headerphoto

Los alcaldes de la Restauración del siglo XX. 1

En la Restauración del siglo XX se van a conservar algunas características que ya vimos para los alcaldes pedáneos de Casas Viejas de la del siglo XIX, pero otras se van a modificar. Aunque Antonio Vela Pérez Blanco va a ser alcalde pedáneo desde 1895 hasta 1902, durante esta etapa los miembros de la familia Vela y Espina no van a estar al frente de la alcaldía pedánea, si van a ser concejales en Medina, como es el caso del mismo Antonio o el de su hijo Juan Vela Morales o su yerno José Espina Calatriu. Ello quiere decir que el control de los asuntos de “la aldea” se va a realizar a través de otros. El caso del callejón existente entre la Alameda y la plaza Rafael Bernal y la calle Fuentes es muy significativo. En las actas capitulares del 5-2-1917 aparece: "Dada cuenta una solicitud de los vecinos de la Aldea de Casas Viejas para el Ayuntamiento resuelva sobre si son de dominio público unas pecheras abiertas hace más de cuarenta años y que don Antonio Vela Pérez-Blanco, había dejado dentro de su propiedad al cercar ésta". Es un caso más de las apropiaciones indebidas que tanto han menudeado en la historia de este pueblo. El Ayuntamiento de Medina pone el caso en manos de la policía urbana. El asunto queda paralizado pero tres años después, el 31-5-1920, se lee otra instancia del mismo José Vela Morales "...en la que solicita previo el pago del canon correspondiente, se le conceda pedazo de terreno sobrante de la vía pública; S.E. acordó pase dicha solicitud a informe del Sr Alcalde pedáneo de dicha Aldea". El informe de dicho alcalde va a ser favorable a la petición de José Vela Morales. Desde el 10 de mayo de 1920 era alcalde pedáneo Antonio Alcántara Serrano. Este y su hermano Baltasar, como veremos más tarde, van a frecuentar el puesto de alcalde pedáneo durante el primer tercio del siglo XX, siendo excelentes las relaciones con los propietarios de la familia Vela.
Una característica que se repite va a ser la atomización de los alcaldes pedáneos y su tendencia a la dimisión. Se trata de un grupo de personas que dimiten y al cierto tiempo nos lo encontramos de nuevo en el puesto. Hay dos perfiles; los comerciantes e industriales, como el caso de
Agustín Gutiérrez Romero, Juan Pérez Blanco, Antonio Serrano Alcántara o Luis Guineas González y el de los funcionarios del Ayuntamiento bien sea como jefe de arbitrios o policías municipales como fue el caso de , Baltasar Alcántara o Joaquín Montero Delgado. Agustín Gutiérrez Romero, que aparece como uno de los grandes contribuyentes del Ayuntamiento de Medina, fue uno de los que más frecuentó el puesto, aunque con continua salidas, estuvo desde finales del siglo XIX hasta el 10-2-1919: “Por el Sr. Presidente se dio cuenta que había presentado la dimisión del cargo de Alcalde de barrio de Casas Viejas don Agustín Gutiérrez Romero fundada en su avanzada edad, enfermedad y que había nombrado para sustituirlo a Don Juan Pérez Blanco Estudillo".
La fotografía es de septiembre de 1920 cuando el obispo de Cádiz visita las obras de la Iglesia
. En la comitiva principal, el obispo, Antonio Vela y Rafael Bernal.

0 comentarios: