headerphoto

Los niños hombres. ¡Foto, foto!. Y 20

La fotografía es de 1969, en la puerta de la casa de la familia Castellet Cantero, en la calle Benalup. Mintz era amigo de la familia, sobre todo, del abuelo paterno «Pinganillo». Muchas lecturas admite la imagen, aunque una es segura: los hombres son mayoría frente a las mujeres. Los hermanos Castellet están en primer plano y los hermanos Francisco y Antonio González Pérez (nietos de otro amigo de El americano y participante en los sucesos de Casas Viejas, José González «Pepe Pilar»), están al fondo.

Un día de Julio 02 (Relato de ficción). Por tierras jerezanas. 2. Por Francisco J. Martínez Guerra

El tren fue parando en algunas estaciones, más de media hora en un apeadero cercano a  Sevilla, esperando el paso del “mercancías” que venía en dirección contraria por la única vía en servicio de la línea en aquel tramo. La parada, en esas circunstancias, en el interior de un vagón repleto de viajeros, muchos de ellos en los pasillos y descansillos de pie o sentados sobre sus bultos y maletas, bajo el calor insoportable de una mañana de julio en la que apenas se movían las hojas de los árboles, se hizo interminable. Fue un gran alivio ver de nuevo al factor de la estación cuando, tras el paso del mercancías, se dirigió a la cabecera del expreso dando la orden de salida levantando la banderita; un gran silbido, unos cuantos jadeos y chorros de vapor y la vieja locomotora, renqueando, puso de nuevo el tren en marcha prosiguiendo su viaje al sur. 

Casas Viejas de sitio a municipio. 1

La torre de Benalup (1908) Fotografía Enrique Romero de Torres
Ya hemos visto otras veces como el análisis de los distintos nombres que ha tenido el pueblo (Ben-alud, Casas Viejas, Benalup de Sidonia, Benalup, Benalup-Casas Viejas…) nos sirve para conocer su evolución histórica y entenderlo, por tanto mejor. Lo mismo va a ocurrir con la calificación que se le otorgue a su poblamiento, hoy en día es un municipio de pleno derecho pero antes fue una pedanía, un barrio, una aldea (siempre con el adjetivo posesivo de Sidonia) o antes fue un pago, un caserío, un sitio, unas casas o una alquería. El análisis de las distintas denominaciones nos va a permitir hacer un recorrido por su historia, deteniéndonos en sus distintas fases, pudiendo comprobar como existe relación entre su toponimia y sus características económicas y políticas.

El cierre del primer sindicato anarquista en 1915

Titulares del Diario de Cádiz del 14-6-1915
Tal día como hoy se cerró el primer sindicato de inspiración anarquista que se formó en Casas Viejas. Dos días después, el 6-7-1915 el diario La Información dice: “El señor juez especial que entiende en la causa con motivo de la muerte del presidente de la sociedad obrera de la aldea de Casas Viejas remite a este Gobierno Civil certificado del auto recaído suspendiendo en sus funciones a las sociedades Centro Obrero de Agricultores y Centro Instructivo de obreros, por el delito de conspiración para el de sedición”.

Los niños hombres. Niños jugando. 19

En la fotografía cuatro niños hacen un alto en sus juegos por la presencia de la cámara de El americano. Los juegos son consustanciales a la niñez, desde la más tierna infancia los acompañan en su entretenimiento, aprendizaje y socialización. Los juegos reflejan la sociedad en la que se desarrollan. No se sabe si lo más importante de la imagen es la actividad que están desarrollando los niños; los juegos con los que pasan el tiempo o el contexto de escasez en el que se desarrollan: la choza adjunta, los cascos de las macetas recicladas de cubos inservibles, el resto de la rueda de una moto... O presumiblemente es el conjunto lo que Mintz retrata en esta fotografía: las duras condiciones en las que se criaron los niños de Benalup en los años sesenta y setenta.

Los participantes en los Sucesos de Casas Viejas. Francisco Durán Fernández. 34

De las 28 víctimas mortales de los Sucesos solo cuatro fueron mujeres. De los cerca de 100 encarcelados, solo dos; María la Libertaria y Antonia Márquez… parece como si los datos concluyeron que las consecuencias negativas de estos hechos fuera una cosa de hombres. Nada más lejos de la realidad. Los datos reflejan la sociedad paternalista de la época, pero el sufrimiento se repartió a parte iguales entre hombres y mujeres. Un caso paradigmático es el de Catalina Fernández Rodríguez, la madre de Francisco Durán Fernández, el protagonista de la entrada de hoy.

Un día de Julio 01 (Relato de ficción). Por Francisco J. Martínez Guerra

Resumen: 
El Hno. Antonio llega a Casas Viejas para llevar vida de desierto en las ruinas del convento del Cuervo lugar que ya le era conocido (Ver “San Elías”)
El relato recrea las incidencias del viaje y la llegada un día de levante, por la festividad de S. Elías, en el que la aldea vive el ambiente de los días previos a las fiestas de Santiago y Santa Ana.
Aclarar que lo que se cuenta, sobre tan singular personaje y las pequeñas cosas y sucesos de la vida diaria de una época en la que la distracción de muchos jóvenes y mayores estaba exclusivamente en la calle y el bar, es pura ficción basada en el recuerdo.  
                                                       
                                                                        *****  

Los niños hombres. En la venta Nueva. 18

Un grupo de niños posa ante la cámara de Mintz. Están en la venta Nueva (durante muchos años lugar de encuentro de los trabajadores que partían hacia el campo a ganarse el jornal) y vienen de echar la jornada en Las Lomas. Las gorras, el jarrillo de lata y las correas o guitas que sujetan sus pantalones nos hablan de una época de carencias.

Los participantes en los Sucesos de Casas Viejas, Manuel Moreno Cabeza. 33

Manuel Moreno Cabeza y Gallinito a su derecha. A la derecha de nuevo Rompemontes

Con el caso de Manuel Moreno Cabeza vamos a analizar seis características comunes a muchos de los que participaron en los Sucesos y sufrieron represión y persecución por ello. Manuel Moreno Cabeza “Rompemontes” Nació el 30 de mayo de 1891, su padre fue  Rafael Moreno Moreno y su madre Cristobalina Cabeza Sánchez, tenía 6 hermanos más (Antonia, Andrea, María, Francisco, Ricardo y José, estos dos últimos detenidos por los Sucesos) y sabía leer y escribir.

Los niños hombres. Poniendo trampas. 17

En la fotografía se observa a los hermanos Moreno Reina (José, Manuel e Ignacio) en el campo. Están preparando las «perchas», unas trampas de alambre y madera que servían para la caza de pequeños pájaros insectívoros. Antes de ponerlas había que buscar gusanos o alúas, y aunque al principio se utilizaban más los gusanos, luego se impuso la alúa, la hormiga con alas. 

Graduación de María González

Mi amiga María González al cuadrado se graduó anoche en la facultad de odontología de Sevilla. La buena noticia coincidió con que horas antes le dieron la nota del último trabajo con lo que el acto coincidía con el fin real de sus estudios y con que a su hermano, Antonio González al cuadrado, después de  estar un año de prácticas en Nueva York becado por Extenda y otros seis meses en una empresa de Jérez ha sido contratado por ésta última para seguir realizando funciones de comercio exterior relacionadas con su doble titulación en LADE y Derecho. Se explica que mis amigos Pepe González y Pili González resuman satisfacción por los cuatros costados en esta foto.

Hace 81 años


De esta foto hace hoy 81 años. Es de Dubois y representa un momento del juicio celebrado el 27 de junio. Se celebró en el cuartel de San Roque, en Cádiz. Se reunió el Consejo de guerra para juzgar los Sucesos acaecidos en Casas Viejas relacionados con el asedio y asalto al cuartelillo de la guardia civil, hechos en los que resultaron muertos el comandante del puesto, sargento Manuel García Álvarez y el guardia del mismo puesto Ramón García Chueco.

Aquí cabemos todos

Este es un blog de historia de Casas Viejas y la educación me parece íntimamente ligada con ello. Además escribo de lo que me importa y me interesa. Los resultados de selectividad me parecen algo trascendental, no sólo por sus implicaciones generales, sino también por las personales. Este curso era especial.

Los niños hombres. Emilio el Latero y la muchachada. 16

Emilio Vargas Castelar era el latero del pueblo y como tal lo fotografió Mintz muchas veces. Emilio se dedicaba a trabajar la lata, buscaba restos y hacía utensilios como jarrillos, jarras... También se dedicaba a reparar los paraguas, las ollas y cazuelas que estaban en mal estado, además de limpiar las latas con betún. Arreglaba también los cántaros para la leche o el aceite, los vertedores para las tiendas de comestibles, los baños para fregar la vajilla, los recipientes para el aseo de las familias que vivían en casas sin cuarto de baño –la inmensa mayoría hasta muy avanzada la segunda mitad del siglo XX–, embudos, candiles, faroles...

Los participantes en los Sucesos de Casas Viejas. Manuel Vera Moya. 32

Manuel Vera Moya
Tenemos ya establecido que la mala estrella fue una de las características de todos los que participaron en los Sucesos de Casas Viejas. Los que murieron en el 33 no eran los que habían tenido un mayor protagonismo y liderazgo, estos habían huido al campo, sino que fundamentalmente pertenecían al ámbito sociológico del campesinado anarquista de Casas Viejas y al no huir al campo encontraron la muerte. La vicisitudes posteriores de la gente que participó en los Sucesos continúa la misma tendencia. Ninguno tuvo suerte en la vida, pero algunos la tuvieron peor que otros. Ese es el caso de Manuel Vera Moya. 

Los niños hombres. Sembrando en los Arenalejos. 15

Los hermanos Mateo Montiano siembran en Los Arenalejos. Para el cuello el padre le ha preparado un artilugio que sostiene la olla donde están las simientes. Un cuerda les indica el «lineo» por donde han de depositarlas. No se aprecia qué siembran, lo que si deja bien claro la imagen es el método tan artesanal y que niños de pocos años saben hacerlo.

Paneles turísticos informativos

Aunque ya llevan una semana colocados en el pueblo, hoy ha aparecido en la página web del ayuntamiento la información sobre estos paneles turísticos informativos que han sido financiados por la UE, a través de los fondos FEDER (80%) y de la Conserjería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta Andalucía (20 %). Estos paneles han sido gestionados y coordinados por el GDR del Parque de los Alcornocales y la oficina de turismo del Ayuntamiento de Benalup-Casas Viejas. 
Me parece una magnífica iniciativa no sólo por el hecho en sí de que viene a llenar un enorme vacío que existía en el pueblo en cuanto a información turística, sino también a que la lectura detallada y pausada de estos paneles informativos nos lleva a la conclusión de que se han realizado con la atención, el cuidado y el interés que se merecen este tipo de iniciativas.

Inauguración de la iglesia Nuestra Señora del Socorro


El 22 de junio de 1933 se inauguró oficialmente la iglesia de Nuestra Señora del Socorro, aquel templo que empezó a construirse en 1915. El acto va a estar marcado, a nivel general,  por el ambiente convulso de la Segunda República, donde el conflicto religioso se utilizó por uno y otros para dirimir viejos problemas endémicos de España, y a nivel concreto, por los Sucesos de Casas Viejas, que habían ocurrido cinco meses antes.

Los niños hombres. Antonio Guerrero "El Meinato". 14

Precioso primer plano de El Meinato, un niño jornalero que va a trabajar a las Lomas. De la «binaera», el sombrero y la mirada podemos deducir que no ha tenido infancia, y si la ha tenido ha sido muy breve. Hasta hace poco la niñez era una etapa sin importancia, de transición, corta y fugaz, de la cual se perdía enseguida el recuerdo. La incorporación temprana al mundo laboral era necesaria, lo que provocaba que la madurez, la libertad y el tener que enfrentarse en solitario a los problemas de la vida llegaban pronto, mucho antes que en la época actual. El campo curtía, las muchas horas a la intemperie, al sol y al agua encallecían las manos y endurecían la piel y el carácter: la personalidad se forjaba demasiado pronto.

Los participantes en los Sucesos de Casas Viejas. José Pérez Franco "Pata de Paño". 31

El pasado importa más, la mayoría de las veces, para explicar el presente que para entender lo que ha ocurrido en otro tiempo anterior. Por ello los Sucesos de Casas Viejas, desde 1933 hasta la fecha han sido tan manipulados, tergiversados y falsificados, como voy a poner de manifiesto a través del personaje de la entrada de hoy, José Pérez Franco, Pata de Paño. A Ana, Gema, Carolina e Irene en su trabajo sobre los 26 de Casas Viejas le dijeron: “Era sobrino de “Seisdedos”, era uno de las mismos, de ideas. Participó en los Sucesos, era el más joven, con tan solo unos 18 años, ya era político y tenía problemas con ese tema, también lo metieron en la cárcel por cuestiones de política, como todos los que están en esta foto”. Sus informadores eran personas mayores del pueblo que lo habían conocido.