headerphoto

Las pensiones a los familiares de las víctimas de los Sucesos. 1

Una vez establecida en el Congreso de los Diputados la verdad de lo ocurrido en los Sucesos de Casas Viejas los diputados de la oposición presentaron proposiciones para asignarle una pensión a los familiares de las víctimas. En el ABC de 18 de marzo de 1933 aparece: "Las pensiones a las familias de las víctimas. "La proposición incidental del Sr. Sediles referente a la concesión de una pensión de 3.000 pesetas anuales para cada una de las familias de las víctimas de los sucesos de Casas Viejas fue presentada ayer tarde, a primera hora, al presidente de la Cámara. El Sr. Besteiro manifestó a los diputados firmantes que la proposición tenía que pasar necesariamente a la Comisión de Pensiones, para que ésta la dictaminara". En el ABC del día siguiente 19-8-1933 aparece: "Sin debate se aprueban los los siguientes: De la Comisión de Pensiones sobre la proposición, concediendo pensiones a las familias de las victimas de los Sucesos de Casas Viejas".Con fecha de 19 de agosto de 1933 llegó al Ayuntamiento de Medina este telegrama: "Ruégole comunique familia víctimas Casas Viejas que ayer aprobó parlamento mi proposición pensión tres mil ptas cada año de dichas familias. Saludale. Sediles".

En el mismo periódico el 23-8-1933 aparece la noticia detallada: Han sido aprobadas las pensiones a las familias de las víctimas de Casas Viejas. A primera hora de la tarde de ayer fue presentado por la Mesa a la aprobación de la Cámara el proyecto de ley concediendo pensiones a las familias de las víctimas de los sucesos de Casas viejas. La ley aprobada definitivamente, dice así: “Artículo Iº Se concede derecho a la pensión anual de 3.000 pesetas, a partir del día 13 de enero último… a las viudas, en su defecto a los huérfanos, y a falta de unas y otros a los padres o a las madres viudas de cada uno de los incluidos en la siguiente relación: Juan Silva González, Juan Galindo González, Cristóbal Fernández Expósito, Manuel Benítez Sánchez, Balbino Zumaquero Montiano, Andrés Montiano Cruz, Fernando Lago Gutiérrez, José Utrera Toro, Manuel García Benítez, Juan Villanueva Garcés y Manuel Pinto González.
… El Sr. Algora notó que faltaba entre las víctimas la de Barberán que fue el anciano impedido que, hallándose en la cama, acompañado de su nieto, fue muerto. Por ello el Sr. Algora rogó al presidente de la Cámara que quedase veilnticuatro horas sobre la mesa; pero cuando se enteró que la Comisión de Presupuestos ya estaba advertida de la falta, volvió a rogar al Sr. Besteiro que la pusiese a la aprobación inmediata de la Cámara como así se hizo. La Comisión de Presupuesto se ha dirigido a la de Pensiones para que ésta, a su vez pida al juez de Cádiz el informe oportuno y se incluya entre las víctimas a Barberán”.
La pensión a los familiares de Salvador Barberán Castellet nunca le llegó.
La fotografía es de abril de 1933, está realizada en la sede de la CNT de Cádiz en la calle Santiago número 1, junto a la plaza la Calendaria. Lo más probable es que se la hicieran para acompañar a los distintos certificados necesarios para obtener la pensión de 250 pesetas que había acordado el Congreso de los Diputados. Están todos los supervivientes de la familia Seisdedos, salvo el matrimonio y los hijos de Mercedes Cruz y Manuel Prieto y Manuel Silva Cruz en una colonia escolar. Arriba, de izquierda a derecha, Manuel García Franco, Sebastiana Cruz Jiménez, María y Catalina Silva Cruz. En medio, Carmen, María Cruz Jiménez, Francisca y Juan y los niños Curro y Juan Silva Cruz. Abajo, las niñas Catalina y Sebastiana Silva Cruz. La segunda fotografía es el telegrama de Sediles.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Fue un atropello lo de las pensiones a los familiares de las victimas de los sucesos. Pero hubo más, por ejemplo, el que suscribe perdió a su padre en el año 1953. Éramos nueve hermanos, la mayor 26 y el mas chico6años. Cuando fuimos a reclamar una pensión de viudedad, le dijeron a mi madre que porque no se había muerto dos meses despues. Se cometieron muchos errores, por fin en el año 1983 pudo cobrar mi madre una pensión no contributiva. Un saludo.