La roja y los rojillos

Leo en internet que hay una especie de cruzada para quitarle el apelativo de "La Roja" a la selección española. Hay ya hasta propuestas, como "la Rojigualda". Obvio es que esta iniciativa proviene de parte de sectores azules de la sociedad española. Esta mañana veo en un blog amigo el chiste que ilustra este pots y se me ocurre que hoy va a ser de los días que voy a publicar dos entradas. Siempre que sale la palabra rojo con connotaciones políticas me acuerdo de un mitin en los Járdines Murillo de mi amigo Pepe en el que hablo de "los rojillos", me gustó tanto que creo que no se me olvidará en la vida. También me acuerdo de otro día en clase, hace ya muchos años, en cuarto de ESO explicando el movimiento obrero. Salió la palabra "rojo" y una alumna de esas que todos los profes quisiéramos que hubiera treinta por clase dijo indignada:"Esos eran muy malos, malísimos, supermalos..." Y yo le conteste:"Pues tu padre es concejal del PSOE y a los socialistas siempre los han llamado rojos". Creo que no entendió nada de las explicaciones posteriores, cuando termine de escribir esta entrada le mandaré un email con el enlace a ver si ahora me comprende un poco mejor. Por cierto, yo sabía que la animadversion por los rojos venía por el hecho de que los maquis habían secuestrado a su abuela dos veces. Como se sabe, algunos republicanos que no murieron, no se fueron al exilio, no se reconvirtieron o no los encarcelaron huyeron a la sierra esperando que la historia pagará sus deudas con ellos y la Segunda Guerra Mundial se extendiera a España para que cambiaran el deselance de la guerra que tantas veces nos han recordado que ganaron ellos. Técnicamente se llamaron maquis o guerrilleros, en la zona "Los Rojos".
El color rojo es el color del amor, de la pasión, de la ira, de l
a furia, de la guerra, de lo prohibido (tanto para los semáforos del tráfico como del sexo) o del peligro. También lo es de las deudas, del calor o de la bajada de acciones en la bolsa. En política es el color de la izquierda. Su origen como tantas otras cosas de la democracia moderna hay que buscarlo en la revolución francesa, lo mismo que los conservadores o girondinos se sentaban a la derecha del presidente de la asamblea y los progresistas o jacobinos lo hacían a la izquierda y aparecieron estas dos marcas políticas, el azul se asemejaba con la nobleza por lo de la sangre de ese color (en realidad era que como no trabajaban, no les daba el sol y en las venas de la piel blanquecina se traslucía el color azul), en contraposición de la sangre roja de los trabajadores (en la transición se decía que pese a que había gente que no le gustara teníamos el corazón a la izquierda y la sangre roja). La bandera de los revolucionarios franceses en la toma de la bastilla fue de ese color, también de la comuna de París o de la revolución rusa. El rojo quedó asociado al comunismo, como la hoz y el martillo. Luego en la guerra fría teníamos la plaza roja, el libro rojo de Mao, la plaza roja de Moscu, el ejercito rojo o la joven guardia roja. Durante el franquismo los rojos además de secuestrar niños, fueron los malos, ateos, quemaiglesias, sinverguenzas y que tenían unas uñas muy largas, sucias y feas. El triángulo rojo fue utilizado por el régimen nazi para identificar a los presos de izquierdas españoles en los campos de concentración. Siempre que vemos El niño del pijama de rayas, La vida es bella o La lista de Schindler insisto yo (además de sacar a la palestra el problema palestino) que en Mauthausen murieron también más de 5.000 republicanos españoles, entre ellos tres de Casas Viejas y que no sólo no se ha hecho ninguna películas de ellos, sino que la represión ha sido tan feroz que alguna familia quiere mantener esa desgracia en silencio, aunque hayan pasado ya cerca de sesenta años.
Al que esto suscribe en un sitio donde toma cerveza le han cambiado el sobrenombre de hombre pelo por el de rojillo y la v
erdad es que me gusta, entre otras cosas porque creo que no podemos pasar de tener un día en el cielo a nuestra roja y al día siguiente en el infierno. Y porque, al igual que todos los rojillos me enfundo con el optimismo de la voluntad y me convenzo de que vamos a ganar los dos próximos partidos y nos vamos a clasificar para la siguiente fase.

Comentarios

Entradas más vistas

Vídeo sobre la Segregación de B-CV

Casas Viejas y yo. UNA CRÓNICA BREVE DE DIECINUEVE AÑOS EN CASAS VIEJAS. 8. Por Juan Moncayo

En la pizzería La Fontana

La ley de términos municipales

Los lugares emblemáticos de Mintz. El ámbito público. Los niños. La calle y los juegos.

Patrimonio cultural familiar de B-CV. La caza. El Furtivismo y Francisco Aragón. 26