La recuperación del carnaval en el franquismo

"El primer año que hubo carnaval en Benalup después de que lo prohibieran fue en el año 1958. año en que José Marín, conocido por Joselito el de la huerta, fue el primero que promovió el carnaval saliendo con una chirigota llamada PARA LUCHAR, LUCHAR, PARA VENCER, VENCER. Desde esa fecha hasta 1967 que lo volverían a prohibir salieron varias agrupaciones más como las de Andrés el Pito (Andrés Ordóñez García) que sacó Los Soleros (Además de Andrés, José María Castro, Antonio Casas, Manuel Casas, “el Gato”, Paco Márquez, Andres “Pajitas”, Juan Cobelo, “El Serranito”…), los vaqueros del oeste, los Celtas y los cadetes de aviación. Ángelin sacó en la etapa del carnaval franquista los piratas, los indios, los bandoleros y los turistas del figuras. Su comparsa estaba formada por Ángel Espinosa, el director, los hermanos Paco y Antonio Ríos, José Bancalero, Manuel Benítez, Francisco Cózar, Andrés Barberán, Gaspar Zumaquero, Francisco Gonzàlez “Paquichi Carretero”, Manolo Guillén, el de la calera, y Manolo Díaz, Patarra. Balbino Montiano, hijo, montó dos agrupaciones infantiles; los Maletillas y las muchachas. Rafael Cruz, el cantaor, sacó los Redactores (participaban además de Andrés el cantaor, Andrés “Pajita”, José María Castro, Juan Reyes, Francisco Márquez, Miguel “Porrillas”, Alfonso Cortabarra…. Pedro Cabeza Estudillo, conocido por el mote de Perico Taparroyos, sacó una comparsa llamada los Toreros (algunos de sus componentes eran Perico “Taparroyos”, “El Meina”, “El Viñista”, Paco Merte, Luís Torrijas, Miguel “Porrillas”, “Calcetín”…”
Los miembros de los Llorones eran Manolo Lago, Antonio Capita, Luís Torrijas, Francisco Sánchez Bancalero y su hijo Manuel Sánchez Bancalero, Juan Casas “Fogarín”, Manuel Gómez Jiménez, “Meina”, Antonio Gallardo, José Domínguez, Antonio Montiano y Rafael Cruz, “Cantaor”". (Estos datos aparecen en el libro de Mintz sobre carnaval benalupense y se basaron en la comunicación epistolar de Jesús Mañez con Jerome Mintz).
Se establecen dos grandes grupos, uno liderado por Angelín, de mayor nivel cultural sus componentes y que copiaban la música y los temas de Cádiz y otro de menor nivel cultural, pero que se basaban en las murgas tradicionales, en las charangas de época de la segunda república, eran representantes genuinos de carnaval rural. En 1966 ambas concepciones se enfrentan en el Concurso en el Cine Román.
Todavía recuerda perfectamente Manolo Lago el incidente de aquel concurso. Nos cuenta que todo el mundo estaba convencido que los Turistas serían los vencedores, es más el autor de las letras, Angelín, "el maestro" formaba parte del concurso. Además esta agrupación imitaba el modelo de Cádiz y tenía más recursos y finura. Los componentes de los Llorones casi ninguno sabía leer, a muchos les gustaba demasiado el vino y salvo Luís “Torrijas” y Manolo Lago eran personas muy mayores. Pero ahí estuvo la clave para el director de la murga. Estos viejos murguistas, que habían vivido el carnaval aunténtico de pueblo de toda la vida, cuando se vieron encima del escenario del cine Román dieron todo lo que llevaban dentro. Representaban, además, el carnaval de siempre, la charanga, la murga, la fiesta del pueblo para el pueblo...el público respondió con su aplauso y predilección mayoritaria. En la actualidad ese tipo de carnaval está en peligro de extinción, sino ha desaparecido ya, a no ser que forcemos la máquina y busquemos algunas semejanzas con el mundo de las chirigoras callejeras (¡Ya sé que es mucho forzar!).
La primera fotografía es de los Indios de 1961, miembros de esa agrupación con Eugenio y Angelín, los amigos inseparables, ¿quién serán los niños que aparecen? (firmado, por fa), la segunda son los niños llorones en la cabalgata de 1966, a su paso por la calle Medina (hoy Independencia) y la tercera el coro de Solero (El nombre de los soleros podía estar relacionado con el vino añejo o viejo. Aunque hay una segunda interpretación que relaciona el nombre con los trabajadores que hacían los suelos, es decir, los que limpiaban de matorral los pies de los alcornoques para poderlos descorchar. Esta segunda hipotesis la mantiene Pepe González, seguro que es la válida.)

Comentarios

Entradas más vistas

Ayer murió Manuel Fernández Pérez-Blanco

Cabalgata de 1988

Patrimonio cultural familiar de B-CV. Casos concretos. Moliendo el trigo y haciendo el pan. 22

El arco del beso

Patrimonio cultural familiar de B-CV. Casos concretos. La familia Barberán Castellet. 12

Patrimonio cultural familiar de B-CV. Casos concretos. La familia Grimaldi Sánchez. 19

Patrimonio cultural familiar de B-CV. Casos concretos. José Luis Orellana Jordán, "Torrijas". 20

Calle Limón. Por Antonio Castellet Casas

Los lugares emblemáticos de Mintz. Ámbito público. La calle Independencia. 18