headerphoto

La lucha por la Segregación en el franquismo. Y 4

Nicolá Vela en su despedida de soltero celebrada en la Dehesilla. A la izquierda Angelín  toca las palmas

Pero el gran personaje del franquismo que se significó por la lucha por la Segregación fue Nicolas Vela Barca. Alcalde pedáneo de 1958 a 1964, fue concejal en Medina desde 1958 hasta 1987, excepto el periodo que va desde 1964 a 1969.  El 2-2-1964 abandona la alcaldía de Benalup y la concejalía, después de unos años de continuo enfrentamiento con las autoridades asidonenses.

Relato navideño. Año nuevo, vida nueva. Por Franicsco J. Martínez Guerra. 6

La abuela, una dulce anciana de pelo blanco, pañolón, vestido y delantal hasta el tobillo, sobre los hombros una toquilla de lana, que nunca había vestido otra ropa que la del negro luto pasaba aquellas Navidades en casa de sus hijos.

Las víctimas mortales de los Sucesos de Casas Viejas. III.- El incendio del Casarón.Manuela Lago y Jerónimo Silva. 4.d


11.- Manuela Lago Estudillo.- Había nacido en 1915. Era amiga de María Silva Cruz y sus primas, con las que había formado en 1932 un grupo juvenil anarquista llamado “Amor y armonía”. Hija de Fernando Lago Gutiérrez y Rosalía Estudillo tenía 5 hermanos; Juan, Miguel, Ángeles, Mariana y Antonia. Su muerte fue un tanto accidental ya que había ido al casarón de Seisdedos a intercambiar novelas, (ambas eran muy aficionadas a la lectura de este género como se ve en la famosa foto),  con su amiga María Silva, cuando le sorprendió la llegada de las fuerzas del orden al mando del teniente Artal.

La lucha por la Segregación en el franquismo. 3


El año que pudo ser clave para la consecución de la Segregación en el franquismo fue 1963. Hay documentado dos intentos serios de conseguir la segregación en ese año. Uno a través de un informe escrito encontrado en el obispado de Cádiz y otro por la frustrada entrevista en las Lomas con Franco para solicitar la Independencia.

Relato navideño. Año nuevo, vida nueva. Por Franicsco J. Martínez Guerra. 5

Una noche Eloy soñó que dormía en el barracón de un campamento en uno de aquellos grandes saltos hidroeléctricos que en la alta montaña del Pirineo se estaban construyendo y adonde acudían las gentes del Sur y de Galicia a trabajar durante las campañas de verano.

Las víctimas mortales de los Sucesos de Casas Viejas. III.- El incendio del Casarón. Los hijos de Seisdedos, la nuera y el nieto. 4.c

Manuel García Franco, en Puerto Real, hermano e hijo de Francisco y Josefa. Foto Antonio Ramos Espejo.

7 y 8.- Pedro y Francisco Cruz Jiménez nacidos en 1896 y 1889 respectivamente en Zapatero. Aunque en algunos documentos aparece el segundo apellido Gutiérrez, el del padre, al ser considerados como hijos de un matrimonio ilegitimo pues la unión de Curro Cruz Seisdedos con Catalina Jiménez Esquivel no había pasado por la vicaría. Los dos hermanos pertenecían al sindicato de oficios varios, pero siendo el mayor el más activo de los dos. Pedro era uno de los miembros más importantes del sindicato, como prueba el escrito del alcalde pedáneo de Casas Viejas con   fecha 9 de septiembre de 1932: “Entregado el oficio de vocal obrero de la comisión de Policía local al vecino de esta Pedro Cruz Jiménez este me devuelve dicho nombramiento diciendo que no acepta dicho cargo”.

Enlace matrimonial de Nicolasa Vela y Manuel Fernández

Tal día como hoy aparecía en el periódico madrileño La Correspondencia de España el recorte que voy a publicar y comentar.  A primeros de diciembre de 1920  se casó Nicolasa Vela Morales, la hija de Antonio Vela y Luisa Morales. No sé la causa exacta de que el hecho mereciera la atención del citado periódico madrileño, tal vez era publicidad encubierta previo pago o tal vez conocían a algún miembro del periódico o cualquier otro impoderable, lo cierto es que aparece  a modo de los enlaces de la aristocracia o la alta burguesía, costumbre que todavía perdura entre las élites sociales de España.

Relato navideño. Año nuevo, vida nueva. Por Franicsco J. Martínez Guerra. 4

Al galope los caballos dieron aquella noche un rodeo y llegaron a casa de Eloy como una media hora más tarde del prendimiento. El hijo mayor, un chico de algo más de trece años, todo un hombre que sabía lo que hacer en esas situaciones, los oyó en la puerta y, a toda prisa, cogiéndolos de las bridas los alejó de casa llevándolos calle abajo hasta el huerto. En el cañaveral, detrás de la acequia, aflojando las cinchas, dejó caer los fardos y aparejos que ocultó con unos haces de cañas secas y seguidamente guardó los animales en el cobertizo acariciándoles el morro y echándoles un abundante pienso.

La lucha por la Segregación en el franquismo. 2

Alfonso Pére-Blanco Jordán
Posteriormente,  se solicita la segunda  petición formal en el Ayuntamiento de Medina, exactamente fue el 2 de agosto de 1952. Esta petición fue llevada a cabo por Francisco Martínez Ruiz y Alfonso Pérez-Blanco Jordán. En el expediente se piden 22.934 hectáreas, éste pasó a estudio de la Comisión Municipal de Asuntos Jurídicos que en principio le quitó varias hectáreas hasta dejarlo con 15.279 hectáreas, Francisco Martínez y Alfonso Pérez-Blanco no se conformaron con esas hectáreas. Aunque se concedía la parte de la sierra que hoy pertenece a Medina no se hacía igual con Malcocinado y las Torrecillas, por lo que los concejales benalupenses no aceptaron el ofrecimiento.

Las víctimas mortales de los Sucesos de Casas Viejas. III.- El incendio del Casarón. Seisdedos. 4.b


6.-Francisco Cruz Gutiérrez, Seisdedos, el viejo carbonero que había nacido en 1862 y que pese a que no había tenido ningún tipo de protagonismo en la proclamación del comunismo libertario posteriormente sería encaramado como el gran líder del movimiento. Aunque en el libro de defunciones aparece como soltero vivía en unión libre con Catalina Jiménez Esquivel, la cual había muerto y había aportado sus nietos y nuera a la unidad familiar de base ancha.

Relato navideño. Año nuevo, vida nueva. Por Franicsco J. Martínez Guerra. 3

Una noche de Octubre, viniendo Eloy Fiteros cargado de Los Barrios se le adelantó el temporal de aguas pillándole a mitad de camino. Embutido en su capote, totalmente empapado, con fiebre, temblando y al límite de sus fuerzas se vio obligado a parar en el ventorrillo de Blas.

La lucha por la Segregación en el franquismo. 1


Desde la misma formación como pueblo aparecen los intentos de segregación de la población de Casas Viejas con respecto a Medina Sidonia. La población está documentada en la zona desde la prehistoria, hay restos arqueológicos romanos y árabes que demuestran el poblamiento disperso en el área. De 1555 son las primeras fuentes documentales escritas en el que aparece el sitio de Casas Viejas haciendo referencia a una ermita, en la actual iglesia, y a una venta, al final de la actual calle San Elías. Va a ser en el trienio liberal, en 1822, a iniciativa de las recién creada Diputación Provincial cuando aparezca el primer intento de formación de una localidad en el sitio, que al mismo tiempo, como demostró en su artículo del Diario de Cádiz Antonio Morillo, constituye también un conato de independencia de Medina.

José Gómez "El Trueno"


La fotografía es de 1969 en la calle San Juan, a la altura del bar “Resbalón”. A la izquierda, se aprecia una casa que era la oficina de empresa de construcción que regentaban Andrés Cózar y Nono Fernández, hoy en día es la tienda de Altamira. El primer edificio de la derecha es la antigua Plaza de Abastos, al lado la casa del veterinario, D. José Romero Bohollo  y su SEAT 124. Este además del Veterinario del pueblo era el alcalde pedáneo hasta las elecciones municipales de 1979. Pronto dejaría esta casa y se iría a vivir a la Alameda, comprándole la casa a la familia Espina.

La IV ruta de la tapa


Ayer anduve de ruta gastronómica de las setas. Escuché muchas veces que el problema de este pueblo es que no sabe venderse. Tengo un amigo que cuando tiene una idea la repite muchas veces, en vez de argumentarla con ideas complementarias, de añadirle datos a la tesis principal,  él repite la misma frase muchas veces. Ya estoy acostumbrado y; sobre todo,en este caso tiene toda la razón del mundo, no más que un santo, sino la misma. 

Las víctimas mortales de los Sucesos de Casas Viejas. III.- El incendio del Casarón. 4.a

Cuando llegaron los guardias de asalto al casarón de Seisdedos el niño Manuel García Franco estaba en la puerta jugando a la pelota. Este les avisó de que venían acompañados de Manuel Quijada. Ante la pretensión de Artal de que se entregaran los que están dentro se niegan, se produce la muerte de Martín Díaz, la entrada al casarón de Manuel Quijada y el cerco al que fue sometida la vivienda termina con su incendio, ya con el capitán Rojas en la escena. En esta secuencia murieron además de Martín Diaz, ocho personas; Manuel Quijada, Francisco Cruz “Seisdedos”, Paco y Pedro Cruz, Josefa Franco, Francisco García, Manuela Lago y Jerónimo Silva.

Matrimonio. Hombres y mujeres

El audio de hoy lo grabó Jerome Mintz un 5 de noviembre de 1974 a Isabel Rodríguez Vidal. Como antropólogo que era a Mintz le apasionaban las relaciones entre hombres y mujeres, unas relaciones que estaban caracterizadas por el dominio del hombre, en una sociedad tan patriarcal como la de aquella fecha. El punto de vista de la mujer sobre las cosas que le interesa no se encontraba en el ámbito público, pues hay no tenía cabida. El carnaval era una cosa de hombres, pero en las poesías orales de Isabel sí estaba.

Relato navideño. Año nuevo, vida nueva. Por Franicsco J. Martínez Guerra. 2

En el pueblo de al lado se casó y allí nacieron sus tres hijos. Hacía casi tres años que el teniente de la Guardia Civil le advirtió seriamente para que dejase el contrabando. El, que no tenía otro medio de vida, acordó con Ana, su esposa, marchar de allí y en menos de un mes, después de aquel suceso, se vino a vivir a la aldea adonde ahora residía. 

Las víctimas mortales de los Sucesos. II. Primer muerto local y heridos.3


A las doce horas el sargento Rafael Anarte Viera recibe la orden del jefe de la línea de Medina Sidonia D.Manuel Martínez Pedré de dirigirse con 11 números de la Guardia Civil desde esa localidad a Casas Viejas, conocedores de los disturbios ocurridos la madrugada del 11 de enero. Llegan a las 13,30 horas, disparando indiscriminadamente. Anarte conoce muy bien el pueblo pues estuvo destinado en él varios años.  Se produce el primer muerto entre la gente del pueblo que no eran fuerzas del orden y dos heridos. Los dos únicos heridos de la parte del campesinado, de la supuesta revuelta.

La huelga como instrumento de negociación

Las huelgas campesinas  fueron muy abundantes en el campo del entorno como síntoma de la conflictividad laboral y del problema agrario. Dos periodos fueron especialmente intensos; la primera Guerra Mundial y la Segunda República. En el audio se puede escuchar a Pepe Pareja en 1966 contándole a Mintz. 
J.M.- ¿Había muchas huelgas en el 31 y 32?
P.P.- De ahí para atrás
Para entender estas huelgas campesinas, su finalidad y su funcionamiento hay que retrotaerse al contexto del campo andaluz del siglo XIX primer tercio del XX. Estamos ante una sociedad jerarquizada, rural, rígida y latifundista, donde el terrateniente tiene una posición claramente superior y ventajista a la del trabajador. En ese contexto se impone el típico paternalismo implícito del que se siente y se sabe superior. Para romper ese paternalismo y mejorar las condiciones laborales aparece la huelga en el campo andaluz, como uno de los principales medios. La huelga es, por tanto, básicamente un instrumento de negociación para mejorar las condiciones laborales. Pepe Pareja lo explica muy bien en el audio: 

Las víctimas mortales de los Sucesos. I.- Los muertos de las fuerzas del orden público. 2 b

Manuel García Álvarez e Ignacio Martín Díaz, foto Iglesias
A los dos guardias civiles se les abrió un expiediente para otorgarle la medalla de San Fernando. En él aparecen distintas valoraciones sobre su actuación. Tanto el juez instructor, como los guardias civiles que estaban en el cuartel y sobreviviveron al ataque o los que vinieron con Anarte insisten en el carácter militar de su acción y en la defensa de la legalidad vigente. Las personas del pueblo que declaran se fijan en otros matices.