Entradas

La pervivencia de la literatura orla en B-CV. La bastarda y el segador. 12

Imagen
En todos los romances de tradición oral que recopilaron primero Manolo Viciana y Alejandro Pérez y luego el grupo de trabajo del IES del 2005 coordinado por el primero las informantes son mujeres. Y es que estamos ante el único género de literatura donde el protagonismo lo tiene la mujer, la mayoría de las veces son las que los crean y siempre las que lo difunden. Por eso, muchas veces el rol de la mujer escapa al petrarquismo o la concepción cristiana que presenta a una mujer sumisa y secundaria, sino que tiene un rol principal, como en el romance la bastarda y el segador donde nos encontramos una mujer superior socialmente y sexualmente a un humilde segador.

Los benalupenses de a pie durante el segundo franquismo. El ocio. El fútbol.20

Imagen
Decía Vázquez Montalban que la liga de fútbol ha vertebrado y unido más a España que muchos otros más intentos llevados a cabo en la larga historia que nos hemos tenido que enfrentar contra el problema territorial. En efecto el fútbol tuvo una gran importancia durante el franquismo, tal vez desmedida.

Las tradiciones se rebelan. Pesos y medidas. 61

Imagen
En la actualidad medimos en litros, metros o kilos, pero en la sociedad tradicional se medía de otra forma. Fue la revolución francesa la que impuso el Sistema Métrico Decimal para acabar con los conflictos que provocaba el hecho de que no hubiera un sistema uniforme de medidas. En España se adopto el metro como medida universal en 1849 pero en el mundo rural permanecieron sus pesos y medidas propias hasta que no llegó la modernidad, la revolución industrial definitiva a partir de los años setenta. Hay que hacer especial énfasis en su diversidad; cada provincia, cada comarca, casi cada pueblo tiene sus propios pesos y medidas variando dependiendo del lugar donde te encuentres.

Las aguas del Monasterio del Cuervo. 3

Imagen
El cuarto capítulo se lo dedica al análisis de las aguas pero antes de ello cuenta la historia de la publicación. Así dice que el era médico en Villanueva de los Infantes, Ciudad Real y que acudió al Monasterio en julio de 1763 para visitar a su hermano, que vivía en Medina y se encontraba en el Cuervo tomando las aguas. Parece ser que presionado por los monjes accedió a escribir el pasquín, pero sólo como para uso interno del convento, pues sus libros y más materiales los tenía en Ciudad Real. Se marchó a los trece días de llegar al monasterio, pero trece años más tarde, un señor anónimo al que le habían sentado muy bien el tratamiento con estas aguas subvencionó su publicación.

Los benalupenses de a pie durante el segundo franquismo. Cambio social. El ocio. El fútbol. 19

Imagen
Pero la joya de la corona del ocio fue el fútbol, sobre todo para los hombres. Desde la época republicana hay constancia de la existencia de equipos en Benalup-Casas Viejas, pero va a ser en el segundo franquimo cuando este deporte conozca un boom muy significativo.

Patrimonio inmueble. El alfar de Luis Torrijas. 6

Imagen
El alfar de Paternilla aparece en la página del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Lo catalogó Agustín Coca. Dice así: "
Identificación | Descripción | Fuentes de información  Imagen de Alfar Luis Orellana

Las tradiciones se rebelan. La comida en el campo. 60

Imagen
En la sociedad tradicional no existían vehículos motorizados por lo que lo normal era que en las temporadas de recolección, cuando más jornaleros se necesitan, estos se queden a dormir en el lugar donde trabajan son las gañanías en cortijos o los hatos en la corcha.