El taller de costura Confecciones Artesanas Benalup 1

Una de las experiencias económicas y sociológicas más originales e importantes de finales del Franquismo y principio de la Transición fue este taller. Empezó siendo una Escuela Parroquial, luego Cooperativa y terminó como empresa privada. La experiencia duro 13 años desde finales del Franquismo hasta la llegada de los socialistas al poder. La evolución de la empresa, hay que relacionarla con el mercado, la trayectoria personal del alma del proyecto (Jesús Barberá) y de las circunstancias sociopolíticas. Al final como veremos, se presentaron algunas complicaciones. El taller tuvo dos ubicaciones, al principio en la nave de preescolar, detrás de la iglesia, y luego una nave entre la calle Benalup y Medina, lo que es hoy Covirán (realizado en el antiguo rancho de Tineo). Era un taller de grandes dimensiones, ya que poseía tres naves: en una se cortaban las telas; en la otra se cosía; y en la última nave se planchaban los trajes y los empaquetaban en cajas o bolsas de plástico. Los inicios fueron complicados, el promotor y alma del proyecto, el por aquel entonces párroco del pueblo, Jesús Barberá tuvo que convencer a las familias de cinco chicas jóvenes (Paqui Jordán, Mariana, María Luisa, Isabel y Mari Pepa) para que les permitieran irse a Villamanta, un pequeño pueblo madrileño, a fin de que durante un mes aprendieran a confeccionar las prendas textiles. Cuando volvieron de Madrid, se le unieron quince muchachas más y a partir de ahí muchas jóvenes benalupenses quisieron trabajar en esta fábrica. El sueldo de las trabajadoras iba, al principio, de 500 , 750 y 1.000 pst mensuales en función de la categoría profesional, existiendo tres tipos; A, B y C. Allí se hacían uniformes para la marina de San Fernando, uniformes para la legión y otros artículos. Al final de cada mes, Jesús Barbera solía dar charlas a las trabajadoras, explicándoles la evolución económica y laboral de la empresa. Se hacía un acta de dicha reunión. Lo general era que la mujer estuviera trabajando en la fábrica hasta que se casase, aunque algunas volvieron después, según acuerdo tomado entre ellas. El horario era de siete y media de la mañana hasta las seis de la tarde, con media hora para desayunar y dos horas para almorzar. Antes de empezar la jornada laboral, las muchachas rezaban una oración que había sido realizada por Jesús Barberán.
ORACIÓN DE LOS JÓVENES
Señor Jesús

Todos nosotros unidos imploramos tu ayuda!
Que sepamos acudir a Ti con confianza!
Que el amor reine en nuestro trabajo, en nuestros hogares, y en nuestro Pueblo!
Enséñanos a ser esforzados en nuestro trabajo y valientes en el sacrificio!
A luchar con valor para conseguir una sociedad más justa, superando todos los obstáculos!
A entregar generosamente nuestras vidas, sin mirar nuestro egoísmo!
Haznos sentir tu amor en nuestros hermanos, tu alegría en nuestros fracasos, tu valor en nuestras dificultades, tu dolor en nuestros sufrimientos!
Que te veamos en nuestro hermano necesitado; en el enfermo, en el pobre y en el que sufre!
Que amemos a nuestros mayores!
Que seamos íntegros en el cuerpo y en el alma, para colaborar contigo en la construcción de una vida mejor!
En el verano del 83 cerró el taller, la pérdida del contrato con la Marina de San Fernando, que había conseguido otro más favorable con otra empresa, fue una de las causas del cierre. Del año 70 al 83 habían evolucionado radicalmente el régimen de propiedad y las circunstancias socio-políticas-económicas. Cuando el empresario tuvo que cerrar no hubo acuerdo con un grupo de trabajadoras en el finiquito. Se resolvió con un expediente de regulación de empleo, voluntario para una parte y según lo establecido por las autoridades laborales para las que no estaban de acuerdo con lo ofrecido en un primer momento por la empresa. En las dos fotografías vemos la ubicación del taller, al principio detrás de la iglesia, después entre la calle Benalup y la calle Medina.

Comentarios

Una Benalupense de esos tiempos ha dicho que…
¡Cómo ha cambiado el pueblo desde entonces!...Ya todas son madres de familia y abuelas la gran mayoria...........¿Qué tiempos aquellos!...Un saludo...

Entradas más vistas

Hasta que no encuentre el jato, los huevos te ato, Pilato.

Casas Viejas en el festival de cine de Málaga

Intervención con motivo de la concesión de la medalla honorífica de Benalup- Casas Viejas. José González Benítez. 3

Discursos institucionales medalla honorófica 2020. Por un pueblo mejor. José Luis Pérez Ruiz. 2

Discurso de aceptación de la medalla. EL BUCLE DEL TIEMPO. Salustiano Gutiérrez Baena. Y 4

Federación de Comunidades de Campesinos de la provincia de Cádiz

Siempre sirviendo