Los paraisos perdidos. Las aves de La Laguna de La Janda. 5

Terminamos la narración de Bernaldo con un fragmento sobre los patos en La Laguna de la Janda"El Anax boschas también habita en gran número en La Janda, viéndose generalmente a los machos, porque las hembras en esta época se encuentran echadas en sus nidos, que hacen en los trigos cercanos a la laguna, prados, y como lugar preferido, los montes de espesas matas, cercanos a las marismas del Barbate, o a La Janda; así que sacan su cría, la madre guía al agua a sus pequeñuelos, y una vez en la laguna, ya no salen de ella hasta que puede volar. Sacan sus crías en los primeros días de mayo; pero yo en Abril ya vi las de alguna adelantada, formada por diez patitos que nadaban con viveza increíble al lado de su madre. Cuando son pequeños están cubiertos de un plumón amarillento negruzco que parece pelusa, presentando los alones sin una sola pluma, por lo que solamente puede defenderse a nado. Cuando esto sucede, los naturales del terreno los denominan mancones, y dicen que se ven tantos, que se los podría matar a palos.
En julio, todas las hembras que ya han criado, reconcentran sus crías en la laguna, que ya en este mes, a causa de los calores y sequía, ha disminuido mucho su superficie, no quedan agua más que en la parte central; los patos que antes estaban más diseminados, tienen que reunirse forzosamente para vivir en esta zona, y entonces, según me dijeron unos ingleses que habitan en Gibraltar, y los caseros de los cortijos cercanos a la laguna, se pueden matar en un día cien patos, pues por el calor y la maleza que está ya muy alta, aguantan a salir al paso del cazador. Cuando yo he cazado en la laguna, no salían cerca sino en determinados sitios, donde la anea estaba más tupida y desarrollada, pero en los días de aire fuerte, cazando en sentido contrario a este, con el murmullo que produce la maleza agitada, no sienten el ruido que se va haciendo al marchar por el agua, y entonces se reúnen muchos ejemplares; si bien la caza en estas condiciones es muy penosa, porque los vientos generalmente de Levante son muy fuerte, e inclinan los juncos y aneas que, con sus miles de puntos normales al plano de avance, oponen tenaz resistencia, que fatiga mucho. Pero siempre se da todo por bien empleado cuando el final se ven los machos muertos, que, como dije antes, son los que abundan, pues sólo en estos meses un 20 por 100 de los que se matan son hembras.
Son de una resistencia increíble para morir, y aun muy mal heridos, se defienden ocultándose debajo de la superficie. Yo he derribado algunos con las alas rotas, y apenas han pegado en el agua, se sumergían buceando para no volver a aparecer más, dejando el agua teñida de rojo con su sangre.
Doy fin al relato de mi excursión dando las gracias a todas aquellas personas del pueblo y término de Vejer de la Frontera, que, con su amabilidad y ayuda, cooperaron al resultado de mi labor, y muy especialmente a los señores Marqués de Tamarón y hermanos, D. Francisco Gallardo, D. Joaquín Castrillón, don José Sánchez, al Comandante del puesto de la Guardia civil y a D. José Rodríguez Vecino".
La ilustración es del libro de Irby The ornithology of the Straits of Gibraltar

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV