headerphoto

Los alcaldes de la Restauración del siglo XIX. Y 2

Además de los miembros de la familia Vela, en este periodo que estamos estudiando, último tercio del siglo XIX, participan como primer o segundo alcaldes pedáneo las siguientes personas. El citado José Hidalgo Moreno desde el 7-1-1874 hasta el 8-3-75. Cayetano Cabañas, Manuel Diaz Lozano, Andrés Luna o Juan Vela López como segundos alcaldes. Dionisio Villalba alterna de primero y segundo. A finales de siglo aparecen dos personajes que tendrán mucha importancia en la política del primer tercio del siglo XX Luis Guineas González y Agustín Gutiérrez Romero, pero eso será objeto de otra entrada.
Antes de acabar con este periodo nos queda resaltar la peculiaridad de la Primera República que trascurrió desde el 11-2-73 hasta el 29-12-74. Dos van a ser las características de este periodo; el intento de democratizar la vida política y las disputas internas entre ellos. Así se puede leer en las actas capitulares de 17-2-1873: “Se nombró una comisión para que pasando a la Alde de Casas Viejas y viendo el espíritu político que anima a sus habitantes propongan las personas a quien este Ayuntamiento debe nombrar para que desempeñen y ejerzan la autoridad en ella”. Se nombra a Juan Vivas, un hombre que no pertenecía a la elite político económica de la zona y los problemas que se le presentan son tantos que presenta la dimisión. Leemos el 13-6-73: “ Leído un oficio de la Comisaría Republicana de Casas Viejas en el cual el alcalde y suplente de la misma Juan Vivas Lozano y Manuel Díaz Lozano presentan la dimisión de sus cargos al Ayuntamiento con motivo de ciertas diferencias que han surgido entre los mismos y el Comité Republicano de aquella aldea. En esta vista y habiendo hecho comparecer a la Comisión que con dicho objeto ha venido con poderes del citado Comité, manifestó que el motivo alegado era de poca entidad y producido quizás por mala interpretación del caso ocurrido pues aquellos funcionarios merecen la confianza y son apreciados y respetados no solo por los ciudadanos que constituían el expresado Comité sino por todos los habitantes de la Aldea, el Ayuntamiento acordó oficiar a los Ciudadanos Juan Vivas y Manuel Díaz, exitando su patriotismo y desinterés para que sigan en el ejercicio de sus cargos, cuya dimisión no es admitida por que no es prudente en las actuales circunstancias, que todos debían dar ejemplo de unión y buena armonía para consolidar la República, abandonar sus puestos que con tanto celo y acierto han venido desempeñando y que esta Corporación aprecia y reconoce en su justo valor”. En este texto podemos observar la alta consideración que se le tenía a la práctica política en la Primera República, así como el grado de participación y debate. Será, bajo mi punto de vista, este periodo, junto a la Segunda República y a la primera corporación democrática después de Franco; 1979-1983, donde más han abundado esta profundización y participación democrática de los ciudadanos y sus representantes políticos, con sus consiguientes disputas y polémicas.

0 comentarios: