Las calamidades. El ritual. 3

La frecuencia de la calamidad y el socorro consiguiente llevaron a la ritualización de las actuaciones, tanto de los trabajadores como de las autoridades. El protocolo, en caso de lluvias, que como hemos visto es la causa más común, viene a ser como sigue: “Presentadas las primeras lluvias de invierno o primavera el gobierno municipal y trabajadores dejan transcurrir los primeros días sin el más leve movimiento. La persistencia de las lluvias forman los primeros corros de trabajadores en las calles y plazas públicas. Pronto aparecen los primeros actos individuales consistentes en pequeños robos que inquietan al gobierno municipal. La petición de limosna se generaliza. Los trabajadores se concentran en las puertas del Ayuntamiento en demanda de socorro. El Cabildo se reúne y, tras una breve discusión, acuerda arbitrar medidas para socorrer a los trabajadores y mantener el orden público. El alcalde siempre tenía que convocar un cabildo”. (Antonio Cabral). Hay muchos ejemplos de este modo de actuación por ejemplo leemos en un acta capitular de 11-2-1895 “Se da cuenta del expediente instruido con motivo de la manifestación de jornaleros verificada en el día de ayer, solicitando un socorro por no poder trabajar a causa de la lluvias que impiden continuar las faenas agrícolas”. O la de 23-2-1902: “ El señor presidente expuso que desde hace tres días, acuden, a su casa y a la Consistorial, comisiones de jornaleros de campo, solicitando, en su nombre y en el de los demás del pueblo, que se les socorra por el Municipio”. En un acta de 10-1-1915 se repite el ritual, obreros acuden al Ayuntamiento, este convoca a los grandes contribuyentes y al pleno:” El Señor Presidente manifestó que por las abundantes lluvias se paralizaron las faenas del campo, quedando sin ocupación la clase obrera, la cual después de llevar bastantes días sin trabajo acudió a la Alcaldía solicitando socorros y convocados para tal motivo los mayores contribuyentes acordaron que se facilitara el socorro y, habiéndose efectuado y sido socorridos los obreros de Medina y Aldea de Casas Viejas durante los días tres al nueve del presente mes de Enero". En el acta de 28-5-1923 se observa también claramente los puntos de este ritual comentado: “El Sr Presidente manifestó que como sabían los Sres Concejales, las continuadas lluvias ocurridas en el pasado mes de Abril y principios del presente paralizando las faenas del campo dejando sin ocupación a los obreros agrícolas, los cuales grandemente necesitados habían solicitado socorros y dada cuenta de ello a la Junta de contribuyentes, convocada al efecto, estimó justificada la petición de los jornaleros y acordó que se atendiera a los mismos poniendo al cobro el reparto municipal facilitado a los obreros de esta Ciudad y Aldea de Casas Viejas socorro o trabajos públicos en los días veinte y uno al treinta de Abril y uno y dos de Mayo inclusive, produciendo todo ello un gasto de siete mil ochocientas cincuenta y una pesetas cincuenta y cinco céntimos”. La apertura del expediente calamidad se ve claramente en este acta de 2-4-1894: “Se da cuenta del expediente instruido con motivo de la manifestación de jornaleros verificada en el día de ayer, solicitando un socorro por no poder trabajar a causa de las lluvias que impiden continuar las faenas agrícolas”. Lo más común es que ante la falta de trabajo por las lluvias continuas los obreros se manifestasen en las dos Alamedas (Medina y Casas Viejas) como se puede leer en acta de 11-2-1895: “El señor Alcalde expuso la conflictiva situación de los jornaleros de esta ciudad, los cuales en buena actitud, pero imponente por su números, se habían reunido en la plaza de la Constitución, enviando misiones que solicitaban del Municipio algún socorro que pudiera remediar la presente calamidad por las continuas lluvias que impedían a los citados jornaleros proporcionarse recursos algunos”La primera foto es de Campúa

Comentarios

Entradas más vistas

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Benalup 17

Íllora y Benalup-Casas Viejas. A propósito de la presentación de "Los sucesos de Casas Viejas. Crónica de una derrota".

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. Vencedores. 5

Los benalupenses de a pie durante el franquismo. El favor. 1

Crónica de una derrota anunciada

El habla de Benalup-Casas Viejas. Toponimia. Casas Viejas 18

VII jornadas gastrónomicas. Ruta gastronómica de la seta. BCV