen humor, porque siempre tenía la risa a flor de labios. Y ahora me encuentro …