headerphoto

La comarca de La Janda. La fauna. Y 7

El gran valor ecológico de la fauna de la comarca de La Janda viene motivado por dos elementos; la presencia del Parque de los Alcornocales y la situación de tránsito de la Janda entre dos mares (Mediterráneo y Atlántico) y dos continentes (Europa y África), convirtiéndose en ruta de paso obligada para las aves migratorias que cruzan el estrecho; una de las principales vías migratorias del mundo. De la importancia de la fauna de la comarca de la Janda y de sus condiciones ecológicas es un perfecto ejemplo los dos proyectos señeros de la Junta de Andalucía sobre la reintroducción del águila imperial y el águila pescadora, dos especies en vías de extinción, siendo de las aves más amenazadas y más escasas del planeta.
Correspondiendo con su importancia ecológica y estratégica, la fauna del Parque Natural de Los Alcornocales es de gran variedad y riqueza. El animal protagonista de la sierra es el venado. Además, dentro del apartado de los mamíferos vamos a destacar a los ungulados, como el corzo y entre los depredadores al zorro, la gineta, el meloncillo, la nutria, el turón, la comadreja, el gato montés y el tejón.
Estas sierras presentan una gran variedad y riqueza en rapaces (hasta un total de 18 especies). Reseñar las águilas calzadas, culebreras y ratoneras, azores, gavilanes y cárabos. Las rapaces rupícolas se localizan en los tajos, como el buitre común, el alimoche, el águila perdicera, el búho real, halcones peregrinos y cernícalos. En el apartado de los reptiles hay que mencionar a la culebra bastarda, la de escalera, la de herradura, el lagarto bocelado, lagartijas, la víbora hocicuda y una gran cantidad de anfibios.



La fauna de la campiña es la que tiene menor valor ecológico de las tres, excepto en las zonas donde la ganadería extensiva le ganó el pulso a la agricultura. Reseñar las aves de pastizal, que están compuestas por grandes comunidades pero de poca variedad como los jilgueros, los trigueros o las cogujadas. Entre las aves de matorral hay que citar a los zorzales, mirlos, currucas.... Importantes para la caza son las especies que se refugian en el matorral, pero se alimentan en los claros como la perdiz, el conejo o la liebre. Otra especie a destacar es el meloncillo, ya que en esta zona se localiza la colonia más floreciente en la península de esta especie protegida. Otros mamíferos son los topos y los eslizones. Un apartado especial lo vamos a dedicar a la fauna acuática continental. Los ríos y arroyos de la comarca, junto a la proliferación de embalses son biotopos muy ricos. Destacar los pantanos a los que se acercan a beber desde las sierras cercanas la nutria, la comadreja, el turón, la gineta, el meloncillo, el zorro, el jabalí y una gran cantidad de aves acuáticas.



Pero las grandes protagonistas de la fauna de la comarca de la Janda son las aves migratorias. De los dos pasos migratorios que anualmente se registran – en primavera y otoño – el que resulta más importante para la comarca es el de otoño, una vez que ha finalizado la reproducción. Así, citaremos el halcón abejero, el milano negro, el milano real, las águilas culebreras y calzadas, los alimoches, halcones peregrinos, cernícalos comunes y primillas. En el apartado de las cigüeñas destacaremos la blanca que es la más abundante y la negra, más tardía y escasa. También hay que hablar de las aves insectívoras, las alondras, garzas y aves marinas. Para terminar reseñar que como informan Ecologistas en Acción “en el mosaico lagunar de La Janda, en los periodos de estiaje, hay mayor biodiversidad de avifauna que en Doñana, mientras Doñana posee importantes figuras de protección, La Janda no tiene protección legal alguna”.
La segunda fotografía es de Mintz

0 comentarios: