headerphoto

La comarca de la Janda. El clima. 5

La comarca de la Janda tiene un clima atlántico-mediterráneo marítimo, y un régimen térmico de tipo subtropical cálido. Climáticamente la comarca de la Janda se individualiza con respecto a otras próximas por la existencia de unas temperaturas más suaves y moderadas que las comarcas del interior, unas precipitaciones mayores que las comarcas al Oste y el Este y, sobre todo, por la presencia casi regular y constante del viento de levante. La comarca de la Janda se sitúa en la transición de dos dominios climáticos diferentes; el de las latitudes medias templadas y el de las latitudes cálidas. Así, la actuación de la circulación atmosférica general va a someter a la comarca a la alternancia de centros de acción y de mecanismos meteorológicos diferentes en las estaciones invernal y estival. La ubicación de la comarca de la Janda entre el mar y la montaña, entre el Mediterráneo y el Atlántico y entre el continente europeo y africano van a aportarle unas características climáticas que la individualiza y la caracteriza netamente.


Su baja latitud explica los inviernos tan suaves (unos 11ºC de media) y los veranos calurosos (24 º C de media). Obviamente, las temperaturas no son iguales en toda la comarca; la amplitud térmica será mayor hacia el Norte y menor hacia la Oeste, al igual que las temperaturas disminuirán hacia el Norte y el Este y aumentarán al Oeste y Sur. Con respecto a las precipitaciones, nos encontramos en una comarca donde se reciben con relativa frecuencia, situándonos dentro de la denominada España
húmeda recibiendo un mayor número de precipitaciones que las comarcas del entorno. Ello se debe a la presencia de las Béticas que posibilita el efecto föenh y a la orientación hacia poniente, convirtiéndose en camino de paso de las borrascas que entran por el golfo de Cádiz. Reseñar, además, otras dos características pluviométricas, como son la irregularidad de las precipitaciones en el año y a través de estos años. Ambos hechos se explican por la ubicación en el dominio de transición que antes comentamos. Así, hay años muy lluviosos (1960, 1976 y 1987) que superaron los 1.000 mm y otros muy secos. Por otra parte, la torrencialidad de las lluvias es manifiesta, como en noviembre de 1984 en Benalup-Casas Viejas que se recogieron 316 mm en 24 horas, o los 226 mm recogidos en Alcalá de los Gazules. Tampoco las precipitaciones son homogéneas en toda la comarca de la Janda, debido a las lluvias orográficas aumenta la cantidad de lluvia hacia el Este; así mientras que Conil, Vejer y Barbate tienen una media de 600 mm al año; Benalup, San José del Valle y Medina la tienen de 800 mm y en el parque de los Alconocales sobrepasan los 1.000mm anuales. Por último, por lo que respecta al viento, también existe una variación estacional, domina el poniente en los meses cercanos al invierno, relacionado con el hecho de que la corriente en chorro se encuentra en nuestra latitudes y provoca la presencia de depresiones dinámicas, mientras que en los meses cercanos al verano domina el levante (tampoco es extraña su presencia en el invierno). El levante, no exclusivo de nuestra comarca, tiene una presencia tan continua y tan importante que se ha convertido en una de las seña de identidad de los jandeños. Como sabemos el clima es un factor que condiciona el turismo. El levante por un lado ha impedido un desarrollo especulativo de este del modelo de la costa del sol, y por otra la existencia de dos estaciones totalmente distintas; de octubre a marzo con temperaturas suaves, abundantes precipitaciones y vegetación frondosa y de abril a septiembre con temperaturas elevadas y sequía estival puede ser un factor interesante a la hora de busca alternativas al problema de la estacionalidad del modelo actual basado exclusivamente en el sol y la playa, pudiendo existir una interesante y simbiótica relación entre la Janda litoral e interior. También de cara al desarrollo de un tipo de turismo sostenible a medio plazo en la comarca que vaya sustituyendo el monocultivo del de sol y playa.Las fotos son de Mintz. De Vejer, Medina y Alcalá

0 comentarios: