headerphoto

La casa de la Cultura

Pedro Valdecantos
Uno de los episodios de la época del franquismo que más indignación produjo fue cuando, a mitad de los sesenta, se concede al pueblo la creación de una Casa de la Cultura pero el alcalde de Medina, de quien depende la pedanía, revoca la orden y traslada  su ejecución al municipio asidonense.
En la intervención que Paco Cabañas Ossorio realizó en el acto conmemorativo de los 25 Años de Independencia puso de relieve la percepción actual del pueblo sobre el proceso, apreciación que no tiene en cuenta cómo vivieron los benalupenses el problema de la dependencia.  Argumentó que antes había un sentimiento de humillación e injusticia que ahora no existe ejemplificándolo con este caso: "cuando por los años setenta se estaba construyendo  en el pueblo la Casa de la Cultura,  desde Medina ordenaron su paralización y traslado a la metrópoli".



Los tres documentos que traigo hoy son un escrito de Romero Bohollo al gobernador civil y  dos  de D. Pedro Valdencantos, donde se demuestra su intervención para conseguir que el equipamiento que había sido concedido a Benalup y apropiado  por Medina, también fuera una realidad en nuestro municipio. 


En escrito de José Romero Bohollo, como presidente de la Asociación de Cabezas de Familia de Benalup de Sidonia, con fecha 4 de octubre de 1967 al gobernador civil, dice: “Que informado por el Sr. Alcalde de este Excmo. Ayuntamiento que han sido suspendidas las obras en su comienzo, de la Casa de la Cultura, en el día de la fecha y, ante el temor de que esta decisión sea definitiva o alargue demasiado la existencia de un Centro del que como V.E. sabe estamos tan necesitados, al no contar con Biblioteca, lugar de reuniones de tipo cultural ni recreativo y sin local adecuado para unos cuarenta muchachos que cursan estudios medios por la modalidad de Bachillerato R.T.V., a través de la Comisaria de Extensión Cultural, hemos sentido una gran desilusión, por estar seguros de haber obtenido para esta barriada este gran beneficio al sernos prometida su construcción en ésta y no en Medina por V.E. en la audiencia concedida el 28 de marzo pasado, por contar dicha población con Instituto, Biblioteca y una Casa de la Falange en Construcción”. Hacer notar que la desilusión y el desencanto lo muestra como presidente de la asociación de cabezas de familias, órgano de expresión del limitado pluralismo político de finales del franquismo y no como alcalde pedáneo. Deja muy claras las necesidades del pueblo y el agravio comparativo que supone llevarse el equipamiento a Medina, un pueblo que tiene muchos recursos culturales, en contraposición a la escasez con la que cuenta Benalup.



En escrito de 13 de noviembre de 1967 de Don Pedro Valdecantos García; Comisario Provincial de Extensión Cultural, a Don José Romero Bohollo de Benalup de Sidonia, le informa de: "Mi querido amigo: Con esta fecha se remite a la Sección de Misiones Educativa de la Comisaría Nacional de Extensión Cultural el proyecto completo del Centro Cultural de Benalup de Sidonia, con presupuesto total de 2.635.162,82 pesetas., redactado por Dña. Rosario Castro Valerio". Once días más tarde, otro nuevo escrito del mismo remitente al mismo destinatario le confirma. “Mi querido amigo: Me satisface comunicarte que en conversación telefónica sostenida esta mañana con la Comisaría Nacional, me comunican que en el próximo mes de marzo saldrá a subasta la construcción del Centro Cultural de esta localidad. Un fuerte abrazo”. Además del contenido, me llama la atención el lenguaje utilizado. En primer lugar, el tono de amistad y el hecho de que se dirige a él a nivel individual José Romero Bohollo, Benalup de Sidonia, en ningún momento como alcalde pedáneo y tampoco se nombra para nada Medina Sidonia. En segundo lugar, los cargos tienen nomenclatura propia del franquismo así “Comisario” o “Misiones Educativas”. 



Busco información sobre D. Pedro Valdencantos y me encuentro que perteneció a lo que Tamames denominó “el franquismo más reformista”. De hecho cuando llega la transición continua en política. En principio con la UCD con la que se presentó a las elecciones municipales de Cádiz de 1979 y luego fue delegado de Educación. A partir de 1982 es gobernador civil de Toledo, Almería y Alicante con los gobiernos de Felipe González del PSOE. En todos los lugares destacan su buen hacer y que era una persona “muy campechana”. Esa cintura política llama mucho la atención en un tiempo como el de ahora en el que los actuales políticos no son  capaces de ponerse de acuerdo para formar un gobierno que vele por los intereses de los ciudadanos.



Fernando Santiago me dice que: “Fue muy buena persona . Casado con Isabel Dema. Su hijo Pedro fue dirigente de CCOO. Su hijo Rodrigo es el jefe del Servicio de Turismo de la Junta. Ganó las elecciones municipales del 79 aunque no fue elegido alcalde. Fue delegado de educación en la época de los Pactos de la Moncloa, cuando más colegios se han construido en la historia". 



Cuando terminó su etapa política volvió a dar clase en un Instituto de Cádiz. Un compañero suyo es amigo mío y me cuenta miles de anécdotas. Una de ellas refleja las dificultades de adaptación de los políticos a su profesión habitual cuando regresan a ella: "tras una clase de Historia de Arte, abandonó el aula dejando el proyector y las diapositivas instaladas. Como eso era habitual, un miembro del equipo directivo muy sibilinamente le preguntó que por qué lo hacía y él contestó: No pasa nada, luego vendrá el bedel que los retira”. Pedro Valdencantos murió en Cádiz el 28 de diciembre de 2013.



En Benalup a D. Pedro Valdencantos se le tiene mucho cariño y respeto, al menos entre la gente mayor que sabe de su buen hacer y empeño. En el pregón de las segundas fiestas de la Independencia de 1993, Romero Bohollo dijo: “Cuando a Benalup se le había concedido una Casa de la Cultura, el alcalde de entonces mandó paralizar las obras, llevándoselo para Medina. Menos mal que un hombre como Pedro Valdecantos, actual gobernador civil de Almería, que tanto hizo por este pueblo y para el que pido que el Ayuntamiento de Benalup tenga un reconocimiento para la posteridad". 



Me parece que tanto Pedro Valdecantos, como José Romero Bohollo fueron dos hombres de su época, que sirvieron a la cosa pública y que han dejado excelentes huellas de su dedicación. La casa de la Cultura ahora se llama Jerome Mintz, magnífico nombre e idea. Su construcción se debió a la intervención decidida de dos hombres; D. José Romero y D. Pedro Valdecantos. En medio de una dictadura, de una dependencia política y de un subdesarrollo económico y cultural evidente. Se merecen que los tengamos en cuenta.

El Área Recreativa del Celemín. El futuro empieza hoy. Y 10

La frase de Tagore se ha convertido en un tópico, pero no por ello menos acertada. “Si lloras por no haber visto el Sol las lágrimas te impedirán ver las estrellas”. Se nota que esta vez los brotes verdes han germinado, empieza a haber más trabajo. Llegan noticias de que el grupo Pascual se ha hecho cargo del campo de golf y es inminente su reapertura (para el próximo verano). El proyecto Wakana Lake es un soplo de aire fresco, que con todos los inconvenientes que queramos, puede posibilitar y colaborar en que se abran las cuevas de Tajo de las Figuras y se limpien y pongan en valor los dólmenes de Breuil, se arregle la carretera del Castaño o se desarrollen proyectos como el de la cruces, el Monasterio del Cuervo o distintos itinerarios por las zonas. De tal manera que la sierra sea lo que siempre ha sido; el pulmón del desarrollo del pueblo.

Mujeres las grandes olvidadas. Delante y detrás. 17

Delante, Demetrio Mateos; detrás, Antonia Montiano, La Zamacuca. La fotografía está realizada en Los Arenalejos, donde esta familia se fue a vivir después de una breve estancia en Las Lomas.
A Demetrio, pese a reconocer las ventajas en sueldo y comodidades de esta explotación, la rigidez de las normas impuestas por la empresa le hizo decidirse a marcharse a Los Arenalejos. Jerome Mintz hizo mucha amistad con ellos, incluso rodó un documental sobre su forma de vida titulado «The Shepherd´s family» («La familia del pastor»).

La tele, los caracoles y las ovejas

Hace ya mucho tiempo que guarde este foto en el archivo que tengo sobre cosas pendientes a realizar. Cuando la vi pensé que tenia que hacerle un foto blog. La foto es de 1991 y la hizo Seve Pacheco, un cartero de la CGT que por aquella época trabajaba en correos en Benalup.

El Área Recreativa del Celemín. Los años del boom. 9


El espíritu del Benalup 2000 tropezaría con la dura y pragmática realidad/voluntad política y se esfumo como azucarillo en el agua, aunque dejo algunas huellas, sobre todo, aquella que había sido el germen. El área Recreativa del Celemín. A través de la Diputación, del PER y de los fondos FEDER empezaron a llegar subvenciones que lo convertirían en el proyecto que más dinero se ha invertido de la localidad.

Veladas y fiestas patronales en 1902

Estamos en fiestas y os traigo hoy al blog dos actas capitulares del Ayuntamiento de Medina de 1902. En ambas se aprueban con posterioridad los gastos producidos. La primera en las veladas de julio y agosto de Medina, por un total de 478,05 pesetas y la de Casas Viejas 86,25. La velada de Santiago y Santa Ana se producía por la noche y el objeto era combatir las altas temperaturas habituales en esas fechas. Por eso se celebraron en el Jardinillo con la presencia de la Banda Música. En cambio en Casas Viejas no se habla de veladas sino de fiestas patronales, en honor a la patrona la Virgen de Socorro, el dato es importante, pues todavía no lo es oficialmente, los días 15, 16 y 17 de agosto de 1902. 

De fiesta en la Alameda

Traigo hoy al blog dos fotografías de las fiestas patronales de Benalup de Sidonia de hace más de 60 años, pues la primera es de 1952 y la segunda de 1953. En ambas aparecen un grupo de amigas que posan en la Alameda.

El área recreativa del Celemín. La segregación de Benalup. 8

Ya hemos visto como la zona objeto de estudio es la más importante en la prehistoria. Así como la relevancia en el siglo XIX, a principio del XX o en la década de los sesenta. La misma importancia que siempre tuvo esta zona de la sierra la va a tener a principio de los noventa, cuando recién concedida la segregación se plantea que sobre ella va a recaer uno de los pilares fundamentales en la creación de un nuevo pueblo. El reto era apasionante, se trataba de crear un pueblo con futuro, basado en los recursos endógenos y naturales y para ello como idea principal se pensó en la creación junto al pantano de un área recreativa, imitando a lo que se estaba haciendo también en Alcalá o en Medina.

La casa de los Espina. Médicos y ganaderos.

Foto Jerome Mintz
Dentro de la sección de los lugares emblemáticos de Benalup-Casas Viejas la casa de los Espina ocupa un lugar privilegiado. Es algo más que una casa, esta unida a la élite del pueblo, tanto urbana, como económica, como política. Pero también, y por ahí, es por donde va a ir esta entrada tiene muchas conexiones, con dos profesiones; la de ganadero y la de médico.

Mujeres las grandes olvidadas. Cosiendo y escuchando la radio. Y 21

Tertulia familiar en torno a la radio. La fotografía la hace Mintz en el rancho de José Ortega Herrera, el tío del Picón. El contexto es significativo de esa transición entre lo viejo y lo nuevo que tanto le gustaba a Mintz. Entre chozas y cañizos aparecen dos elementos de la modernidad; la máquina de coser y el aparato de radio.

El área recreativa del Celemín. La propiedad de la tierra. 7


Añadir leyenda
La estructura de la propiedad en la zona ha sido, es, y será una cuestión básica en el desarrollo económico de la zona. De hecho es "la madre del cordero" en toda las vicisitudes por las que ha atravesado el área. Es el "quid" de la cuestión en todos los avatares históricos por los que ha atravesado la zona. Andrés J. García Mateos, concejal de IU, ha planteado su disconformidad con el hecho de que la Junta de Andalucía haya cedido por un periodo de 50 años las 18 hectáreas del área del Celemín para el proyecto Wakana Lake.

La importancia del maratón. Por Francisco Rodríguez Candón, Ana María Lago Castellet, Nuria Moguel Román y Manuel Jesús Enriquez Peña

Para entender la importancia del maratón no sólo hay que saber que surgió en 1979, coetáneo con la reaparición del carnaval, el surgimiento del concurso de cante flamenco o la eclosión del movimiento prosegregación en un contexto donde después del franquismo se primaba la participación ciudadana y las ganas de la sociedad civil de hacerse presente. Tampoco nos bastan las cifras de participación en equipos, personas y espectadores. Es algo más, es un sentimiento, es una pasión, es un orgullo. Estos artículos hablan de esto


La foto que he elegido se trata de una fotografía en color realizda un viernes de maratón en los 90. El fotógrafo fue Simón "El Puntilla", como es costumbre en cada maratón, presidente y amigo del equipo representado, la calle Nueva. De izquierda a derecha empezando por arriba nos encontramos a Manolo Casas, Pedro Rodríguez Benítez, José Gómez, Antonio Rodríguez Benítez, Alejandro, Marcos, Manolo Astorga y Juanma Borrego.


Es una foto de carácter futbolístico en el mítico maratón de Benalup Casas Viejas. Los integrantes de la Calle Nueva visten con su equipación de gala a excepción del entrenador Manolo Casas. Con una equipación diferente tenemos al portero, Alejandro. Los patrocinios nos demuestran la importancia de este equipo. Esta fotografía fue tomada en la primera ronda del torneo, un viernes justo antes de comenzar su partido. Debido a que no podemos ver los carteles publicitarios en las redes y a la calidad de las foto podemos intuir la antigüedad de la misma. También se puede comprobar claramente la modalidad de fútbol de este torneo, fútbol sala, debido al número de jugadores.


No podemos decir que sea una foto de características exquisitas, pero que a mí personalmente me encanta. Representa los valores del fútbol, un deporte que une de una manera incalculable a las personas. Se comparten no solo las victorias más dulces y los momentos más bonitos, sino también los más duros y difíciles. Compartimos lágrimas y abrazos, y nos ayudamos en esos momentos de nerviosismo antes de cada partido de maratón. El vínculo que se crea jugando en la alameda solo se puede explicar viviéndolo y dejándote la piel en aquella batalla.



Esta fotografía presenta en su plenitud que es el maratón. Una fiesta del pueblo de Benalup y exclusivamente de nosotros. Decenas de familias y amigos se reúnen para ver jugar a sus seres queridos en la alameda. Con más de 200 equipos participantes el maratón se ha convertido en la fiesta más representativa y bonita de nuestro pueblo, siendo el maratón más antiguo de la comunidad. 


Aún así otras fiestas como las Vaquillas siguen siendo las más conocidas por gente de afuera. Son fiestas exclusivamente para emborracharse o colocarse y en las que si no tienes mucho cuidado puedes salir maltrecho. Este tipo de fiestas deterioran mucho la imagen del pueblo, habiendo incluso gente de Benalup que se marchan en estas fiestas.


El maratón es una fiesta muy sana, siendo exclusivamente para gente del pueblo. Es más los jugadores solo pueden ser del pueblo o de las localidades de alrededor como la Yeguada. Es gracias a esto como se crea un ambiente casi familiar, que conoces prácticamente a todos los que juegan y a todos lo que presencian los partidos. 


En esta foto se encuentran mi padre, Pedro, y mi tio, Antonio, por lo que esta foto tiene un gran valor sentimental para mí. De hecho, mi padre es el único jugador de los que se encuentra en la foto que juega actualmente en el equipo.
Francisco Rodríguez Candón

Esta imagen se trata de una fotografía en color de hace aproximadamente unos 20 años del equipo de fútbol llamado "La Júpiter Gayco" en el maratón, el cual se lleva a cabo en la alameda, donde esta foto fue tomada al terminar su primer partido. Las personas que aparecen son (de arriba abajo de izquierda a derecha); José María Lago, Francisco Pacheco, Juan José Berrocal, Andrés Gómez, José Antonio Montes de Oca, Rubén Ríos, Alejandro Ordóñez, Guillermo Ortiz, Juan Martínez y Raúl Vera.


Un dato que indica que la foto es de hace bastante tiempo es la ropa, una equipación y zapatillas sencillas cosa que ahora no es así, en los últimos años la vestimenta ha cambiado. Esta imagen representa la importancia que tiene eta fiesta para la gente del pueblo, sobre todo para los hombres, que son los que más suelen participar aunque hoy en día también hay algún que otro equipo de mujeres. El maratón es una de las fiestas más significativas del pueblo ya que tanto niños como adultos se reúnen para ver jugar a sus familiares, amigos, conocidos...


También es una de las fiestas a la que más gente del pueblo asiste. Esto comenzó en 1979 y cada año ha ido aumentando el número de equipos y con ellos el número de partidos desde los más pequeños a los mayores. Esta fiesta es una de las más bonitas ya que la mayoría de las personas se reúnen en lo que siempre ha sido el centro del pueblo.


También fomenta el deporte porque el participar en el maratón requiera estar meses antes entrenando para cuando llegue el mes de julio estar en forma para poder conseguir el primer puesto y llevarse la copa a casa, como hizo este equipo en 1992.
Ana María Lago Castellet



Esta imagen es una fotografía tomada en color en el mes de julio de 1998 por Manuel Aragón Pina, fotógrafo entonces del Diario de Cádiz. Esta tomada en el lugar central del pueblo, la alameda. Podemos ver en ella al equipo de fútbol "La fontana", minutos antes de comenzar su primer partido de fútbol.


En primer plano tenemos al equipo, formado por seis jugadores con equipación rojo y azul, más el portero con equipación azul. En la parte superior de izquierda a derecha aparecen Juan José Pinto, Ramón Benítez, Juan Sánchez (portero) y Alfredo Moguel (capitán) y en la parte inferior siguiendo el mismo orden Francisco Gómez, Antonio Velázquez y Andrés Barberán. Se encuentran en la alameda. En segundo plano, aparecen personas de todas las edades esperando que comience el partido que se va a disputar y unos niños que juegan al balón.


Aunque no salgan muy sonrientes, debido a los nervios, si que lo estaban. Como los demás equipos iban a por todas y tenían los nervios a flor de piel, ya que ese momento era muy esperado para todos ellos y a cada partido iban con su mayor ilusión. Se puede observar que todos llevaban la vestimenta adecuada para la ocasión y que, ya entonces, estaba algo más currada que en años anteriores. En ella podemos leer que pone "La Fontana", así se llamaba el equipo. Se llamaron así por la antigua pizzería que llevaba Alfonso Mateos, cuñado del capitán, el cual fue el patrocinador. 



Todos los jugadores llevan un número en sus equipaciones, desde el portero que lleva el 1 hasta el último jugador que lleva el 7, algo que se ve muy poco en los equipos de hoy en día, ya que cada uno se suele poner un número que no tiene nada que ver con el de otro compañero. No es que hubiera mucha iluminación en aquel entonces y tampoco existían las gradas, la gente veían los partidos de pie o sentados en los bancos que tiene la alameda. Hoy en día no es así, existen cuatro gradas en las que se les ofrece una mejor perspectiva a todas las personas que lo están viendo.
Nuria Moguel Román




Esta foto es de el Maratón XIV de Benalup-Casas Viejas, tomada en el año 1992. Como podemos observar se ve una foto de el equipo "El Coscorrón" en la alameda de Benalup donde allí se celebran todas las fiestas del maratón de fútbol sala. El equipo esta formado por 7 jugadores en el que se incluye el portero y un entrenador. Los jugadores son: (portero) José Mari Lago, (jugadores) Manuel Enriquez, Antonio Salcedo (Oñi), Estebán Rodríguez, Juan Antonio Coronil, Miguel Ángel Vázquez y por último Francisco Candón.


Ese año este equipo ganó la maratón XIV de Benalup-Casas Viejas, año 1992, y sobre todo ganó la gran final con un resultado espectacular como fue un 13-1 ante la calle Medina. En la alameda ese año no había gradas, ni redes en las porterías, la gente se ponía para verlo pegadas a las redes que rodeaban el terreno de juego.



La vestimenta de antes se diferencia en mucho a la de ahora porque la vestimentas de antes eran muy simples con poco colores rebujados y solía ser lisa y de un color solo y sin embargo con las otras camisetas son de muchos colores rebujados dibujos y de equipos de la actualidad, de donde se escoge número y nombre que tú quieres elegir.


