headerphoto

La Guerra Civil en Benalup de Sidonia. Vida cotidiana en la zona nacional. El precedente del maquis.Y 3

El segundo atestado es por iguales circunstancias, también en la dehesa de Macote, pero en el sitio conocido como la Fuente del Azúcar, al alcalaíno Juan Barrera Balaer.
El juez teniendo en cuenta que: “concurren con todos sus requisitos la eximente de miedo insuperable en los procesados, toda vez que viviendo en el campo en lugar apartado, donde con escasa frecuencia acudía la fuerza pública, y no poseyendo armas de ninguna clase, no hubieran podido resistir en manera alguna la coacción directa de individuos armados ni denunciarlos a las Autoridades el temor fundado de represalias de muy fácil ejecución;" por todo ello procede dictar una sentencia absolutoria para ambos procesados.
Diego Ruiz y Juan Barrera habían entrado en la cárcel el 29-3-1938 y salen de la cárcel el 8 de junio de 1938. Tres meses en total. El papel del maquis se incrementó precisamente a medida que se iba afianzando la victoria de las fuerzas de Franco. A estos primeros huidos se fueron añadiendo desertores y evadidos de penales y campos de concentración. Estos grupos dispersos fueron el germen de las posteriores agrupaciones guerrilleras. Pese a las distintas celebraciones de la paz y de la victoria la guerra no había terminado, porque, entre otras cosas, un grupo, residual eso sí, se refugia en la montaña intentado la supervivencia desde la oposición a los vencedores. Los vencedores tampoco utilizan la estrategias que los lleven a la reconciliación, sino que se trata de conseguir o la rendición o la exterminación. Es más, las represalías a la gente del medio rural que les ayuda aumentan, como el que cuentan en el blog huidos y maquis, en el que la Guardia Civil arrasa varios  pueblos por darles de comer a los maquis. En medio, la gente que vivía en el campo y que sufría las consecuencias de la triste historia de España.
Este ejemplo que hemos visto sirve para confirmar la popularidad inicial del maquis y como poco a poco la va a perder, debido a  la actuación de la Guardia Civil, que siguió presionando a los que los ayudaban. Si la ayuda menguó y aumentaron las delaciones fue básicamente por el terror. Segundo, el daño que hicieron las "contrapartidas" y de cuyos actos se responsabilizó a los guerrilleros. Sobre todo esto profundizaremos en una serie que quiero realizar sobre el maquis en Benalup.
Diego Ruiz Ruiz, posteriormente, se vino a vivir a Benalup de Sidonia, construyó su choza en el Tajo, la zona de expansión urbana en el franquismo. Allí siguió viviendo como siempre lo había hecho. La tradición popular lo recuerda carbonero, cazador y buscador de espárragos. Y aunque era amigo del cura, el Padre Muriel el cual insistía repetidamente que tenía que casarse por la iglesia nunca consistió. Contaba que había estado dos veces en la cárcel, sin “comerlo ni beberlo”. Una porque después de los registros indiscriminados que hicieron en la época de los Sucesos lo cogieron con una escopeta que utilizaba para buscarse la vida, otra cuando el inicio de los maquis. Las dos veces como consecuencia de esta historia de España que por esta zona ha hecho tanto sufrir a la mayoría de la población. La verdad es que la frase de Baltasar Alcántara sobre Diego Ruiz es muy significativa y esclarecedora: “siempre ha estado en el monte ejerciendo su oficio de carbonero, en el régimen anterior perteneció al frente popular como todos, su conducta fue buena”.

0 comentarios: