Otra vez 14 de abril

Hoy es el 78 aniversario de la proclamación de la Segunda República, evidentemente se merece el día una entrada sobre ella, el año pasado, tal día como hoy, también lo hice. El 14 de abril de 1931 llegaba a España de mano de las fuerzas progresitas el intento de solucionar los viejos problemas desde la optica del regeneracionismo de las clases medias y populares. La proclamación se hizo en medio de un ambiente de festividad y casi unanimidad que no hacía presagiar que cinco años más tarde las dos Españas estuvieran tres años en guerra civil para aniquilarse o borrarse del mapa la una a la otra. Recuerdo que un día, en la casa de la cultura, Juan Pérez Silva, me dijo que su abuela María Cruz estaba enterrada en el cementerio de Montauban, muy cerca de la tumba de Azaña. Escribimos un artículo sobre aquello, pero no cupo en el libro de La Tierra. Luego el Mundo en la última, esperemos, polémica sobre Casas Viejas a cuenta del hotel Utopía saco el caso a la luz pública: "El que fuera presidente del Gobierno en la II República yace en un modesto sepulcro de granito , apenas a 100 metros del panteón de los Cruz-Silva. Será una casualidad, o un estrambote póstumo de la Historia, o una prueba material del juicio final, o un ajuste de cuentas fantasmagórico. Muchos exiliados encontraron casa y tumba en los aledaños de Toulouse, pero el camposanto de Mountauban aloja una paradoja de la España republicana". Ellos dos no se conocieron nunca, pero sus vidas tuvieron muchas relaciones comunes. Ambos vieron marcadas su existencia por los Sucesos de Casas Viejas, vivieron sus últimos días en la misma ciudad francesa que los acogió en sus particulares exilios, huyendo de una España que no solo no cambiaba a mejor, sino que lo hacía a peor. Las famosas tres “p” del primero (Paz, Piedad y Perdón) seguro que las quería y las asumiría la segunda. El hecho de que estos dos personajes tengan su tumba en el mismo cementerio de Montauban escenifican la mayor tragedia del siglo XX español. Azaña, es un representante de la clase media que coordinó la coalición republicano-socialista, María Cruz fue miembro de una familia muy humilde, donde en algunos de sus miembros prendieron las ideas anarquistas, hecho que en la convulsa historia de nuestra historia les iba a costar a la familia Cruz Jiménez, "los Seisdedos", algo más que la vida de muchos de los suyos. En el cementerio de Montauban están enterradas dos representantes del enfrentamiento entre la coalición republicano-socialista y los anarquistas que fue una de las causas, no la única, ni la más importante, por la que el espiritu progresista de la segunda república se tornará a final de la década en el retorno a lo más retrogrado de la esencia española. Estos días estoy publicando una serie sobre estos enfrentamientos utilizando las memorias no publicadas de Suárez Orellana y un artículo de García Rúa. Esta división y atomización de la izquierda que tuvo en la Segunda República un momento álgido es una característica de esta opción ideológica. He escuchado muchas veces que la izquierda tendría que unirse, que es necesario el voto útil y que no hay que hacerle el juego a la derecha. También he escuchado peste de los pequeños burgueses de izquierda republicana o los "vendidos socialistas". La historia me ha demostrado que todos los políticos no son iguales y que las peleas entre miembros de la misma familia son de una crueldad infinita. Pero hay un resquicio de esta atomización y división en la izquierda ideológica que me hace en parte querer justificarla, será la animadversión que le profeso a la política de hechos consumados y al pensamiento único.
En la fotografía de arriba dos instantáneas de María Cruz Jiménez, abajo foto de Azaña en el juicio de revisión contra Rojas en 1935 celebrado en Cádiz. La hizo Dubois y la publicó el diario madrileño Ahora.

Comentarios

Entradas más vistas

Ayer murió Manuel Fernández Pérez-Blanco

Cabalgata de 1988

El arco del beso

Patrimonio cultural familiar de B-CV. Casos concretos. Moliendo el trigo y haciendo el pan. 22

Patrimonio cultural familiar de B-CV. Casos concretos. La familia Barberán Castellet. 12

Patrimonio cultural familiar de B-CV. Casos concretos. La familia Grimaldi Sánchez. 19

Patrimonio cultural familiar de B-CV. Casos concretos. José Luis Orellana Jordán, "Torrijas". 20

Calle Limón. Por Antonio Castellet Casas

La historia de una máquina de coser. Por Antonio Rivas Cabañas

La renta en la provincia de Cádiz. El caso de Benalup-Casas Viejas. 1