En la alameda había en la parte delantera una barra donde podías beber e incluso comer, los banquillos eran los bancos de la alameda, donde ahora los banquillos son asientos de colores para un equipo local y otro visitante. La maratón constaba de cuatro días sin parar, fútbol por el día, tarde, noche y madrugada y así los cuatros días. Este partido fue un viernes a la 1 de la madrugada.
Manuel Jesús Enriquez Peña

Un equipo de amigos. Por María Sánchez Candón, Julia Torres Sánchez y María Moreno Mateos

Aunque  hay muchos equipos que participan en el maratón  para ganar la competición, hay otros en los que prima la participación. Son muchos  los casos de grupos de amigos que no juegan al fútbol durante la temporada y se reúnen para hacerlo con motivo del maratón. Traigo tres fotos comentadas por tres alumnas mías. 

La jornada de inauguración. Por Patricia Troya Gutiérrez, Ana Belen Hamisi González y Luz Divina Ortíz Gutiérrez

Aunque lo más importante de la competición deportiva este dominada por el género másculino, la fiesta del maratón es tan importante que la presencia de la mujer es fundamental. No sólo en los escasos equipos que participan, o en las jornadas de inauguración, sino sobre todo en la asistencia de público, para animar a sus amigos, conocidos, novios o familiares, ya estamos ante una fiesta con carácter localista.


¿Tartessos en B-CV?

El maratón y la comunidad educativa de Benalup-Casas Viejas


A Juan Moncayo
el primero que se dio cuenta
de lo importante que sería en este pueblo
el deporte y la educación
Estamos en la semana del 38 maratón de Benalup-Casas Viejas. En esta edición la organización ha decidido dedicarlo a la Comunidad Educativa de Benalup-Casas Viejas. No sólo me parece estupenda esta idea, sino que también pienso que la consolidación del maratón y la extensión de la educación en Benalup-Casas Viejas han sido dos de las cosas más importantes  en estos últimos cuarenta años. Ayer tuvieron lugar la jornada de inauguración y los discursos oficiales. Sobre las relaciones que existe entre el desarrollo del maratón y la Comunidad Educativa  versa el post de hoy. 

El maratón de los niños. Por Pablo Flor Bancalero, Celia Estudillo, Salus Gutiérrez Rosa, Malu Cruzado, Laura Romero Navarroy Alejandro Montiano

Si el maratón es algo más que un deporte, algo más que una actividad, algo más que una fiesta, para los niños esta fiesta de la participación es más emotiva si cabe. Les presento algunas fotos y artículos escritos por los alumnos del IES con ocasión del concurso organizado por el patronato de deportes sobre fotos del maratón.

Luis Orellana Jordán "Torrijas". El artesano de Benalup

Luis Orellana, su madre María Jordan y chiquillería del barrio. Foto Mintz
En un pueblo de artesanos como este, los alfareros destacaron. Muy reconocido fue José Luis Orellana Jordán “Torrijas”. Torrijas ha sido el artesano por excelencia de este pueblo. La ubicación de su taller fue variando con el tiempo, empezó en la Calera, por el actual bar Polvarea, se trasladó a Paternilla y termino en su casa en la calle Torreta. 

Mujeres las grandes olvidadas. El mercado laboral femenino. 20

La tienda de Paz Vela en la calle Doctor Rafael Bernal: comestibles, horno y panadería. Trabajaba la propia dueña, que aparece al fondo de la imagen, y los demás miembros de la familia. La señora que cruza el umbral de la puerta es Juana, la madre de Pepe Sánchez el de Santo.

La ruta por los dólmenes del Celemín. El número I y conclusiones. Y 7

III.10.- El número I. El descubrimiento del Abate Brevil

Y llegamos al final del recorrido, justo donde comenzó el descubrimiento de Brevil. Se trata del dolmen número 1. Fue en este lugar de la cañada de la Jaula, donde viniendo del Monasterio del Cuervo contempló en la campaña de 1916 este primer dolmen. Como estaba en un pequeño túmulo, su vista posibilitó el descubrimiento de los otros nueve en un corto periodo de tiempo, ya que la presencia del hombre con sus cabras impedían la matorralización actual.