Caracoles

Entre la antología de los motes se encuentra el que se le puso a un sargento de la Guardia Civil. Los motes son como el carnaval, aprovechan el más mínimo detalle para que con una palabra se pueda leer un libro. Para entender este mote hay que situarse en el contexto. Estamos en plena transición, la Guardia Civil no tiene el peso y el poder que tuvo en el Franquismo pero sigue conservando cierto poderío. Aunque Las Lomas y la construcción estaban poniendo las bases para un desarrollo sin precedentes en el pueblo, las crisis económicas afectaban sobre todo a los estratos más débiles de la escala social, como siempre. El furtivismo seguía siendo una vía de escape. Dice el personaje Mastín del cuarteto al que luego nos vamos a referir:"No digas esas "burras" que el hombre vendrá del campo para ganarse la "peona" para que en casa sus hijos se puedan comer un guiso que el trabajo está fatal". Los enfrentamientos entre los guardas de los cotos, la Guardia Civil, por un lado, y los que necesitaban la caza para vivir, por otro, son frecuentes. Los poderosos son los poderosos y los débiles son los débiles. Pero la democracia está avanzando y un fallo de los que tienen el poderío va a ser aprovechado por el mundo de los motes y el carnaval para posicionarse en este enfrentamiento. El cuarteto El guardia, el cotero y dos cazadores punteros, original de "El Santo" y con Juan "Longanizo", José Culili, José "Rompecorazones" y Paco "Rogely II", como componentes va a dar cuenta del suceso y va a ayudar a inmortalizar el mote. A este mundo y al del carnaval le atrae todo lo que bordee lo legal, lo moral y lo que no engorde, pero el pasado es muy reciente y todas las precauciones son pocas. En todo el libreto no se puede encontrar ni una refencia que haga alusión exacta a los personajes que se narran, pero todo el mundo sabe quien es quien. La parodia cuenta el origen del mote. Dice así:
Molusco.- ¡Alto ahí, cazador furtivo!. Para ahora mismo ese trasto, que voy siguiéndote el rastro para darle tu merecido.
...
Perdiz.- ¿Qué pasa? Muy buenas tardes. ¡Hola! ¿Qué cuentas, Mastín?. Yo quisiera equivocarme pero, por lo que veo, señores, tenemos reunión de pastores y el muerto me va a
tocar a mí.
Molusco.- Abre el saco sin tardanza que lo vamos a mirar y pierde las esperanzas porque me da en las narices que está lleno de perdices y puede que algún faisán.
...
Perdiz.- No piensen tan mal señores, que no traigo cacería que he pasado mil sudores para coger en todo el día estos pocos caracoles.
--- ¿Conque caracoles, eh?
...
Molusco.- Saca ya de esa talega los faisanes enseguida que veamos cuántos llevas y que a diez
mil duros la pieza te va a costar a tí la fiesta más de un kilo con el IVA
Perdiz.- No perdamos más el tiempo tengan el saco, señores, y vean que yo no miento. Comprueben con gran cuidado que aquí no hay gato encerrado, que sólo son caracoles
Molusco.- ¡Qué planchazo, Serafín! Mira por dentro la saca que hemos metido la pata por lo menos hasta "aquí"
Ser.- Moluscos, no me lo creo. Déjeme que lo compruebe que como sea verdad que los lleve servimos de cachondeo.
Ser.- Digo... caracoles"

Si a eso le unimos color rosa del difraz del personaje aludido, en vez del verde tradicional tenemos un cuarteto que hizo historia y que certificaba que una época se acaba y empezaba otra. Estamos ante el cuarteto más famoso de la historia del carnaval benalupense, luego el mismo autor, "El Santo", sacaría otros también de gran repercusión social y política.
En la primera foto el autor del cuarteto disfrazado ese año de preso, por si las moscas. La foto segunda es del cuarteto, ahora la que aparece el del traje rosa no la he podido encontrar, si alguien me la quiere mandar, la cambio por un libro de carnaval...

Comentarios

Entradas más vistas

Ha muerto Manolo Lago

Todo el mundo publica libros

Como decíamos ayer

Juan Moreno Vidal. Vencedor moral por puntos. 1.- La zapatería fue el origen

Juan Moreno Vidal. Vencedor moral por puntos. 2.- Las ideas, siempre las ideas