headerphoto

Casa de Blas Infante recupera rosal similar al que se trajo de Casas Viejas

IDEAL DE GRANADA
Sevilla, 9 dic (EFE).- La Casa de Blas Infante en Coria del Río (Sevilla), donde se ubica el Museo de la Autonomía de Andalucía, ha recuperado un rosal similar al que el considerado "Padre de la Patria Andaluza" se trajo en 1933 de la choza incendiada de la familia de Seisdedos durante los sucesos de Casas Viejas (Cádiz).
En un acto simbólico que ha hermanado a las familias de Blas Infante y de Francisco Cruz Gutiérrez "Seisdedos", un rosal de mosquetas blancas ha sido plantado hoy en "Villa Alegría", la casa donde vivió sus últimos años el político andaluz, hasta su fusilamiento en 1936, según ha informado la Fundación Centro de Estudios Andaluces dependiente de la Junta.
El rosal "replantado" en la Casa de Blas Infante es similar al que él mismo recuperó en 1933 de la choza de Seisdedos tras los sucesos de Casas Viejas durante la II República Española, donde murieron varios miembros de esta familia al intervenir la Guardia Civil y la Guardia de Asalto en esa histórica insurrección anarquista.
Al encuentro, promovido por el Centro de Estudios Andaluces, han asistido María de los Ángeles Infante, hija de Blas Infante, y Juan Pérez Silva, hijo de María Silva "la Libertaria", una de las supervivientes de la tragedia de esa localidad gaditana (actual Benalup-Casas Viejas), quienes han restituido de forma simbólica el rosal.
Días después de esta tragedia, Blas Infante visitó el lugar de los hechos y se llevó dicha planta, un rosal "cubierto de barro sangriento", según su relato, para plantarla en el huerto de su casa en Coria del Río, de donde desapareció durante la Guerra civil.
Este acto de "hermanamiento" simbólico de estas familias marcadas por la tragedia se ha llevado a cabo con motivo del programa titulado "Blas Infante. Un hombre para un pueblo', una producción de Mediasur para Canal Sur TV, según han indicado sus promotores.
Tras depositar la planta en el jardín de Villa Alegría, la hija de Blas Infante y el hijo de María Silva "la Libertaria" han tenido un recuerdo emocionado a las personas que fueron asesinadas en Casas Viejas en la madrugada del 11 al 12 de enero de 1933.
Aquel día, un grupo de guardias de asalto comandados por el capitán Manuel Rojas incendiaron la choza de Francisco Cruz Gutiérrez 'Seisdedos', que pereció carbonizado junto a varios miembros de su familia.

0 comentarios: