headerphoto

La Navidad de los años cincuenta. Por Vicente Peña


La navidad de aquellos años no era en nada parecida a la de la actualidad. Yo también recuerdo la Navidad de mi infancia y es muy diferente. No creo que se deba sólo al paso del tiempo , quizás sea más por el lugar, por la distancia al pueblo y por la inexistencia de las nuevas tecnologías.
El campo en los años 50 estaba bastante poblado. La Sierra daba cobijo, alimento y trabajo a cientos de familias y la Navidad era una excusa importante para reunirse, cantar, contar y divertirse. Cuenta mi madre que la Navidad era muy especial en las Algamitas....Celebraban la Navidad, el año nuevo, pero lo de los Reyes Magos ni siquiera era una fiesta...Esos días se aprovechaban para las matanzas familiares y cuando no se hacían en los días de Navidad se aprovechaba  los días de Reyes aunque la tradición de los regalos en ese día no existía en la Sierra...Mi abuelo materno y mi bisabuelo eran unos buenos "juerguistas " y la Navidad los hacía aún más...Mi bisabuelo era el que animaba el cotarro con su guitarra y se reunían y cantaban de casa en casa. No había nada organizado... Empezaban unos cuantos e iban de sitio en sitio con sólo dos instrumentos: una guitarra vieja y una botella de anís... A veces empezaban en una finca y acababan en otra, separadas 10 km y les llegaba el nuevo día de un lado para otro. Mi abuela materna (María Gámez, murió en noviembre de 2010) aprovechaba las navidades para hacer mantecados, borrachones y otros dulces...Mi madre cuenta : "como el piñonate de mi abuela no había ni habrá otro" Doy fé de ello...Tampoco se hacían las cosas por familia...Se juntaban varias familias e iban de un lado a otro y se ayudaban en las tareas.
La matanza del cerdo era el eje de la Navidad. Del cerdo ya sabe, hasta los andares. Agua caliente para pelar el cochino, una buena puñalada en el cuello hasta el corazón encima de la mesa y las mujeres recogen la sangre moviéndola para que no se coagule para poder hacer la morcilla. Después la manteca, los chicharrones, los chorizos, las pellas, el asado, etc...Labor de entrega y paciencia era el lavado de los intestinos para luego rellenar y hacer chorizos y morcillas.
En año nuevo nunca faltaban las uvas...Las conservaban en aguardiente desde la temporada o metidas en anís pero nunca les faltaba la uva en fin de año. Ni en uno ni en otro caso (Caña de la Cebada y Algamitas) había tradición de poner el Portal de Belén ni el árbol...Lo que no faltaba el guiso del pavo. Mi abuelo Vicente llevaba a mi madre y a mis tíos una copita de anís por la mañana con mantecados cuando había anís porque otras veces no había anís. En El Jautor hacían un concurso de Villancicos y los grupos de niños iban desde las fincas hasta allí para cantar sus villancicos. Mi madre y su grupo ganaron una vez ese concurso y ella lo cuenta orgullosa. Mi padre cuenta que en la Caña de la Cebada lo que a mi abuelo Diego Peña no le faltaba era el anís, ni el coñac en Navidad. Una noche el grupo de las Algamitas con mi madre, mis tíos mayores, mi abuelo Vicente y mi bisabuelo con su guitarra, partieron de Serenata desde Las Algamitas hasta la Caña de la Cebada...Unos cuantos kms a pie para reunirse en Navidad.. Por aquel entonces mi madre no era novia de mi padre pero más tarde sí que se hicieron novios...¡¡¡¡A 5-6 grados y recorrer unos kms por medio del campo sólo para cantar villancicos¡¡¡¡ Pero es lo que había, apostilla mi padre. Mi padre cuenta que una noche fueron desde la Caña de la Cebada hasta lo de Collantes. Salieron unos pocos y al final se contaban unos 20 ó 30 cantando y bebiendo anís. A eso le llamaban irse de Serenata....Me imagino que el sereno de la noche lo cogían bien y alguna que otra borrachera ...Más de una vez amanecían cantando y bebiendo alrededor de hogueras...
Esta es la charla que he mantenido con mis padres mientras cenábamos. Otro día contaré como era la Navidad en mi infancia. La recuerdo en el campo, siempre en el campo......


Arriba las Algamitas, abajo matanza en casa de la familia Zumaquero.

2 comentarios:

ines maria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ines maria dijo...

Mi nombre es Ines yo junto amis padres y hermano mayor pasamos muchas de esas navidades con tus abuelos maternos tus padres y tus tios.
Me emocione un monton al leer lo que te a contado tu madre pero lo que mas me a gustado es ver la casa MI CASA donde vivi mi niñez la mejor niñez que un niño pueda desear.