headerphoto

¿Cómo preservar?

Esta mañana ha tenido lugar en la casa la cultura una mesa redonda sobre la Arqueología prehistórica como función social. El papel de los ayuntamientos y el desarrollo local. Empezó y estuvo moderada por el profesor José Ramos Muñoz profesor titular de Prehistoria de la Universidad de Cádiz, al que vuelvo a reiterar mis felicitaciones por las jornadas y por su talante. Participaron Pedro Cantalejo Duarte, Francisco Giles Pacheco, José María Gutiérrez López, Lorenzo Perdigones Moreno, Antonio Rodríguez Cabañas, Baraka Raissouni, Mehdi Zouak y Aziz El Khajari. Todas las intervenciones me parecieron interesantes pero yo voy a centrar mi comentario en tres. La que más me gustó fue la Pedro Cantalejo ya que explicó como en la comarca del Teba han puesto en valor su patrimonio desde planteamientos prácticos y realistas. En su intervención en el debate dejó claro que el mundo del patrimonio histórico ha perdido la partida con el del patrimonio natural y que es necesario recuperarla. Al aplicar sus planteamientos a la situación del patrimonio histórico benalupense era inevitable una sensación de sana envidia y de tristeza. Lorenzo Perdigones, como dije ayer, asumió el duro y difícil rol de representar y defender a la administración. Dijo que auguraba un gran futuro para el Tajo de las Figuras y se refirió al proyecto investigativo que están llevando a cabo las profesoras María Lazarich y Ana Carreras. Vi muy apropiado que se refiriera varias veces a Martí Mas Cornellá como el gran investigador de la cueva del Tajo de las Figuras. Me sorprendió gratamente la intervención del benalupense Antonio Rodríguez Cabañas (Director de los Servicios Culturales de la Diputación de Cádiz) que como el mismo dijo al ser sábado se quitó la chaqueta de funcionario y criticó  actuaciones de algunas administraciones en torno al patrimonio histórico. Se posicionó claramente sobre la divulgación del patrimonio histórico como mejor forma de defenderlo, terminando con una frase que apunté para luego utilizarla en esta entrada: "Lo que no se conoce, no se quiere". Luego en el tiempo de intervención del público esta cuestión de si debe o no darse a conocer nuestro patrimonio prehistórico para preservarlo centró el debate. Alguien dijo que la obligacion del investigador es que lo investigado llegue al público en general.  Durante todo el tiempo yo me estuve acordando de los famosos diez dólmenes que "descubriera" Brevil en 1917 en el entorno del Tajo de las Figuras. Hay quienes piensan que no deben darse a conocer porque se perderá lo poco que queda aún quedando en un estado de indefensión alarmente. Otros, entre los que me incluyo, opinan que la mejor forma de defender lo poco que queda, que es muy poco, es dándolo a conocer y fomentando política activas de divulgación y defensa de nuestro patrimonio histórico. El que esto suscribe no puede dejar de pensar si detrás de la postura que defiende el oscurantismo hacia estos dólmenes no se esconden otro tipo de cuestiones relacionadas con los empujones, codazos, celos e intereses profesionales del mundo universitario. Tampoco entiende como una veces se dan a concer claramente, como se demuestra en la foto de abajo situada en el centro de interpretación de la prehistoria de Cádiz en B/CV y otras veces se atrincheran en la postura contraria. Estoy convencido de que en la zona hace falta como decía Victorio Molina mucha "vulgarización científica" . Por eso me pareció estupenda la noticia que dio Ana Carreras(que participo en el debate desde el público) en el sentido de organizar próximamente unas jorandas en B/CV  para dar a conocer la ZOPA (Declaración Patrimonial de todo el recinto) del Tajo de las Figuras cuando el expediente BIC se apruebe definitivamente. Esperemos que sea pronto y no le ocurra lo que a los lugares de la memoria de los Sucesos de Casas Viejas

0 comentarios: