CUANDO SE OLVIDA LA MEMORIA

boomp3.com


Me manda el siguiente artículo Carlos Fraga, el escultor autor del monolito del cincuenta aniversario. Por supuesto que yo publico su artículo.


Escribo sobre algo que hice hace mucho tiempo, motivado y sensibilizado por razones de una gran dimensión, con mucha ilusión y con el corazón lleno de sentimientos.
Como autor de la escultura que constituye el monolito que conmemora los conocidos y trágicos incidentes de Casas Viejas, manifiesto mi pesar por saber que este ha sido objeto de polémicas, de vandalismo por parte de algunos ciudadanos del lugar y, por último, de cambio de lugar.
No por la obra en sí, pero porque pone de manifiesto la inconformidad de algunos sobre un hecho de innegable importancia, la intolerancia y violencia con que algunas personas manifiestan sus pensamientos, y la indiferencia de algunos de los responsables políticos ante la loable iniciativa de unos ciudadanos en homenajear e inmortalizar los hechos y sus victimas.
El monolito, nace como parte del homenaje a las victimas del muy triste suceso y, con su presencia física, para constituir un recordatorio presente del pasado que no debemos dejar que se repita.
Me llena de pena saber que descendientes de victimas de una brutal represión e hijos del mismo lugar, años después sean ellos a ejercerla sobre un símbolo que representa reconocimiento, homenaje, solidaridad y memoria viva. Primero agredido por unos y después cambiado de lugar por otros.
Parece que al pasar el tiempo e invadirnos la modernización otros valores se levantan, pero querer borrar las huellas de la historia o querer ocultar el pasado es negarse a si mismo, es falsear la propia vida.
Me encantaría saber que los actuales hijos de Casas Viejas están orgullosos de sus antepasados, por su valentía, porque su pueblo en su pueblo ha protagonizado un hecho histórico digno de enaltecer mostrándolo al mundo sin vergüenza ni complejos.
¿Por qué no darle protagonismo como ejemplo enriquecedor de nuestro ser, para reflexionar, para hacernos más valientes pero también más justos, más tolerantes, más solidarios y más respetuosos?
¿Por qué esconder el pequeño y modesto monumento que inmortaliza los hechos por los que Casas Viejas es principalmente conocido? ¿Por qué razones o criterios relegan para segundo plano lo que nació con su merecido protagonismo?
Pido a los responsables políticos que no borren de su memoria ni de la de los demás el pasado y aprendan con este a respetar al próximo, a sus ideas, a sus razones y motivaciones.
Es muy triste constatar como algunos seres humanos son capaces de utilizar sus pensamientos como armas de agresión, haciendo la convivencia entre los que tenemos que convivir más difícil, más irracional.
Recordar que ha sido por sacrificios como los sufridos por estos antepasados que hoy se vive de otra forma, incluso manifestando nuestro desacuerdo, hasta con violencia.
Creo que el monolito esta llorando y diciendo; quiero ir para mi plaza, quiero recibir a los que nos visitan, quiero verles las caras y mirarlos a los ojos, quiero decirles que Casas Viejas es un pueblo de gente valiente.

Carlos Fraga

Comentarios

Entradas más vistas

Vídeo sobre la Segregación de B-CV

Casas Viejas y yo. UNA CRÓNICA BREVE DE DIECINUEVE AÑOS EN CASAS VIEJAS. 8. Por Juan Moncayo

En la pizzería La Fontana

La pizzeria La Fontana. Y 2

La ley de términos municipales

Los lugares emblemáticos de Mintz. El ámbito público. Los niños. La calle y los juegos.

Los lugares emblemáticos de Mintz. Ambito público. Panadería Adela.19