headerphoto

El poblado de los Charcones.

Las tierras que bordean la antigua laguna de la Janda reunieron en la Prehistoria unas condiciones inmejorables para el asentamiento de los primitivos pobladores de la Península Ibérica. El instinto migratorio de los primeros homínidos por la supervivencia les llevó desde tempranas épocas a cruzar el Estrecho de Gibraltar desde África, encontrando en los bosques cercanos a la laguna gran cantidad de especies cinegéticas, corzos, ciervos, venados, jabalís, etc., así como las innumerables especies de pájaros que anidaban en sus cañizos, espadañas y carrizos y la copiosa pesca que ofrecería el río Barbate con sus tributarios, sin olvidar la variedad de frutos silvestres que aún hoy en día nos ofrece la comarca...

El poblado de los Charcones, emplazado en la cuenca del río Barbate, en el mismo borde la la Laguna de la Janda, fue construido sobre una plataforma a 30 metros sobre el nivel del mar y desde él se ejerce un control visual de su entorno inmediato, como las cercanas sierras del este, entre ellas la Sierra Momia donde se encuentra la célebre estación rupestre del Tajo de las Figuras, en el término municipal de Benalup.
Los restos arqueológicos encontrados en Los Charcones aparecieron dispersos en una superficie de 25 hectáreas y entre ellos destacamos vasijas con decoración campaniforme y otras cerámicas como platos y fuentes. También se recogieron productos líticos y abundantes dientes de hoz, que son indicadores de la importancia de las actividades agrícolas en el poblado, ya que éste contaba con abastecimiento de agua abundante gracias a los numerosos arroyos que desde las cercanas sierras se encaminan hacia el río Barbate.
Así se puede considerar una ocupación temprana de asentamiento hacia fienes del IVº milenio con una perduración hasta principios del IIº milenio a.C.

Recogido en el informe final sobre la identidad comunitaria comarcal de la Janda
Vincent Jenkin escribe: "En un artículo publicado en la revista Almoraima del año 1995 Ramos et alii dan noticia de un dolmen ubicado a menos de un kilómetro al sur del poblado prehistórico de Los Charcones, y proponen que estuvo vinculado con el foco dolménico de La Janda. No está ilustrado, pero su posición se indica en un mapa del área en el cual se ve que el poblado prehistórico ocupaba la ladera norte de la Mesa Mediana. Según fuentes fiables dos estructuras megalíticas inéditas sí existían al oeste y cerca del asentamiento prehistórico (pero no tenemos datos sobre ellas), y la que indica el mapa es conocido por los lugareños como el Dolmen de Mediana que se encuentra a una distancia de dos kilómetros al sur en otra finca, llamada la Majada Verde. Estas mismas fuentes nos han informado que recuerdan otras estructuras megalíticas en el sur de la mesa que ahora no se pueden visitar o quizás hayan sido destruidas para facilitar las labores agrícolas "

1 comentarios:

virgi dijo...

me ha encantado salu!!!, doy fe d los frutos silvestres q allí había y q yo lujosamente he comido: peras y manzanas silvestres con un sabor q ahora es imposible d encontrar, esas cestas y cestas d moras q de tantas q cogíamos hacíamos mermelada para q no se echaran a perder, higos chumbos rojos y verdes, higos y brevas, azofaifas, grosella, madroños, y numerosas bayas q no se ni lo q eran... así estoy d bien criaita, jejejeje.