Casas Viejas y la exposición Tierra y libertad. Cien años de anarquismo

El otro día dejaba dicho que iba a escribir sobre la poca presencia de los Sucesos de Casas Viejas en la exposición que ha coordinado Julián Casanova en Zaragoza.  En la exposición de Tierra y Libertad sólo me encontré el libro original Ramón J. Sender sobre Casas Viejas y dos o tres fotografías dentro de un montaje audiovisual. Primero vino la decepción, luego el intento de explicación. En primer lugar, utilice argumentos del tipo los Sucesos de Casas Viejas son un asunto local y esto es una exposición al menos de carácter nacional, hay inflación de los Sucesos de Casas Viejas, es normal que un Martínez Soria como yo fuera a la capital de Aragón esperando que aparecieran cosas de su entorno y se desencante. Luego empece a dudar. Como ya dije, no me había  gustado nada que en la exposición  que se le diera tanta importancia visual y temática a la relación del anarquismo con el terrorismo, que no se dejara claro la diferencia que hay entre el anarcosindicalismo (CNT) y el anarquismo y que no se enfatice, ( ideas robadas), en que la CNT ha significado la introducción del sindicalismo moderno en España y la dotación a los más desfavorecido de un instrumento que facilite la lucha para cambiar sus pésimas condiciones de vida. Pero, a lo mejor es que está uno próximo a la menopausia mental y tiene la sensibilidad por los cielos. Lo cierto es que me dio por pensar que era lo mismo que lo que había pasado con los sitios de la memoria y su retirada oficial a última hora. En el franquimo pasó algo parecido, en un principio se utilizaron  para atacar  a la Segunda República, luego en palabras de Josefina Cuesta "Poco después, la dictadura franquista puso empeño en borrar el recuerdo, lo que indica que no lo consideró un baldón paa la II República ni útil para sustentar una permantente crítica. Casas Viejas encerraba también una violencia política del Estado, de sus fuerzas de orden, y una subversión anarquista, la sublevación de la miseria que más valía no recordar, ni siquiera relegada a un pasado cerrado... La leyenda de Casas Viejas quedaba sepultada bajo la "cultura del desaparecido": desapareció además la causa judicial de los anarquistas y los documentos de orden público". Si es verdad que con la transición cambiaron muchas cosas de forma, pero no tantas como nos gustaría del fondo, me puedo explicar porque no aparecen los Sucesos de Casas Viejas de forma apropiada en esta exposición que participa la flor y la nota de los profesionales de la historia contemporánea española o porque pese a  la burocracia desarrollada y el dinero gastado en los trámites para proteger a los sitios de la memoria luego dejan que el tiempo los deje hueros. Tengo clarísimo que en el fondo cada época trata a su pasado como le interesa a su presente y que como dice Lucien Febvre, el pasado no es relevante en sí mismo, sino según los problemas que a través de él se quieran resolver. No obstante, hay que alabar el intento de Casanova y su equipo de historiar estos cien años del anarquismo, aunque en la exposición que conmemora la creación de la CNT se le dedique un gran panel a la Mano Negra (ocurridos cuarenta años antes de su fundación) y casi cero a "la tragedia de la segunda república" en palabras del propio Casanova. Por otra parte, hay que reconocer que Casanova consigue que Aragón y su mundo universitario haga lo que no ha hecho Andalucía, como se queja en un artículo José Luis Casas Sánchez.
Pero, mi gran duda es si los intentos de los poderes oficiales actuales que yo veo de volver a dejar en el olvido a los Sucesos de Casas Viejas se debe a fenómenos paranormales e inexplicables o a lo que significan los Sucesos y a las responsabilidades políticas del gobierno republicano socialista de turno. Es decir, si la maldición es de Casas Viejas o a Casas Viejas.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Salu, el problema es que el centenario lo centran en un periodo no superior a los diez o quince años, pero sobre todo al 36-39. El resto, sobre todo a partir del 39 hasta 2010 (son 100 años) simplemente no existen para la historiografia oficial. Lamentable, pero cierto.

cecilio

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV