headerphoto

Visita de la Comisión Parlamentaria Extraoficial

Como por todos es conocido desde un primer momento se intentó ocultar la verdad de lo que había ocurrido en Casas Viejas. El 19 de febrero de 1933 una comisión parlamentaria extraoficial llega a Casas Viejas. En el periódico "el Socialista" se puede leer: "Los diputados extremista de la Cámara marchan a Casas Viejas con la intención de desempolvar un triste suceso ya discutido y rediscutido y distraer de ese modo a la opinión. Los anarcosindicalistas anuncian una huelga general. La Prensa clerical arrecia en sus ataques. Lerroux obstruye la labor parlamentaria, con aplausos cerrados de todos los detractores del régimen. ¿Está claro? La alianza monárquico-clerical-anarquista contra la revolución salta a los ojos. Deber del proletario es barrer el contubernio bochornoso y reaccionario que quiere impedir el desarrollo de la revolución". A Casas Viejas vienen los diputados señores Soriano, Algora, Fanjul, Aramburu, Sediles, Ortega y Gasset, Rodríguez Piñeiro... A ellos lo acampaña un nutrido grupo de periodistas. Eduardo de Guzmán que es la segunda vez que viene, la primera vez lo echaron junto a Ramón J. Sender de la tienda de los Pérez, hoy bar del Tato, que también hacía las veces de pensión. Escribe Eduardo en la Tierra: "Subimos al cementerio. Crece salvajamente hierba. Unos rosales abren sus flores, en los dominios de la muerte. Junto a las paredes hileras de nichos. En el suelo bajo la tierra recién removida, yacen los cuerpos de los obreros muertos. Las fosas están reunidas en mitad del cementerio. Unas tablas cruzadas, y en ella un nombre y un número. En el centro del grupo la sepultura de Manuela Lago. En un extremo, en una sola fosa, los siete que perecieron carbonizados. De Algeciras han traído buenos compañeros un ramillete de flores cortadas a orillas de la bahía. Avelino (Director del periódico CNT y ex secretario general de este sindicato, en la foto) se adelanta con el ramo y lo coloca sobre la tumba de la muchachita muerta. Junto a las flores hay una dedicatoria sencilla, emotiva: "De vuestros hermanos de toda España. C.N. T-F.A.I" Guardamos silencio emocionados. Luego volvemos al pueblo a seguir recorriendo las chozas, a escuchar los angustiados lamentos de las madres sin hijos, de los huérfanos que vieron una madrugada cómo los fusiles del orden sacrificaban bárbaramente a sus padres... Llega la noche. Durante horas enteras escuchamos, conla angustia oprimiéndonos el corazon, los gritos de dolor de las familias heridas en lo más vivo. Imposible transcribir hoy sus palabras. No podríamos aunque quisieramos... La comisión ha terminado su labor por hoy. En los ojos de todos se lee la indignacion y la angustia. Inquirimos. Algora, en nombre de todos sintetiza: -Los formantes de la Comisión estamos absolutamente convencidos de que los campesinos fueron barbaramente inmolados. Luego añade: -Es horroroso, terrible... Tanto, que todos nos sentimos enfermos... El sol se hundió ya en las montañas lejanas; las sombras de la noche parecen vestir de luto el pueblo entero..."
En la fotografía Avelino González Mallada uno de los históricos de la CNT depositan un ramo de flores en la tumba de los campesinos asesinados el 11-1-1933.

0 comentarios: