headerphoto

Las calamidades. El socorro. 2

La institución encargada de socorrer a los trabajadores es el Ayuntamiento. El gobernador y el Ministerio de Gobernación quedan como instancias superiores a las que se recurre algunas veces, pero cuya función principal es la del mantenimiento del orden público a través de la Guardia Civil o el ejército si las adversas condiciones se perpetúan y radicalizan las consecuencias. La iglesia ya no tiene el protagonismo del Antiguo Régimen, sólo va a volver a él en circunstancias excepcionales como en los Sucesos de Casas Viejas, en los que por su significación volvemos a ver al cura repartiendo pan entre los afectados. El segundo protagonista va a ser los grandes contribuyentes. Siempre que hay una crisis tanto el gobernador civil como el propio Ayuntamiento pretenden que estos se hagan cargo de los trabajadores en paro. Pero en esta época y en el municipio de Medina los contribuyentes argumentan que no pueden y no se hacen cargo de estos obreros. En un acta de 30-12-76 se puede leer: “…(los grandes contribuyentes) estos han contestado que sus capitales no les permite ocupar a los trabajadores más que en las faenas agrícolas paralizadas por completo en este largo periodo de lluvias haciéndose imposible continuarlas hasta después de pasados muchos días que estas hayan cesado y el tiempo sea bonanible.”
A veces se recurre a medidas especiales como en la grave crisis de 1905. Leemos en un acta de 1-4-1905: “El Señor Alcalde expone que si en todo tiempo la higiene, limpieza y ornato público reclaman el cumplimiento del artículo setenta y dos de la Ley monumental en cuanto al enlucido y blanqueo de las fachadas de las casas, en la presente calamitosa época, la necesidad de proporcionar trabajo a la clase jornalera de campo que se encuentran sin ocupación. El Ayuntamiento estimula a los propietarios para que enluzcan, blanqueen o pinten las fachadas de sus casas”. Entre el Ayuntamiento y los grandes propietarios se hacen cargos del costo del reparto del pan o el dinero en metálico. El 23-2-1902 se dice “y el Ayuntamiento acordó facilitar una ayuda de cincuenta céntimos de peseta a cada uno de los jornaleros pobres interim no cesen las lluvias”. Unas veces el dinero o trigo necesario se toma del propio Ayuntamiento o del Pósito y otras se hace una suscripción entre los grandes contribuyentes. Así en las actas de 4-3-1905: " Pero agravándose la situación ayer y hoy había dispuesto, ambos días, que se socorriera a los trabajadores, citando a una reunión de Señores Concejales y contribuyentes que se verifico hoy en la cual, se acordó abrir una suscripción a la que se invitará a todos los que puedan contribuir al remedio de la presente calamidad”. O en el acta capitular de 10-1-1915 “que para ello se pusiera al cobro el primer trimestre del reparto para calamidad”.
El tipo de socorro habitual viene dado por la dotación de unos bonos para adquirir pan. El pan es el alimento básico y sagrado. En un acta capitular de 12-2-1910 leemos:”El Señor Alcalde dio cuenta a la Corporación de que paralizadas las faenas del campo por causa de las continuadas lluvias… el Ayuntamiento acordó que mientras dure la falta de trabajo, se socorra diariamente a los mencionados jornaleros con tres libras de pan a los casados y solteros hijos de viuda, con cuatro a los que tenga cuatro o más hijo y con dos a los solteros”.
Ellos mismos consideran que esto es insuficiente, por ello, a veces y siempre que se pueda, el Ayuntamiento ofrece trabajo en obras públicos, adelantándose a las medidas de Keyness y el New Deal. Así en un acta de 12-2-1900 “Considerando mucho más beneficioso para la población y para los jornaleros el facilitar trabajo en vez del socorro de pan dispuesto en la referida sesión extraordinaria, acordó asimismo que el mencionado socorro se suministre en los días de lluvias y que en aquellos en que sea posible el trabajar se dé ocupación a los braceros necesitados en el arreglo y compostura de los caminos vecinales y demás vías de comunicación, mediante el jornal de una peseta veinte y cinco céntimos como maximun a cada uno”.

Foto Serrano

0 comentarios: