headerphoto

DE GANADORES Y PERDEDORES. De Francisco José Nieto Reyes (Facebook)

Me contaba mi tía-abuela Juliana, hermana de mi abuelo Antonio y de mi tío-Abuelo José, que en los años siguientes a la guerra se fue a "servir" a Jerez. Un día llamaron a la puerta y fué a llamar a la dueña de la casa: "Ahí hay una señora que está pidiendo limosna". Después de negarle la limosna y de pegarle un portazo, se acercó a mi tía y, con muy malas formas y llena de orgullo le dijo: Juliana, que le quede claro para siempre una cosa, en esta casa no hay más señora que yo. Y mi tía volvió a sus quehaceres.
Este hecho retrata perfectamente a la España de ganadores y perdedores, no porque hubiera pobres y ricos, que siempre los habrá por desgracia, sino porque el régimen se encargó de quitar la dignidad a los pobres, sobre todo si éstos tenian relación con el bando perdedor. Ese es el gran genocicio del fascismo, desposeer de la dignidad a los contrarios.
La foto que acompaño es de este verano. Mi madre (en el centro) con sus primas-hermanas Pilar (de rosa) y María Luisa. Sus padres eran hermanos, Antonio y José Reyes Estudillo. Dos hombres cabales que el régimen les arrancó su dignidad. Antonio sufrió los horrores del exilio, del nazismo y murió asesinado en Mauthausen el 13 de Octubre de 1941; y José sufrió los horrores de las prisiones franquistas empeñados en encontrar una justificación para ejecutarlo, logró sobrevivir, pero nunca le devolvieron su dignidad.
Huyendo de sus penurias en Casas Viejas (Cádiz) emigró mi tío José a Valencia en 1962 con su mujer y sus hijos y, a partir de esta fecha todos LOS REYES fueron tras las huellas de su hermano, incluida sus propia madre.
La última en emigrar fué mi madre en Junio de 1981. Por eso esta foto es muy significativa. Las hijas de mi tío José Reyes, nuestro Patriarca en la emigración a Valencia, y mi madre que cerró la ida a Valencia. Las hijas de dos hermanos que se amaban y estaban unidos, y que estarían muy orgullosos de contemplar a sus niñas en esta foto.

0 comentarios: