headerphoto

Los carabineros de Casas Viejas 1

El origen de los carabineros hay que buscarlo en la política proteccionista del despotismo ilustrado del siglo XVIII. Se trataba de crear un cuerpo que recaudara dinero para el estado al tiempo que protegiera la industria nacional cobrando aranceles a los productos extranjeros. A ese cuerpo se le denominó Resguardo. En 1829 Fernando VII lo sustituye por el cuerpo denominado "Carabineros de Costas y Fronteras", de carácter militar. La funciones del nuevo cuerpo eran "la seguridad y vigilancia de costas y fronteras, hacer la guerra al contrabando, prevenir sus invasiones, reprimir a los contrabandistas y afianzar con respetable fuerza, en favor de la industria y comercio nacionales, la protección y fomento de las leyes de Aduanas". Los carabineros existían en la provincia de Cádiz desde 1829 y la Guardia Civil desde 1844 ambos con carácter militar, pero con misiones distintas, ya que los carabineros dependían de Hacienda y perseguían fundamentalmente el contrabando y la Guardía Civil lo hacía de Gobernación y tenía funciones fundamentalmente de orden público en el mundo rural.
Debido a la situación geoestrategica y geopolítica de Gibraltar el contrabando en esta zona tomaba proporciones gigantesca. Como decía el DIARIO DE CÁDIZ de aquellos años, existían verdaderos ejércitos de contrabandistas que fuertemente armados e incluso montados a caballo, se enfrentaban violentamente contra las fuerzas de Carabineros que intentaban aprehender los alijos. Así en 1878 se crea una segunda comandancia de carabineros en la provincia de Cádiz, hecho insólito en la geografía española.
Los carabineros de Casas Viejas quedaron adscritos a la comandancia de Algeciras, la más dura y sacrificada de todo el territorio nacional. Como dice Jesus Nuñez en su estudio sobre los carabineros, el cual estoy siguiendo para esta entrada "La penosidad del servicio quedó plenamente recogida en numerosas disposiciones de "El Guía del Carabinero", boletín oficial de la institución. Sirva como ejemplo, que aquel carabinero que estuviese durante un año entero destinado en el Campo de Gibraltar, tenía carácter preferente para solicitar traslado a cualquier otro punto de España". Entre 1871 y 1891 pasan cuarenta y un carabinero por el puesto de Casas Viejas, vienen de todos los puntos de la geografía española (5 de Salamanca, 4 de Cáceres, 3 de Granada, de León o de Cádiz, 2 de Valencia, de Zarazagoza, de Burgos o Sevilla y 1 de Valladolid, Palencia, Huelva, Málaga, Huesca, Ciudad Real, Albacete, Badajoz, Córdoba, Murcia o Zamora). Muchos de ellos están poco tiempo en el pueblo, pero otros se establecen aquí, como fue el caso de mi tocayo Salustiano Parrado que casó con Mari Ángeles del Rosario Peña Catalán en 1916. La aportación demográfica de los carabineros, como la de otros funcionarios (que normalmente han venido de fuera) ha sido muy importante en la formación de este pueblo de idas y venidas. Sus actuaciones aparecían frecuentemente en la prensa, como ya recogí en otras entradas de este blog.

La fotografía procede de la página web citada donde escribe Jesús Núñez

0 comentarios: