Juan el Municipal

La Gaceta de Benalup fue un curioso periódico, que como es característico en este tipo de publicaciones que no tienen más que el interés común como bandera, duró muy poco. Dejó artículos muy curiososos y yo ya he utilizado algunos para este blog. Hoy voy a utilizar el artículo homenaje que Antonio Cepero Barberán le hace a Juan el Municipal, todavía en vida de este, junto al pasodoble de la chirigota del 2010 La Pandilla de los Revilla.
“Muchas son las personas de nuestro pueblo aun sin haber nacido en el mismo que merecen nuestro respeto y admiración por el trabajo que desempeñan día a día.
Juan de Dios Collantes Estrada, policía local y municipal de Benalup conocido popularmente como “Juan de las Caseras” ingresó en el cuerpo de la policía local en Enero de 1972…Cambiando impresiones con el mismo sobre varios aspectos y anécdotas en la vida nos manifestó que al comienzo la plantilla de Benalup estaba compuesta por cuatro agentes que dependían de Medina Sidonia y los servicios policiales había que
realizarlos con un solo agente hasta 1932. Además estos servicios se llevaban a cabo en vehículos particulares si los agentes disponían de estos e incluso a pie.
Natural de Medina Sidonia se trasladó a Benalup en busca de trabajo y fortuna para mantener a la familia.
Su primer sueldo fue de 4083 ptas., incluida la gratificación. Los servicios duraban 8 horas seguidas, así estuvo a lo largo de tres años consecutivos sin poder disfrutar de permiso vacacional como cualquier trabajador.
Su primera vivienda en el pueblo se encontraba ubicada en la calle San Juan, por cuyo alquiler pagaba
setecientas pesetas mensuales, aparte de los gastos tributarios de la luz, agua, etc…
A partir de este momento comienza su tarea comercial mediante la distribución de bebidas a las diferentes
tiendas y bares de nuestra localidad, asignando a su esposa el nombre y la responsabilidad de la pequeña empresa distribuidora… Su lugar de residencia cambia al concederle al alcalde por aquel entonces del núcleo pedáneo D. José Romero Bohollo, veterinario, una vivienda de protección oficial ubicada en la carretera del Castaño, donde actualmente vive con su esposa. Fruto de esta unión tuvieron un único hijo al que pusieron de nombre Pedro. Esto ocurría en el año 1973. Nos comenta Juan que el verdadero ciudadano de Benalup se comporta maravillosamente en las cuestiones relacionadas con la convivencia, siempre correcto con la Policía local. Sin lugar a dudas, esto es posible gracias a la tremenda humanidad que desprenden personas de nuestro pueblo como Juan cariñosamente “el municipal”.
La chirigota de 2010 La pandilla de los Revilla les hizo este pasodoble:
“Y he estado haciendo un trato
Un burro acabo de comprar
Lo he cambiado por la motoY el cerón para cargar
He sacado las entrada “pa” los toros
A mis amigos los voy a invitarPorque es la feria de Algeciras y está la plaza llena a rebozar.
Cuando regresé fui corriendo hacia el Tajo
A un festival de flamenco que me habían invitadoPor la “madruga” de servicio voy a entrar
Él nunca tuvo problema
Porque a la gente supo tratar
No ha nacido en nuestro pueblo
Eres paisano de adopción
Hace poco se ha jubilado
Y aunque yo he sido un delincuente
Adiós te digo amigo JuanAdiós hasta siempre”


Las fotos me las ha dejado su hijo Pedro. Salvo la tercera que representa el aspecto más oficial de Juan, las restantes son un puro reflejo de la personalidad de Juan el Municipal. La primera es en 1979 en las fiestas de Santiago y Santa Ana, la segunda es anterior a esa fecha con la cruz de los caídos detrás, la cuarta es en 1978 en el carnaval, en la Cueva y la quinta posa con Chispas en un bar. Son el reflejo del ambiente popular, de la socialización, de las fuerzas del orden al servicio de la sociedad y de que no hay que ser ningún Rambo, ni Wyatt Berry Stapp Earp para ser un magnífico profesional de las fuerzas de orden público locales.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Me ha encantado este artículo.

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV