La comarca de La Janda. Patrimonio natural. 9

Estamos ante una de las comarcas españolas que mejor ha conservado su patrimonio natural. Ello no sólo es una de las señas de identidad más importantes de la comarca, sino que también debe ser el principal activo de cara al futuro. El Parque de los Alcornocales alberga una gran variedad de especies que lo hace ser el bosque mediterráneo por excelencia de Europa, genera una gran cantidad de oxígeno y retiene una inmensa cantidad de agua, convirtiéndose en el “pantano natural” de la provincia de Cádiz, mantiene unos ecosistemas únicos con endemismos y reliquias propias de otras eras geológica, es depositario de un rico legado cultural e histórico. Las actividades económicas predominantes han sido de tipo silvícola como el carboneo, descorche, rozas, repoblación forestal... de recolección de espárragos, tagarninas, palmas, setas, cepas, palmito... de tipo pecuario; fundamentalmente con vacas, cerdos y cabras o cinegéticas (ciervo, corzo y caza menor principalmente). Todas estas actividades han permitido un desarrollo económico de los pobladores sin alterar en demasía el medio natural, hasta tal punto que ha sido un bosque “humanizado” y cuando ha perdido esa característica están apareciendo grandes problemas medioambientales.



Después de la Sierra, la campiña es el segundo ámbito mejor conservado de la comarca. Su explotación agraria se ha caracterizado por mantener un equilibrio entre la explotación antrópica del medio y la conservación de los valores ambientales, ya que convivieron en toda la campiña las actividades económicas agrarias con la flora y la fauna del entorno. Esto fue posible porque la economía agraria se basaba en grandes explotaciones latifundistas, donde la ganadería extensiva era la base y los
campesinos completaban su renta proveniente de los escasos jornales con actividades de economía depredadora como la caza (generalmente ilegal; los denominados furtivos) y la recolección de frutos (tagarninas, espárragos, caracoles...). Esta situación económica, tan injusta y desfavorable para los pobladores, posibilitó un grado de conservación bastante alto. En los años sesenta, con la crisis de la agricultura tradicional y la desecación de la laguna de La Janda se fue abandonando progresivamente este modelo, llegando a la modernidad más tarde que el resto de España, pero con un ritmo de crecimiento más acelerado. Ya vimos en otra entrada la necesidad de que las administraciones legislaran algún tipo de medida de protección ambiental para la antigua laguna de La Janda.



El litoral de la Janda es y ha sido la zona que ha sufrido la mayor presión especulativa e inmobiliaria de la Comarca de la Janda, ejemplos como lo ocurrido en Roche (Conil), El Palmar (Vejer), Zahora-Caños de Meca (Barbate), o Atlanterra (Tarifa), lo demuestran. Pero, exceptuando algunos atentados urbanísticos, que los hay, se puede afirmar que la costa de la Comarca Janda se salvó del modelo de la Costa del Sol de los años sesenta y del modelo Chiclana de los años noventa. Esta costa no ha perdido aún la preponderancia de sus valores naturales. Todavía podemos observar extensas marismas con sus comunidades de plantas halófilas, extensas formaciones dunares y amplísimos arenales, con su flora y fauna asociada. En esta zona encontramos el segundo parque natural de la comarca; El Parque Natural de la Breña
y Marismas del Barbate que incluye los montes "Dunas de Barbate" y "Breñas Alta y Baja", además de una franja marina de una milla y las Marismas del río. En total 3.797 Has . Se diferencian cinco ecosistemas distintos; el acantilado, el pinar, las dunas, el ecosistema marino y las marismas del río Barbate.



En resumen, el buen grado de conservación de nuestro patrimonio natural es una de nuestras señas de identidad, pero también genera un debate sobre las actuaciones a tomar en un futuro inmediato; se trata de saber si existe voluntad y capacidad política para desacelerar las tendencias de aprovechamiento intensivo de los recursos existentes y aplicar políticas conservacionistas. Este debate no se podrá hacer a medio y largo plazo, el debate está ya, el debate es ahora. El POT de la Janda está en sus últimas fases, listo para ser aprobado de un momento a otro. Tanto la costa como la campiña viven un momento histórico en su evolución; proyectos millonarios, campos de golf, inmensas urbanizaciones, ladrillo, cemento y asfalto...que con la última crisis habían sufrido una desaceleración importante, vuelven a verse en el horizonte. De lo que se decida en este momento depende el patrimonio natural de la Comarca de la Janda y quizá, de la misma comarca.
La primera fotografía es de la romería de Alcalá de Mintz, la segunda una vista general de Paternal de Miguel Barroso Romero, la tercera el castillo de Gigonza y la cuarta los arrozales de Benalup Casas Viejas

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV