headerphoto

Comentario de Manolo Montiano

Creo que la recolección de la remolacha es el trabajo más duro que he hecho en mi vida (en pleno verano). Había que empezar a pelar muy temprano para que la remolacha se soleara antes de que llegara el camión. Y éste no podía parar, en cuanto llegaba había que cargarlo aunque sea a la hora de comer. Era muy duro. A mediado de los noventa dejé de sembrarla y sólo la volví a sembrar cuando se mecanizó la recolección. Imagínaos lo que era recoger una parcela como la mía de unas ocho hectáreas en veinticuatro horas con las máquinas cuando antes pasábamos hasta dos meses pelando y cargando un camión cada tres o cuatro días...
Ahora se han cargado el cultivo bajando los precios y haciendolo insostenible e importamos el azucar del extranjero.
Ah, y la remolacha en Andalucía se siembra en Otoño a diferencia del resto de Europa que se siembra en primavera.
La primera foto es de Alejandro Stella, la segunda de Mintz.

0 comentarios: